IGUALDAD DE GÉNEROS Y ABORTO LIBRE

octubre 15, 2018 5:19 pm

Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (201)

¿MUJERES IGUALES O MEJORES QUE LOS HOMBRES?

La creencia de que todos somos iguales es un sofisma con el que se ha engañado a la humanidad desde hace 2400, 2500 años. Todos los hombres somos iguales ante la ley, pero las mujeres no son iguales, los esclavos no son iguales, los que no creen en el Dios de los dueños del poder no son iguales, los negros no son iguales, los pobres no son iguales, los de otra nacionalidad no son iguales, Y la lista sigue. Y en la práctica muchos quieren ser mejores que los de su entorno. Lo recuerdo cuando viajo en avión.

El embarque es por grupos y ya en el avión los de la tripulación, los auxiliares de vuelo, los de primera clase, los de clase de negocios, los de las salidas de emergencia, los de las ventanillas, los del pasillo, de las últimas sillas. La igualdad está en que todos parten a la misma hora y deben llegar a la misma hora. No todos tienen la misma protección si hay accidentes.

En Colombia, las mujeres han logrado ser teóricamente iguales desde 1932, La ley ha ido a cuenta gotas reconociendo la igualdad teórica. En la realidad falta mucho por hacer. Las mujeres, por su parte se han proclamado en pie de lucha para ser iguales a los hombres. Y hay un segmento importante de mujeres que han decidido ser iguales a los hombres, pero imitando sus defectos, sus vicios. Se sienten orgullosas de ser indecentes, de madrear, de gritar e insultar, de utilizar lenguaje procaz, de pisotear su estima, de ingerir licor, de estar en las cantinas, de ser exhibicionistas, de ser coparticipes de actos de corrupción y otras de ser empresarias de corrupción de menores, de venta de sexo todo incluido y de videos y películas pornográficas. Los nombres de las más importantes están en la prensa y son noticias y las entrevistan con veneración y reverencia y no pocas son presentadas como ejemplo de emprendimiento y de generación de empleo y de prosperidad. ¡Ironías en los medios!

Sin embargo, de la verdadera liberación son ejemplo las mujeres que han decidido formarse académicamente, crear empresas generadoras de empleos decentes, de participar en el servicio público y salir con sus manos limpias, en generar ciencia y conocimiento.

En la entrega de los premios Nobel de este año 2018, van 3 mujeres: “Donna Strickland y Frances Hamilton Arnold han sido galardonadas con los premios Nobel de Física y química, respectivamente. Por su parte, Nadia Murad ha sido galardonada con el Nobel de la Paz” (Datos tomados de Internet.)

En Colombia, son muchas las mujeres que han logrado no solo ser iguales a los hombres, sino superarlos en dignidad, eficiencia en el trabajo y gobierno. La Señora Vicepresidente, Martha Lucía Ramírez, la señora Rectora de la Universidad Nacional, Dolly Montoya, la señora Vicefiscal, María Paulina Riveros, Adriana Ocampo: geóloga de la NASA y reconocida como una de las 50 científicas más destacadas del mundo, Claudia Mosquera, trabajadora social afrocolombiana y feminista, considerada una de las investigadoras más notables en Latinoamérica en temas sobre Igualdad racial, diferencia cultural, conflictos ambientales, y racismo en las Américas negras, Deya Corzo, una de las 10 mujeres en el mundo para admirar. Se ha dedicado a desarrollar una terapia para tratar un mal neuromuscular, la enfermedad de Pompe. Mariana Pajón, bicicrocista de talla mundial y a nuestro alrededor miles de mujeres que son ejemplo de crecimiento personal, de respeto social, de labores que generan bienestar y progreso en la nación.

Las mujeres no solo iguales a los hombres, en lo que es virtud y decencia, sino mejores que la mayoría de sus congéneres.

¿ABORTO LIBRE O EMBARAZO RESPONSABLE?

La Constitución de 1991 dispone que la pareja, hombre y mujer, tiene el deber y el derecho a decidir de manera responsable el número de sus hijos y debe sostenerlos y educarlos mientras sean menores o impedidos. Y agrega que la ley debe reglamentar la progenitura responsable. Estas normas, dictadas hace 27 años, no se cumplen. Están en el papel como letra muerte. Y aun cuando no se ha dictado una ley integral que regule al progenitura responsable, hay leyes en abundancia que establecen un marco de cómo los progenitores deben y pueden ser responsables frente a sus hijos garantizándoles la satisfacción de sus derechos fundamentales básicos como son la salud, la vivienda digna, la educación en valores, la excelente información y formación académica, el buen trato, la recreación que ayude al crecimiento eficaz, el amor al trabajo, entre otros.

Si los progenitores deben decidir de manera responsable cuándo se embarazan, el aborto, cualquiera que sea su forma y reglamentación, será excepcional. Pero en Colombia se hace publicidad a granel por el aborto legal, libre, seguro y gratuito para todas, excluyendo y excusando la responsabilidad de los hombres que también son parte del embarazo y solo hay tímidas referencias a una educación frentera, sin tapujos, para evitar los embarazos no deseados y no planeados. Y lo más lesivo es que las candidatas a servir a quienes promueven el aborto son niñas y adolescentes quienes, quiéranlo o no quedan marcadas por la experiencia de un aborto, así sea el practicado con la mayor asepsia y por expertos profesionales.

Creo que Colombia y el mundo se equivocan al escuchar a las líderes por la reivindicación de los derechos a la mujer a decidir sobre su cuerpo y olvidan que el primer derecho, el verdadero derecho – obligación es tomar todas las medidas y precauciones para evitar por hombres y mujeres el embarazo no deseado, no planeado.

Sigamos cultivando el respeto por nuestro cuerpo, las palabras decentes y amables con nuestros hijos y nietos, la autoestima, el civismo, para tener familias en las que reine la sana convivencia y la progenitura responsable.

Bogotá, del 15 al 21 de octubre de 2018

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com
Telf. 3153374680

Deja un comentario