EE.UU. confirma retiro del tratado sobre misiles nucleares de corto y medio alcance con Rusia

febrero 1, 2019 10:01 am

Misiles rusos

–Este sábado, Estados Unidos suspenderá sus obligaciones en virtud del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés) y comenzará el proceso de retiro del acuerdo, anunció el presidente Donald Trump.

El proceso de retirada del Tratado se completará en 6 meses «a menos que Rusia vuelva a cumplir con sus normas y destruya todos los misiles, lanzadores y equipos asociados que lo están violando», según el comunicado del mandatario.

«Rusia ha violado durante mucho tiempo el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, desarrollando y desplegando un sistema de misiles prohibidos que amenaza a nuestros aliados y tropas en el extranjero. Mañana, los Estados Unidos suspenderán sus obligaciones y comenzarán el proceso de retiro del tratado», precisa el documento.

«Los Estados Unidos se han adherido al Tratado INF durante más de 30 años, pero no seguiremos limitados por sus términos a menos que Rusia cumpla con el cumplimiento verificable y exigible», complementa.

También advierte que este paso está apoyado «plenamente por sus aliados de la OTAN», que «comprenden la amenaza que representa la violación de Rusia y los riesgos para el control de armas que supone ignorar las violaciones de los tratados».

Este es el texto integral de la Declaración del Presidente sobre el Tratado de las Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF):

«Durante demasiado tiempo, Rusia ha violado el Tratado de las Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) con impunidad, desarrollando de forma encubierta y desplegando un sistema de misiles prohibidos que representa una amenaza directa para nuestros aliados y tropas en el extranjero. Mañana, los Estados Unidos suspenderán sus obligaciones conforme al Tratado INF y comenzarán el proceso de retiro del Tratado INF, que se completará en 6 meses, a menos que Rusia vuelva a cumplir con la ley destruyendo todos los misiles, lanzadores y equipos asociados que cometan violaciones. . Nuestros aliados de la OTAN nos apoyan plenamente, porque comprenden la amenaza que representa la violación de Rusia y los riesgos para el control de armas que supone ignorar las violaciones de los tratados.

Los Estados Unidos se han adherido completamente al Tratado INF durante más de 30 años, pero no nos mantendremos limitados por sus términos, mientras que Rusia tergiversa sus acciones. No podemos ser el único país en el mundo vinculado unilateralmente por este tratado, o cualquier otro. Seguiremos adelante con el desarrollo de nuestras propias opciones de respuesta militar y trabajaremos con la OTAN y nuestros otros aliados y socios para negar a Rusia cualquier ventaja militar de su conducta ilegal.

Mi Administración sigue comprometida con el control efectivo de armas que promueve la seguridad de Estados Unidos, aliados y socios, es verificable y aplicable, e incluye socios que cumplen con sus obligaciones. Para que el control de armas contribuya efectivamente a la seguridad nacional, todas las partes deben cumplir fielmente sus obligaciones. Estamos dispuestos a colaborar con Rusia en las negociaciones de control de armas que cumplan con estos criterios y, lo que es más importante, una vez hecho esto, desarrollaremos, quizás por primera vez, una relación destacada a nivel económico, comercial, político y militar. Esto sería algo fantástico para Rusia y los Estados Unidos, y también sería genial para el mundo». Fin del documento.

Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en una declaración ante los medios de comunicación, dijo que «Rusia tiene 6 meses para salvar el tratado INF».

Además, Pompeo expresó la esperanza de que EE.UU. vaya a poder a «convencer a la Federación de Rusia de que es beneficioso para ella volver a cumplir con las normas del tratado INF».

A propósito del tema, el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, en el marco de una entrevista a canal Rossiya 24 este viernes, declaró que EE.UU. se está dirigiendo a una moratoria en el cumplimiento de todas sus obligaciones en el marco del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés).

En este sentido el funcionario indicó que «Moscú no puede cerrar los ojos» ante el hecho de que «ya ahora» en el peor de los casos EE.UU. puede desplegaren tierra sus misiles Tomahawk equipados con ojivas nucleares.

Explicó que Rusia está adoptando las medidas para garantizar su seguridad, teniendo en cuenta los planes de Washington.

«Las fuerzas y medios de Rusia garantizan la seguridad del país, independientemente de los pasos adoptados por EE.UU. en el contexto de una posible retirada del tratado INF», señaló.

El funcionario indicó que Rusia es capaz de eliminar esta amenaza potencial gracias a las armas hipersónicas rusas, como los sistemas Kinzhal y Avangard, entre otras.

Además advirtió: «Rusia jamás será la primera en desencadenar una carrera de armamentos y una espiral de tensiones». «Sé de ciencia cierta que Rusia no va a amenazar a nadie».

Asimismo, el viceministro de Exteriores ha hecho hincapié en que el tratado INF sirve a los intereses de la seguridad mundial no solo de Rusia, sino también de Europa. «Y ahora quebrantarlo con acciones unilaterales sería totalmente irresponsable», ha concluido.

A principios de diciembre, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dio a Rusia dos meses para «volver a cumplir» el tratado INF y advirtió a Moscú de que, en caso contrario, Washington lo abandonaría.

Durante los últimos años, Rusia y EE.UU. se han acusado mutuamente de violar el tratado INF, pero Moscú ha declarado en repetidas ocasiones que cumple estrictamente con sus obligaciones al respecto.

El 20 de octubre pasado, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció su intención de retirarse del tratado INF, alcanzado en 1987 entre EE.UU. y la entonces URSS. Luego, Washington declaró que EE.UU. comenzará el proceso de su salida unilateral del Tratado INF 2 de febrero.

Según el Kremlin, la salida estadounidense del pacto es una posibilidad preocupante que convertiría al mundo en un lugar más peligroso. (Con información de RT).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *