Glaciares, El deshielo minuto a minuto

agosto 8, 2018 6:11 pm

Por: Luis Eduardo Forero Medina
Los glaciares en Colombia se siguen evaporado, el Nevado Cumbal, el más alto con 4790 msnm, desapareció en 1985, los nevados Cisne, Quindío y Pan de Azúcar se derritieron completamente en 1960, el Chiles en 1950, el de Sotara y Galeras en 1948, y el Volcán del Puracé se desvaneció en 1940.

En todo el mundo los glaciares de montaña se eclipsan, se deshacen más rápido en algunos lugares que en otros; en Sudamérica, para el 2023, los glaciares andinos al norte del trópico podrían desaparecer, según noticias de la ONU.
En Colombia está la formación montañosa litoral más elevada del mundo, la Sierra Nevada de Santa Marta, que hace parte del área glaciar nacional de 37 km2, distribuidos en dos sierras nevadas y cuatro volcanes nevados, a lo largo de la Cordillera de los Andes, la cadena montañosa emergida más larga del mundo. En el planeta solo tres zonas tienen glaciares cerca a la línea del Ecuador, Colombia–Ecuador, Oriente de África y Nueva Guinea, indica la agencia de noticias UN. “Nuestros glaciares se ubican sobre las montañas que tienen picos por encima de 4850 metros sobre el nivel del mar aproximadamente. Ese factor, la altitud, es el que permite tener una maravilla de tal magnitud”, indicó el Ideam ( Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales). En la Sierra Nevada de Santa Marta, está el pico Cristóbal Colón , el más alto excluyendo de la gran cordillera de los Andes y el más alto de Colombia (5.776 m). La Sierra Nevada de Güicán, El Cocuy – el pico más importante- y Chita, son los glaciares más extensos del país, y únicos hacia el norte de la cordillera oriental. Este trío, las autoridades de parques nacionales, los asemejan a “un rosario de perlas blancas que brilla bajo el sol ardiente de los Andes”. Son descritos como una masa conformada por más de 25 picos cubiertos de hielo y nieve. A su alrededor están 150 lagunas, estupefactas por la nevada del Cocuy después de dos décadas. De los glaciares que quedan en Colombia, que son vecinos de los páramos, están sobre estructuras volcánicas clasificadas como activas, el Volcán Nevado del Ruiz, el más septentrional y de mayor altitud de la cordillera Central. Este nevado, ubicado entre los departamentos de Caldas y Tolima, municipios de Villamaría y Murillo, en 1985 el Ruiz mostró su furor sobre Armero, Tolima. El Nevado del Huila, el glaciar más meridional del país, es la cumbre más alta de los Andes colombianos. La altura máxima de este nevado, el Pico Central (5364 msnm), es el punto más alto de la cordillera Central y de los Andes en Colombia. El volcán se localiza en el resguardo de origen colonial “Wila”, territorio del pueblo Nasa. El nevado del Huila, conformado en su cima por cuatro picos, presentó erupción del 20 de noviembre de 2008. El nevado de Santa Isabel, plantado entre los nevados del Tolima y del Ruiz, es el de menor altitud en Colombia. Este nevado está ubicado entre los departamentos de Risaralda, Caldas y Tolima. El Nevado Santa Isabel en 1850 tenía un área del glaciar de 27.8 kms2, en 2017 es de 0.63 kms2. “Como un cono casi perfecto con su punta hacia el cielo”, se ve el Volcán Nevado del Tolima, uno de los más llamativos. Este nevado, ubicado en Ibagué, es elegido por los turistas para montañismo, ascensos en hielo y fuentes termales. El Volcán Nevado del Tolima en 1850 tenía un área del glaciar de 8.6 kms2, en 2017 es de 0.57 kms2. Los seis glaciares, integran el Parque Nacional Natural, abastecen de agua a miles de personas de municipios adyacentes. Ibagué, la capital del Tolima, toma su agua de una fuente superficialmente vinculada al glaciar: el río Combeima. Otros nevados menos conocidos son el Volcán Cerro Machín en Ibagué y Volcán Cerro Bravo, en Herveo, norte del Tolima. Entre los beneficios de los glaciares, está de proveer agua para uso doméstico, agrícola e industrial durante la estación seca o en épocas de sequía, resalta la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).
Un enemigo poderoso de los glaciares es el cambio climático registrado desde 1990, especialmente el aumento de la temperatura. Consecuencias de la extinción de los glaciares son variadísimas, como la probable desaparición de especies de fauna y flora o el oscurecer de sitios del Patrimonio Mundial. Gracias al IPCC sabemos que de 1880 a 2012 la temperatura media mundial aumentó 0,85 °C.; que los océanos se han calentado, las cantidades de nieve y hielo han disminuido y el nivel del mar ha subido. IPCC, es el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU. Los ecosistemas más afectados son los glaciares y los arrecifes de coral, indica un informe de la Cumbre del Clima de Bonn (COP23) de 2017. Hacia el fin de este siglo, la temperatura en la zona andina habrá aumentado de manera significativa, como se deduce de varios estudios citados por la Unesco. La cobertura glaciar en nuestro país en los últimos 50 años ha disminuido 63%, se indicó en la LAUD 90.4 fm estéreo.
@luforero4

Deja un comentario