La colombiana más importante del momento

diciembre 15, 2018 4:42 pm

Por Mauricio Botero Caicedo
De lejos la colombiana más importante del momento es la hermosa y talentosísima Caterine Ibargüen, reina mundial del atletismo.

Me puse a mirar la hoja de vida de esta extraordinaria atleta y encontré en Wikipidia la siguiente información: “Caterine nació en la región de Urabá, donde fue criada por su abuela tras la separación de sus padres. Comenzó a jugar voleibol antes de practicar atletismo a los doce años, y su primer entrenador fue Wilder Zapata, quien al ver su potencial le propuso trasladarse a la Villa Deportiva Antonio Roldán Betancur en Medellín. Allí inició su entrenamiento en 1996 con el técnico cubano Jorge Luis Alfaro en la especialidad del salto de altura.”

Es claro que Caterine, la colombiana que más alto ha puesto el nombre de Colombia en los últimos años, y que se ha convertido en el ejemplo de las juventudes a nivel mundial, jamás pasó por una universidad pública. Caterine fue formada es en la Villa Deportiva Antonio Roldán Betancur de Medellín.

Se trae el ejemplo de Caterine porque un increíble porcentaje de los estudiantes, de los profesores y de la burocracia educacional está pidiendo a gritos que nuestros impuestos, casi de manera exclusiva, se dediquen a financiar las 32 universidades públicas, universidades que con contadas y honrosas excepciones se dedican a formar profesionales de tercera que no siquiera logran encontrar trabajo en el mercado laboral dado que lo poco que han aprendido, no sirve para las necesidades del mundo moderno.

Creo que es mucho más importante con nuestros impuestos financiar entidades como la Villa Deportiva, que en sus cinco lustros de existencia ha logrado sacar adelante muchos deportistas de renombre departamental, nacional e internacional matriculados en actividades subacuáticas, atletismo, ciclismo, levantamiento de pesas, lucha, natación, sóftbol y voleibol, entre otras disciplinas y modalidades atléticas. Colombia necesita mucho más Caterines y mucho menos abogados de tercera de universidades.

Deja un comentario