DEFENDAMOS A ULTRANZA LOS DERECHOS DE LAS NIÑAS Y DE LAS MUJERES

octubre 8, 2018 5:42 pm

Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (200)

Llegamos a la lección 200 de nuestro diplomado en Educación para la Vida en Familia. Es importante conocer la opinión de los lectores y por supuesto que sus propuestas para ajustar y mejorar lo que corresponda. Estoy convencido que Colombia, sin petulancias el mundo, necesita de la clase, de la orientación para lograr un sana convivencia en familia. Los demás animales nacen con el conocimiento necesario para atender a sus crías. Ellos tienen un mundo predeterminado y no lo pueden cambiar.

Los seres humanos cambiamos todos los días nuestro entorno y debemos aprender a vivir en el nuevo que formemos. Y podemos mejorar nuestros modelos de vida para ser más felices y para ayudar a la felicidad de los demás.

Gracias por el envío de sus comentarios.

EL 11 DE OCTUBRE, DÍA DE LA NIÑA. CERO VIOLENCIAS CONTRA LAS NIÑAS

El 11 de octubre es el día universal de la niña, por disposición de la Organización de las Naciones Unidas, ONU. Se me ocurre que todo octubre debe ser mes de las niñas, para que logremos formar conciencia sólida sobre la necesidad de trabajar sin descanso para garantizar los derechos de nuestras niñas.

Niña es toda mujer menor de 18 años. Tenemos niñas infantes y niñas adolescentes. Cada grupo con sus necesidades particulares y todos con la obligación de tratarlas de tal manera que no haya un solo acto de violencia, de ofensa, contra las niñas.

Invito a que realicemos acciones de verdad, no meros discursos ni más declaraciones, para restablecer los derechos de nuestras niñas. Que no sea un día más, sino el comienzo de un trabajo continuo que permita que nuestras niñas tengan una vida digna en todas sus dimensiones humanas y sociales.

Las niñas fueron tratadas, en muchos casos siguen siendo tratadas, como personitas que van a crecer y se volverán mujeres y como tales deben ocupar un segundo o tercer lugar en la familia y en la sociedad. Los rescoldos del machismo claman porque la mujer sea objeto sexual y que pacientemente obedezca porque puede necesitar dinero y presentarse como la esposa o mujer de un hombre con poder.

De suyo hay mujeres que ostentan ser esposas de un tal fulano y olvidan que es ese fulano el que debe sentirse orgulloso de compartir su vida con una mujer como quien aceptó ser su compañera.

Las barreras que deben superar nuestras niñas son obstáculos difíciles. Son como las pruebas que tuvieron que vencer Hércules o Ulises. Hay mujeres para quienes sus vidas son verdaderas odiseas.

Hay que encontrar soluciones. De frente, sin tapujos, de manera decidida hagamos lo siguiente:

1) Cero embarazos hasta los 22 o 25 años de edad. Hay que echar mano de todos los medios anticonceptivos.
2) Educación de calidad que se inicia en la familia y se complementa con excelente instrucción en la escuela.
3) Subir todos los niveles de estima femenina
4) Crear cultura de cero tolerancias contra todas las formas de violencia contra la mujer.
5) Cero riesgos de explotación o abuso sexual. El cuerpo de las niñas debe ser sagrado.
6) Protección integral de la salud de las niñas. Cuerpo, mente, espíritu, afecto
7) Cero riesgo de ser reclutadas para formar parte de grupos delincuenciales o guerrilleros
8) Cero interés por parte de la mujer se ser igual con el hombre por su vulgaridad, aceptación del licor y promiscuidad.

Comprometámonos solemnemente como padres, abuelos, custodios, maestros, sociedad civil, autoridades, a trabajar sin pausa y sin descanso para lograr la protección de nuestras hijas, nietas, hermanas, sobrinas y toda la infancia femenina en general. Que la Divina providencia nos ayude para tener éxito en esta tarea.

NOVIEMBRE MES DE LA NO VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Para completar las tareas para que tengamos cero violencias contra las niñas es importante recordar que el 25 de noviembre es el día universal de la NO VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES. Y no debe ser un día, sino todo el mes de noviembre. Y muchos dirán que deben ser todos los días de todos los años. Todos tienen razón y lo más importante es que haya obras, acciones, hechos que minimicen toda forma de violencia contra las mujeres. Y cuando dijo TODOS, incluyo a niños, niñas, hombre y mujeres en general. ¡Todos somos todos!

UNA VIDA DE HORROR PARA NUESTRAS NIÑAS Y NIÑOS

Vivimos en una sociedad insensible, indiferente en la que se han posicionado los genios del mal, de la muerte, de la destrucción del género humano.

Del universo de noticias fragosas las que más me han causado daño son las relacionadas con menores de edad. En todo el mundo, niñas y niños, son ofendidos, mutilados, abusados, asesinados. En Colombia estas conductas están muy cerca del metro cuadrado en el que nos movemos.

Llamo su atención para que miremos a nuestro alrededor. Seres engendrados sin las mínimas garantías de que tendrán sus derechos fundamentales garantizados. Recién nacidos abandonados en bolsas de basura. Bebés maldecidos por sus madres o padres porque los consideran obstáculos para sus proyectos de vida. Pequeñuelos ofendidos con vulgaridades, groserías que es difícil imaginar en un trato humano. Infantes que van creciendo, si este verbo fuere de recibo y van exponiendo sus huesos por la hambruna a que están condenados.

Niñas violadas, maltratadas y asesinadas de manera infame por seres inhumanos que no merecieron haber nacido y que no merecen vivir. Niños que son obligados a convivir con padrastros y madrastras que los violentan para descargar sus odios con la complicidad de padres o madres sádicos que de esta manera creen que se están vengando de sus exparejas o que simplemente aceptan esa violencia a cambio de una merienda para sobrevivir. Niños y niñas en medio de una guerra infame generada por el comercio mortal de marihuana y cocaína y que los asesinan, los secuestran, los reclutan, los violan, los toman como escudos humanos. Los efectos del rechinar, del crujir de dientes de la mitología son leves lesiones frente a la crueldad a la que están condenados nuestros niños y niñas.
¿Y quiénes son los responsables de este escenario apocalíptico? Todos, todos somos responsables por acción o por omisión. No evadamos nuestra responsabilidad y enfrentemos el problema.
Por favor su ayuda, su apoyo, sus ideas para que por lo menos podamos minimizar la bestialidad inhumana que por desgracia no ha tocado vivir.

Sembremos la paz en la familia. Ya. En unos minutos puede ser tarde.

Bogotá, del 8 al 14 de octubre de 2018

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com
Telf. 3153374680

Deja un comentario