Nuevo Modelo de Salud va por buen camino, pero requiere ajustes

octubre 10, 2018 3:33 pm

Tags de esta nota:

Foto: Prensa Veeduría Distrital

Luego de dos años de la puesta en marcha del Nuevo Modelo de Salud en Bogotá, la Veeduría Distrital entrega los primeros resultados del período 2015-2017 relacionados con la solidez financiera, la oferta de servicios y la oportunidad de atención a los usuarios, a partir de la creación de las cuatro Subredes Integradas de Servicios de Salud ESE de Bogotá D.C.

Para evaluar la solidez financiera se realizó un análisis presupuestal y financiero. El análisis presupuestal consistió en una comparación entre el recaudo efectivo y los compromisos adquiridos en 2017 de cada una de las Subredes. Se encontró que las cuatro comprometieron más recursos de los que efectivamente recaudaron, es decir, presentaron un déficit presupuestal. El menor déficit lo tuvo la Subred Sur Occidente ($37.063 millones de déficit) y el más alto la Subred Sur ($74.887 millones de déficit). “Estos datos nos dejan ver que uno de los grandes retos que mantiene el sistema de salud en la capital, es la estabilidad presupuestaria”, explicó el veedor Distrital, Jaime Torres-Melo.

El análisis financiero, que midió la evolución en materia de capital, calidad del activo, capacidad de gerencia, rentabilidad y liquidez entre 2015 y 2017, determinó que las Subredes Centro Oriente y Norte presentaron una mejor gerencia financiera que se ve reflejada en mejores indicadores de rentabilidad y liquidez, por el contrario la Subred Sur presentó un crecimiento significativo en los gastos operativos, situación que conllevó a esta Subred a enfrentar un mayor nivel de pérdidas.

“El cobro de deudas representa uno de los mayores riesgos que enfrentan las subredes, esta situación se genera principalmente con la EPS-S Capital Salud y su nuevo modelo de pago, al ser el mayor cliente de éstas. A pesar de lo anterior, se registran avances significativos en la depuración de las cuentas por pagar y cobrar, en los procesos de negociación con deudores y proveedores, y en la estandarización de los estados contables, lo que facilita el análisis y la transparencia en la información”, afirmó el Veedor Distrital.

En cuanto a los cambios en la oferta de los servicios de salud, la Veeduría Distrital comparó el número de atenciones entre 2015 y 2017 en cuanto a los servicios de consulta externa, egresos por hospitalización, observaciones de urgencias, eventos obstétricos y procedimientos quirúrgicos. Al respecto, las observaciones de urgencias fueron el único servicio que aumentó con un crecimiento del 4%, mientras que las atenciones en los demás servicios presentaron una disminución, siendo el servicio de consulta externa el que presentó la mayor caída (21%), en el periodo analizado. A continuación se presentan algunas de las razones identificadas de este comportamiento:

“El incremento de las atenciones en observación de urgencias en la Red Pública va en contravía de los objetivos planteados en el Nuevo Modelo de Salud, por lo que la Veeduría Distrital hace un llamado a la Administración para identificar las causas de este comportamiento que pueden estar asociadas con la utilización de este servicio como puerta de entrada del sistema de la población no afiliada, especialmente en las Subredes Norte y Sur Occidente, donde se concentra la mayor proporción de las atenciones en las unidades de mayor complejidad.

En cuanto a los factores de la demanda, que incidieron en la caída del número de atenciones o servicios prestados se encuentran: la disminución en un 7% del número de afiliados al Régimen Subsidiado entre 2015 y 2017, la caída en la tasa de natalidad de la ciudad y la persistente alta tasa de inasistencia a citas por parte de los usuarios.

Así mismo, mejoras en la reorganización de los servicios del nuevo esquema tales como: la integración y el mejoramiento de los procesos de traslado de pacientes entre las Unidades de Servicio de cada subred, la digitalización de la historia clínica y la unificación de sistemas de información, han contribuido a la reducción de atenciones y trámites innecesarios, redundando en ahorros al sistema.

“Uno de los aspectos que el estudio resalta es que la tasa de partos por cesárea se mantuvo alrededor del 34% en toda la Red Pública de Salud, cifra muy superior a la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (10%-15%). En este sentido, sobresalen las Unidades de Servicio de Salud Occidente de Kennedy en la Subred Sur Occidente y Engativá Calle 80 en la Subred Norte, ambas con valores superiores al 40% en este indicador”, resaltó el Veedor Distrital.

Por último, la Entidad de control preventivo evaluó la oportunidad y la satisfacción de los usuarios con los servicios de salud, así como indicadores de seguridad en la prestación de servicios. Al respecto, identificó que: 1) la oportunidad de acceso a los servicios de medicina interna muestra los mayores tiempos de espera promedio (hasta de 31 días en la Subred Norte en el segundo semestre de 2017); 2) hay dificultades para cumplir con el tiempo de espera máximo establecido por la normatividad para los servicios de medicina y odontología general (3 días hábiles) y 3) los indicadores de seguridad no evidenciaron mayores riesgos para las cuatro subredes, con excepción de la tasa de cancelación de cirugías en la Subred Sur Occidente, superando significativamente las demás subredes.

La Veeduría Distrital recomienda desarrollar acciones para:

·Mejorar el recaudo para garantizar la solidez financiera del sistema.

·Disponer de nuevas fuentes de financiación que permitan mejorar el flujo de ingresos y la sostenibilidad financiera de las cuatro subredes, por ejemplo fortalecer los convenios para atender población del régimen contributivo.

·Avanzar en la puesta en operación de los nuevos Centros de Atención Prioritaria en Salud CAPS proyectados en el Plan Distrital de Desarrollo “Bogotá Mejor para Todos” 2016-2020, con el fin de disminuir los costos de acceso de los usuarios a servicios de medicina especializada.

·Fortalecer el sentido de corresponsabilidad entre los usuarios, con el fin de disminuir la inasistencia a citas.

·Implementar un sistema de información integrado o interoperable que facilite la generación de información oportuna y confiable de todo el sistema.

Deja un comentario