CAPS, esperanza de vida para una mujer abandonada y enferma

septiembre 16, 2018 10:03 am

Tags de esta nota:

Foto: saludcapital.gov.co

En el Centro de Atención Prioritaria en Salud (CAPS), Samper Mendoza, una mujer de 52 años, en condición de abandono y con diagnóstico de retraso mental severo, síndrome dismórfico, esquizofrenia, síndrome de desacondicionamiento físico crónico e hipertensión arterial recuperó su ilusión de vivir gracias a la atención que recibe por parte del equipo de profesionales de la salud.

Hace 10 meses la paciente ingresó a la Unidad de Servicios de Salud (USS) Santa Clara con múltiples lesiones de piel, dificultad en su movilidad, incapacidad para articular palabras de forma coherente, con comportamientos de manía, labilidad emocional, agitación psicomotora y estado de desnutrición. Allí fue estabilizada y tratada hasta que presentó evolución satisfactoria; posteriormente remitida al CAPS para su recuperación.

Nataly Duque Salazar, referente enfermería de baja complejidad explicó que “los profesionales de la salud del CAPS Samper Mendoza la apadrinamos y establecimos planes de cuidado de enfermería, adecuados y coherentes para las deficiencias en salud que encontramos en ella”.

La funcionaria agregó que la mejoría de la paciente es notable ya que el tratamiento que se le realiza ha generado un beneficioso impacto en ella, pues sus lesiones en la piel mejoraron, puede movilizarse acompañada por un caminador, ha aprendido nuevas oraciones y su proceso de rehabilitación va por buen camino.

“Es importante resaltar que esta paciente es una persona que requiere de cuidado permanente y asistencia en todas las actividades de la vida diaria por parte del personal de enfermería, y aquí en el CAPS Samper Mendoza seguiremos brindándole atención oportuna” afirmó Nataly Duque.

Actualmente, la paciente no ha presentado nuevos eventos de agitación psicomotora, esto gracias al trabajo constante del equipo de salud de la Unidad, además, se está a la espera de encontrar un hogar de paso para ella.

Deja un comentario