Así se vivió la noche de Forever Tango en el Julio Mario Santo Domingo

febrero 6, 2019 9:18 am

El baile y el bandoneón fueron las estrellas del espectáculo Forever Tango en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo; nostalgia acompañada de una orquesta de 9 músicos, bailarines y cantantes que, por alrededor de dos horas, se robaron el centro de atención de los asistentes al show en Bogotá. La reina: La India.

La tradicional danza argentina se destacó por su elegancia, atuendos nocturnos y luces de teatro… un ambiente romántico digno del show de Tango más importante del mundo. La elegancia de las parejas amenizó con su baile una noche de canto, herencia afrouruguaya del candombe y reedición de canciones como “Que Alguien Me Diga” del compositor panameño Ómar Alfanno y conocida por la interpretación del salsero Gilberto Santarosa, quién ha hecho, también parte del elenco de Forever Tango.

La India, como invitada especial y seducida por Luis Bravo fue la reina de la noche con la interpretación de dos de los clásicos de Juan Gabriel “Gracias a Dios” y “Extraño Tus Ojos”, temas que hacen parte de su disco “Intensamente India”, merecedor de un premio Latin Grammy.

La obra de Luis Bravo transmitió al público bogotano sus sentimientos intensamente, amor al tango.

Forever Tango se presentará el 7 de febrero en el Teatro Universidad de Medellín, las boletas están a la venta en Eticketablanca y en las taquillas del teatro.

Una respuesta sobre “Así se vivió la noche de Forever Tango en el Julio Mario Santo Domingo”

  1. sobra La India en febrero 6th, 2019 11:13 am

    Las dos intervenciones de La India fueron totalmente desatinadas.
    Los músicos y la mayoría de bailarines son los que se echan al hombro el espectáculo. La orquesta es absolutamente impresionante y el baile está a la altura en general.
    Al espectáculo le sobran por lo menos 30 minutos entre las muy mal logradas canciones de La India y un par de piezas de baile que son más hacia la danza contemporánea y desentonan. Y el diseño de luces bien regular.

Deja un comentario