Gobierno uruguayo negó asilo político al expresidente peruano Alan García

diciembre 3, 2018 9:08 am

Alan Garcia

–Por considerar que no se trata de una “persecución política”, el gobierno del Uruguay negó el asilo solicitado por el expresidente peruano Alan García y le ordenó salir de la residencia del embajador en Lima.

El propio presidente uruguayo Tabaré Vásquez notificó la decisión en rueda de prensa este lunes en Montevideo, diciendo: “No concederemos el asilo político al expresidente Alan García”.

El mandatario advirtió que la determinación se basó en consideraciones estrictamente juridicas luego que las investigaciones realizadas concluyeran que el caso del expresidente García “no es una persecución política”.

Tras conocerse la decisión, el canciller peruano Néstor Popolizio confirmó que Alan García ya abandonó la residencia del embajador uruguayo en el sector de San Isidro, en la capital peruana.

El expresidente Alan García, envuelto en el escándalo de los sobornos de Odebrecht, solicitó asilo diplomático al Uruguay el pasado 22 de noviembre, tras ingresar a la casa del embajador uruguayo en Lima, hecho que se produjo luego que un juez le impidiese abandonar al territorio peruana por 18 meses para asegurar su presencia en el proceso, dado que reside en Madrid desde 2016.

Al efecto, en esa fecha, el Ministerio de Relaciones Exteriores informó en un comunicado que, “de conformidad con lo establecido en la Convención de Caracas sobre Asilo Diplomático de 1954, ha recibido la documentación proporcionada por el gobierno peruano, relacionada con la solicitud de asilo diplomático realizada por el ex-presidente de ese país, Alan García, la que está siendo analizada en los niveles correspondientes”.

Agregó que el ex-presidente Alan García permanecía transitoriamente en la Embajada del Uruguay en Lima, hasta tanto se adopte una decisión sobre la pertinencia de la solicitud.

Entonces, García afirmó en su cuenta en Twitter: “A todo el país le digo que tengo en paz mi conciencia. Ni me vendí ni nada pedí. Creo en la historia y en la gloria del aprismo que es mi única riqueza. Nos allanamos para que nadie piense que ocultamos algo. Y para mí no es una sanción estar 18 meses en mi patria y apoyar al aprismo”.

Alan García fue presidente del Perú en dos mandatos no consecutivos: de 1985 a 1990 y de 2006 a 2011.

En el autogolpe de Alberto Fujimori en abril de 1992, cuando fue cerrado el Congreso, diversos políticos peruanos abandonaron el país. Alan García, al mes siguiente, ingresó a la residencia del embajador de Colombia en el Perú para pedir asilo político, el cual le fue concedido el día 1 de junio por el Gobierno del presidente César Gaviria. El expresidente abandonó el Perú mediante un salvoconducto que le permitió abordar un avión de la Fuerza Aérea Colombiana que lo trasladó, junto al entonces diputado Jorge Del Castillo, con destino a Bogotá.

Entnonces, García fue investigado por presuntos sobornos en el tren eléctrico. Estuvo fuera del país hasta que prescribieron los delitos por los que se le investigaba en el 2001.

Ahora, Alan García está inmerso en una investigación por supuestamente haber recibido soibornos de la multinacional brasileña Odebrecht, que construyó el Tren Eléctrico, de acuerdo a las pesquisas judiciales del magistrado Pérez. También se investiga al ex jefe de Estado por una conferencia, pagada con 100.000 dólares desde una cuenta oculta conocida como “la caja 2” de Odebrecht con la que se pagaron sobornos en varios países de la región.

Deja un comentario