El buen momento para comprar vivienda, aprovechando que el 65% se encuentra sobre planos

marzo 1, 2019 3:17 pm

Tags de esta nota:

Captura de Pantalla

En días pasados, se llevó a cabo en la ciudad Medellín el Foro efectividad y desarrollo del sector vivienda organizado por el Banco Popular; el evento contó con la participación del Ministerio de Vivienda, Camacol, Fedelonjas, la Alcaldía de Medellín y otras entidades claves del sector, en el cual se discutió el crecimiento, los retos y desafíos que presenta la vivienda en el país.

Según estimaciones de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), la compra de vivienda será promisoria en 2019, pues para este año, el mercado de vivienda nueva podría alcanzar inversiones anuales equivalentes a 3,5 puntos porcentuales del PIB, es decir, cerca de $35,2 billones; además el 2019 se convierte en un buen momento para comprar vivienda; Camacol afirma que los colombianos deberán aprovechar las ofertas del sector, más aún, cuando el 65% de dicha oferta se encuentra sobre planos, lo que permite pagar la cuota inicial en un plazo mucho más largo.

“Desde el Banco Popular estamos genuinamente comprometidos con apoyar y acompañar financieramente a los colombianos, durante todo su ciclo de vida para alcanzar sus metas, es por esto que tenemos tasas bastante competitivas en el mercado, las cuales van desde el 7,19% y el 0,58% nominal mes vencido. Para este 2019, estamos muy optimistas frente al sector, el año pasado vimos un aumento del 23.3% en nuestros créditos de vivienda y esperamos seguir creciendo, al menos un 15% en nuestra cartera”, afirmó Mauricio Borja Ávila, Gerente Nacional de Vivienda del Banco Popular.

Con este panorama, se percibe un muy buen momento para comprar vivienda en Colombia, es por esto que los colombianos deben tomar una decisión inteligente frente a una perspectiva prometedora, esto con base en sus capacidades y necesidades, que les permita alcanzar el sueño de comprar vivienda.

1. Tenga en cuenta las tasas de interés

La tasa de interés se refiere la cantidad de dinero adicional al valor del préstamo que se debe pagar. Su porcentaje varía dependiendo de distintos factores como el monto prestado y las condiciones del mercado. Por eso la importancia de buscar entidades que ofrezcan las tasas más preferenciales.

2. Evite endeudarse con la cuota inicial del inmueble

Evitar el endeudamiento al pagar la cuota inicial es vital, pues si esta se financia con crédito, sin previa planeación financiera, se podría sufrir una disminución en la liquidez a corto o mediano plazo. Además, al endeudarse para cancelar la cuota inicial, los intereses del primer pago se acumularían con las demás cuotas que cubren el monto total del inmueble.

3. Determine qué tipo de financiación le conviene más: UVR o pesos

Tenga en cuenta que un inmueble puede ser financiado en pagos de Unidad de Valor Real (UVR) o pesos. La diferencia entre estas modalidades consiste en que, al adquirir la deuda en pesos, la cuota se mantendrá fija. Por el contrario, si el pago es con UVR, la tasa estará en función de la inflación. Por esta razón, es fundamental tener presente la realidad y estabilidad económica del país en el momento de adquirir vivienda.

4. Conozca las diferencias entre un crédito y un leasing para vivienda

Un crédito de vivienda es un préstamo que se entrega a una o varias personas naturales y se solicita exclusivamente para comprar, construir y/o remodelar vivienda usada o nueva. Para obtenerlo, se debe pagar una cuota inicial que la entidad bancaria determina. Generalmente este método de financiamiento tiene una duración de 5 a 20 años que puede ser cancelado incluso antes del tiempo pactado, si se cuenta con la capacidad de pago.

Por su parte, el leasing es un contrato en el cual una entidad financiera hace entrega de un bien, nuevo o usado, para su utilización durante un tiempo determinado pactado bajo la figura de un arriendo mensual. Al finalizar el tiempo estipulado en el contrato, el cliente puede adquirir el bien por un porcentaje del valor de la compra.

5. Consejos prácticos no financieros

Si bien es fundamental entender las modalidades e implicaciones de las distintas tasas de interés, así como los diversos medios de financiación que existen, resulta igualmente importante tener presente aspectos como la luz natural, que es más predominante en viviendas ubicadas sobre la carrera y no la calle; de igual manera, asegúrese de que su futuro hogar cuente con múltiples vías de acceso para evitar inconvenientes de movilidad; y tenga en cuenta la distancia al trabajo o al colegio de sus hijos, pues ese factor repercutirá directamente en su calidad de vida.

Recuerde que un crédito de vivienda es una inversión a largo plazo, por lo cual es recomendable tomarse su tiempo y elegir un inmueble que se ajuste a sus necesidades y a su capacidad de endeudamiento.

Deja un comentario