¡Descaro!: Los Nule aseguran que el Estado les debe 24 mil millones

enero 11, 2019 8:45 am

El máximo cabecilla del “carrusel de contratos de Bogotá”, Miguel Nule Velilla, aseguró descaradamente que el Distrito le debe al polémico grupo Nule alrededor de 24 mil millones de pesos, derivados de una poliza de anticipo de uno de los contratos de la fase III de Transmilenio.

Miguel Nule además indicó que no se le puede indilgar ninguna responsabilidad por el multimillonario desfalco por las obras de TransMilenio por la calle 26, y aseguró que esos dineros fueron apropiados por el entonces presidente de Conalvías, Andrés Jaramillo, quien actualmente enfrenta dos procesos penales por el carrusel de la contratación.

“El Distrito de Bogotá es quien nos debe a nosotros $24 mil millones de pesos por el pago de una póliza de anticipo que no debían pagar del contrato 137 de la fase III de TransMilenio”, aseguró Nule Velilla en declaraciones entregadas al diario El heraldo de Barranquilla.

Nule Velilla, quien disfruta del beneficio de casa por cárcel, cumpliendo una sentencia de 19 años y cinco meses de prisión emitida en octubre de 2017 por el desfalco a Bogotá, ha asegurado en varias ocasiones que él y su grupo empresarial fueron víctimas de una persecución mediática y legal con el objetivo de sacarlos del camino, debido a la amplia trayectoria nacional, reconocimiento y experticia que se habían ganado y al hecho de que se estaban convirtiendo en fuertes competidores de otros grupos, con influencia en medios de comunicación.

A ello atribuye que sus empresas hayan sido obligadas a liquidarse y el hecho de que solo a ellos se les hubiera puesto en la picota pública, a pesar de que otros contratistas, como William Vélez, de Odinsa, y Conalvías, vinculada al detenido empresario Andrés Jaramillo, también registraban retrasos en la construcción de la calle 26, en Bogotá. También culpan a ese supuesto complot el haber sido excluidos de la licitación de la Ruta del Sol III, que terminó entregándosele de manera corrupta al consorcio en el que estaba la brasileña Odebrecht.

Se recuerda que en agosto de 2015 un juez de conocimiento de Bogotá condenó a ocho años y seis meses de prisión a los primos Manuel, Miguel y Guido Nule, y a su socio Mauricio Galofre, a ocho años y un mes, en el segundo proceso que se les adelantó por corrupción.

También fueron condenados a pagar una multa 300 millones de pesos, después de que aceptaran su responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir, fraude procesal, falsedad en documento privado y cohecho.

Sin embargo, el 13 de octubre 2017, la Corte Suprema de Justicia decidió aumentar la pena a 19 años y cinco meses de presidio a Miguel Eduardo, Manuel Francisco y Guido Alberto Nule, por el delito de peculado por apropiación impuesta por el Tribunal Superior de Bogotá, en junio de 2012.

Al socio de los Nule, Mauricio Galofre, elevó la pena a 21 años y 10 meses por el mismo delito.

La Sala Penal del alto tribunal estableció, además, que los acusados en casos de corrupción que aspiren a una rebaja de la mitad de su pena no solo deberán aceptar cargos, sino que también tendrán que entregar previamente, y de su bolsillo, el 50 por ciento de los dineros de los que se apropiaron, si es que aspiran a ese beneficio o a un preacuerdo.

Además, el dinero que entreguen las aseguradoras para responder por las firmas que las contratan, en casos de incumplimientos, no puede ser entendido como una reparación de quien se apropió del erario.

Según la Fiscalía, los Nule se apropiaron ilegalmente de más de 8 mil 500 millones de pesos, correspondientes a los anticipos en los contratos de malla vial de la capital de la República.

En Mayo de 2012, la Fiscalía General de la Nación, entonces en cabeza de Eduardo Montealegre, revocó en su integridad el principio de oportunidad concedido a Miguel, Manuel, Guido Nule y Mauricio Galofre y sustentó los cargos en su contra por los delitos de concierto para delinquir, fraude procesal, cohecho y delitos contra la fe pública.

Deja un comentario