Cómo ahorrar efectivamente a la hora de hacer un viaje

enero 30, 2019 1:30 pm

Tags de esta nota:

Foto Radio Santa Fe BB

A veces tenemos muchas ganas de irnos de vacaciones, pero el bolsillo no responde con el mismo ímpetu. Entonces, buscamos la forma de que se pueda vivir una experiencia lo más cercana a la ideal, tratando de consumir la menor cantidad de recursos monetarios posibles.

¿Cuántas veces hemos soñado con un viaje a ese destino que siempre quisimos visitar, pero nuestra situación económica nos devuelve al mundo real? Es muy común ponerse metas que, a priori, parecen muy lejanas cuando el presupuesto es limitado. Sin embargo, esto no significa que se deba postergar.

Si se cuenta con el dinero suficiente para poder afrontar el vuelo, entonces el primer paso ya estará dado. Después, es cuestión de saber dónde y de qué manera depositar nuestro capital. No se trata acerca de cuánto gastar, sino la forma en la que lo hagamos, optimizando nuestro presupuesto de la mejor forma posible.

Desde Kayak brindamos algunos consejos que le permitirán ahorrar y viajar:

Comprar un vuelo al mejor precio posible:

Encuentra el vuelo más barato sin importar el destino: puedes utilizar la herramienta Explore que ofrece Kayak, que te permite elegir un aeropuerto de salida e indicar el momento en el que te gustaría viajar. En cuestión de segundos, verás distintas opciones de vuelos y precios en un mapa interactivo que te muestra los vuelos más baratos desde el aeropuerto seleccionado.

Vuela barato, sin importar las fechas de viaje: Uno de tus mejores aliados a la hora de encontrar el vuelo más barato es la flexibilidad. Podrás encontrar que es más barato viajar en sábado (aunque no para viajes internacionales). De la misma manera, viajar a mediados de semana (martes o miércoles) es más barato que viajar los lunes, o el jueves/viernes: los viajes de negocios se realizan los lunes y regresan, en su mayoría, los jueves. Kayak ofrece la posibilidad de filtrar por fechas flexibles y arroja resultados para todo un mes de viaje, sin que gastes horas frente al computador colocando combinaciones de diferentes fechas. La flexibilidad de poder viajar en otro día puede bajar el precio de forma dramática

Aprovecha ofertas y busca vuelos en temporada baja: La clave para obtener la tarifa más baja es el volar cuando otros no lo hacen. No viajes cuando los demás sí.

Si viajamos, por ejemplo, a una ciudad con clima frío durante verano, el precio del aéreo se reduce considerablemente. Si a esto le agregamos que la reserva de la butaca se realiza en fechas como el Black Friday, se pueden agregar descuentos sustanciales que permiten abaratar mucho más los costos.

Mantente informado sobre vuelos y precios: te recomendamos que si ya tienes las fechas claras o definido el destino utilices las herramientas que hoy brinda la tecnología y te programes notificaciones a tu email o celular cuando cambia el precio de un vuelo, de esta manera podrás tomar una decisión inteligente optimizando el presupuesto lo más posible. En KAYAK puedes crear alertas con un destino específico y fechas exactas, pero si todavía no tienes claro cuándo vas a viajar, entonces crea una para un destino específico. Incluso puedes crear alertas para las 25 ciudades más populares y recibirás notificaciones diarias de las mejores ofertas a los destinos más buscados.

Define tu presupuesto de viaje y organízalo: El truco es separar el dinero y organizarlo de acuerdo a lo que queramos hacer. Sin importar si lo que vamos a priorizar es tomar imágenes de los lugares más representativos de la localización que visitemos o disfrutar de su gastronomía local, siempre hay que dividir nuestros billetes para determinar cuánto nos queda para poder sustentar otros aspectos como excursiones, compra de souvenirs o alguna compra adicional que surja.

Elegir un alojamiento que no esté lejos de los centros turísticos: Para evitar gastos mayores de traslado desde el hotel hasta nuestra siguiente parada, hay que lograr que se pueda llegar a ella caminando y sin desperdiciar mucho tiempo. Por lo tanto el lugar en el que hagamos la estadía es crucial. Y lo es aún más si la hacemos en una casa de un amigo, conocido o familiar, donde los costos bajan a cero. Para elegir el hotel de acuerdo a cercanía con atractivos turísticos, centros comerciales u otros parámetros de interés para nosotros, Kayak pone a disposición la herramienta Heat Map que nos muestra a la hora de elegir el hotel, que tenemos cerca y con base a esa información tomar nuestra decisión.

Una vez en el destino, si se necesita ir a un lugar lejano, utilizar transporte público: Si bien no es mala opción el alquiler de un vehículo para movilizarse por las calles, nunca va a ser más barato que tomarse un ómnibus, un tren o un metro. En algunos países, estos servicios cuentan con un subsidio parcial del Estado, por lo que el gasto realizado no será tan grande.

Evitar los gastos innecesarios que no sumen a la experiencia vivida: Las fotos, los souvenirs, las tarjetas postales y las artesanías locales son algunas de las habituales adquisiciones que realizamos antes de decir adiós al lugar que visitamos. No son los únicos, pero sí hay que limitar el gasto en estos y dejar de lado aquellos elementos que no enriquezcan nuestra experiencia conociendo la nueva cultura.

El viaje es toda una aventura de descubrimiento, una vez que tomes la decisión de hacerlo, disfruta desde la planificación, vas a enriquecerte conociendo una nueva cultura y nuevos destinos, sin duda será tu presupuesto mejor invertido.

Deja un comentario