178 parques presentan alto deterioro y se usan para parquear y consumir drogas

octubre 11, 2018 9:49 am

La Personera Distrital Carmen Teresa Castañeda, denunció que de 338 parques de bolsillo de los 1.601 registrados por las autoridades distritales, 178 no tienen contrato vigente para su mantenimiento, no hay un inventario actualizado del número de ellos, ni de su estado y en muchos casos se desconoce el uso que se les está dando.

La funcionaria advirtió que la falta de inventario de los parques de bolsillo, que son aquellos con menos de 1.000 metros cuadrados destinadas para la recreación, impide elaborar una planeación seria para su mantenimiento e inversión.

Reveló que de estos 178 parques sin contrato, 47 están sin delimitación o señalización que los identifique como espacios públicos destinados para la recreación, 49 parques tienen el mobiliario en muy mal estado, 16 están siendo usados como parqueaderos de vehículos por parte de particulares y 5 se encuentran bajo cerramiento o controles de acceso, convirtiéndolos en parques privados.

Lo más grave es que otros 61 parques presentan un acelerado deterioro, de ellos, 49 tienen el mobiliario en un muy mal estado, en muchos casos, convirtiéndose en sitios inseguros, que son usados para el consumo de estupefacientes.

En cuanto al inventario de parques del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), este no está actualizado ni coincide con el registro que tienen los Fondos de Desarrollo Local. Tampoco concuerdan, en algunos casos, las direcciones, áreas y su estado, lo que impide hacer un seguimiento riguroso de sus necesidades.

«Se requiere la reclasificación del uso de estos espacios, toda vez que están ubicados en senderos peatonales, en frentes de viviendas, donde son usados para el ingreso de vehículos y presentan interrupción en las zonas verdes por la construcción de espacios con otros fines», indicó la Personera.

De igual manera, se evidenció falta de planeación por parte de las alcaldías locales para la priorización del mantenimiento de los parques, pues no hay coherencia entre los diagnósticos y sus necesidades. La falta de planeación hace que los recursos se destinen en su gran mayoría a la construcción de parques nuevos, dejando sin recursos el mantenimiento de los existentes intervenidos en vigencias anteriores.

Indicó que a la fecha existe un presupuesto de $279.820 millones para la vigencia 2017-2020, para el mantenimiento de los parques, de los cuales sólo se ha usado el 25,8%, es decir, $72.278 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *