ADOLESCENCIA Y REBELDÍA. TEST PRENUPCIAL, continuación

febrero 8, 2019 10:39 am

Por: Carlos Fradique-Méndez

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (215)

Abogado de Familia y para la Familia

ADOLESCENCIA Y REBELDÍA

Los adolescentes, personas entre los 12 y 18 años aproximadamente, experimentan cambios sustanciales en su vida biológica, psicológica, cultural. Es la edad del bachillerato. Es una etapa de la vida para descubrir las maravillas de la vida y para soñar con mejores condiciones para garantizar la dignidad de los seres humanos.

El querer cambiar esquemas de vida hacen que el adolescente sea rebelde, inconforme y hasta contestatario. Los padres, los maestros y las demás personas que están cerca de la crianza del adolescente deben tener suficiente preparación para compartir esa rebeldía y lograr los mejores resultados.

A veces decimos que los jóvenes de hoy son rebeldes, inmanejables, irrespetuosos, irresponsables. Respetuosamente invito a los lectores mayores de 30 años a que evoquemos nuestra adolescencia. Muchos recordaremos que cuando calificaban disciplina, la nota promedio era de 3,5. ¡Hicimos pilatunas! Las circunstancias de hoy generan espacios para osadías que pueden dañar la vida de los jóvenes, tales como la comisión de delitos contra la propiedad y la vida, la adicción al consumo de drogas y la corrupción. Estas nuevas puertas al obrar en contra de la familia y la sociedad son las que deben llamar la atención de los padres, abuelos, maestros, medios de comunicación y autoridades encargadas de proteger la familia.
No se les ocurra a los educadores pedir a los adolescentes que sean modelo de decencia y de cultura y de conformismo con sus ideas. En esto fracasarán rotundamente.

Tampoco se les ocurra dejar que hagan lo que quieran y darles ánimo para que arrasen con los demás. Pueden estar criando personas que sean pequeños o grandes delincuentes.

En un municipio de Antioquia, con alta incidencia de factores de violencia, dos familias se reprochaban y no eran muy amigas. Sus hijas tuvieron que ser compañeras en el colegio. La enemistad de las familias se trasladó a las niñas y un día se retaron a una pelea sin reglas, ni árbitros.
Por fortuna las autoridades se enteraron del reto, casi un duelo, y lograron evitar la confrontación. La labor de los profesores, de la Defensoría de Familia fue la de hacer caer en la cuenta a las familias que no había razones para la enemistad y que sus hijas no tenían por qué recibir la herencia de sus odios y rencillas.

Hubiera sido gravísimo que por culpa de las familias, las niñas se hubieran agredido, lesionado y hasta causado la muerte.
Apreciados padres, abuelos y maestros: estemos atentos al crecimiento de nuestros(as) hijos(as) y nietos(as) y acompañémoslos(as) en la etapa maravillosa de la adolescencia. Formaremos constructores de familias decentes y de una Patria en paz y en progreso
TEST PRENUPCIAL. Continuación

Los padres responsables deberían saber que el primer derecho que tienen las niñas y los niños es:
A. El ser reconocidos por sus padres e inscritos en el registro civil.
B. Que se les garantice la educación y la mesada para sus gastos del colegio.
C. El de no ser concebidos si los padres, la sociedad y el Estado, no cuentan, o realmente esperan contar, con recursos suficientes para satisfacer sus (de ellos) necesidades básicas de orden físico, afectivo, educativo, sanitario, alimentario para tener futuro con una aceptable calidad de vida.
D. Que sus padres estén casados entre si y no se separen.

Recordemos que dos hijos pueden ser suficientes, tres pueden ser demasiados. La Constitución ordena que debemos ser progenitores responsables y se considera que las familias que reúnen más de tres hijos SON NUMEROSAS. De manera cordial invito a reflexionar sobre la siguiente premisa: “Si una persona no tiene recursos para satisfacer sus propias necesidades, debe abstenerse de engendrar o concebir hijos.”
COLOMBIA NECESITA MINISTERIO DE FAMILIA Y CLASE DE EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA. El primero, para diseñar una política de Estado que oriente el proceder de todos los funcionarios, de tal manera que se logre el reconocimiento de los derechos de cada uno de los integrantes de la familia. La segunda, para que nuestros padres, hijos e hijas, y nosotros mismos, podamos prepararnos para cumplir con responsabilidad los deberes familiares y ciudadanos. En el municipio de La Vega, Cundinamarca, se está socializando este proyecto.

Los niños y niñas tienen derecho a la vida, integridad física, salud, seguridad social, alimentación equilibrada, nombre y nacionalidad. No más apodos o sobrenombres y que se olviden las palabras vulgares o deshonrosas para llamar a nuestros semejantes.

Las más importantes y fundamentales empresas de una sociedad son:
A. Las que producen alimentos sanos, porque de ellas depende la salud de las personas.
B. Las que generan empleo porque sin trabajo las personas no consiguen dinero para vivir.
C. Las formadas por hombre y mujer y que dan origen a la familia, porque son la institución básica o célula fundamental de la sociedad, merecen especial atención por parte del Estado y son el soporte de todas las demás empresas.
D. Las que ofrecen diversión y licor porque la vida hay que gozarla de principio a fin.

SIGAMOS CULTIVANDO LA PAZ EN LA FAMILIA

Sigamos cultivando el respeto, las palabras decentes, el buen trato, la mejor cultura, el decoro, la autoestima, el civismo, el ser mejores cada día en nuestras familias, en nuestra sociedad y en Colombia para tener personas que puedan solucionar con prudencia sus conflictos y por sobre todo que aporten para tener un futuro en sana convivencia.
Bogotá, del 8 al 17 de febrero de 2019
Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com
Telf. 3153374680

Deja un comentario