Un préstamo ‘gota a gota’ habría causado el suicidio de madre e hijo en Ibagué

febrero 7, 2019 11:19 am

Foto Facebook Jessy Paola Moreno

El alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, confirmó en las últimas horas que un prestadiario, conocido comúnmente como ‘gota a gota’, habría sido la cusa que llevó a Jessy Paola Moreno Cruz, a lanzarse desde el puente de La Variante, acabando con su existencia y con la vida de su pequeño de 10 años, May Nicolás Ceballos Moreno.

Según lo informó Jaramillo, la mujer de 32 años era víctima de la desesperación por deudas con un crédito ‘gota a gota’, donde los prestamistas entregan una cantidad de dinero, que se convierte en una deuda casi que impagable debido a los altos intereses, los cuales se cancelan a través de cuotas diarias o semanales.

“Vean ustedes que dos de los casos ( de suicidio) que se presentaron recientemente tienen que ver con deudas y algo monstruoso que es el ‘gota a gota’. Este sistema financiero se convirtió en una situación terrible que extorsiona a la gente, intimida, chantajea, amenaza de muerte”, señaló el alcalde de Ibagué.

El triste suceso se registró sobre las 8.00 de la mañana del pasado miércoles, cuando personas que transitaban por el sector avisaron a las autoridades sobre la presencia de la mujer y el niño al borde del puente de La Variante, por lo que al lugar acudieron unidades de la Policía y rescatistas del Cuerpo de Bomberos de Ibagué para intentar detener la tragedia.

Y aunque un grupo de psicólogos lograron hablar con Jessy Paola por más de media hora, para convencerla en desistir en su decisión de acabar con su vida y la de su hijo, ella se lanzó al vacío, abrazada con su hijo, May Nicolás Ceballos Moreno, de tan sólo 10 años.

Según el sitio web especializado, Finanzas Personales, el dinero por ‘gota a gota’ lo prestan con un interés que oscila entre el 20% y 40% mensual. El asunto se complica más cuando el deudor se retrasa en el pago de las cuotas, porque cobran intereses sobre los intereses. Además, hacen uso de la intimidación al momento de realizar los cobros.

Por ello, muchas personas terminan con una deuda impagable, hecho que genera desesperación y estrés.

“En un ejemplo, si por un año, le prestan $1.500.000 con una tasa de interés sobre la deuda de 20% mensual, terminaría pagando de cuota mensual cerca de $337.897. Al final terminará pagando casi $4’054.769 por el crédito, pero en sólo intereses, $2’555.000. Pero esto, solamente, si su “gota a gota” le cobra mensual. Diario, resulta mucho peor y todo se complica más, si usted se atrasa”, dice la página.

Estas redes delictivas funcionan así: reparten tarjetas de presentación o volantes en tiendas, locales, plazas de mercado, almacenes e incluso entre los taxistas para ofrecer créditos para los que, en algunos casos, solo se pide la firma de un papel.

Así, el ‘gota a gota’ se ha convertido en una problemática social que afecta a diversas regiones de Colombia y que se ha extendido a otros países de América Latina, donde la usura y la extorsión afectan la salud mental de los deudores, como en el caso de Jessy Paola Moreno y su pequeño.

Deja un comentario