Violador en serie aceptó haber abusado y asesinado a colegiala en Ibagué

marzo 20, 2019 3:16 pm

A pesar de estar sentenciado a 48 años de cárcel por reiterados abusos sexuales, Elver James Melchor, recibió el beneficio de salir durante 72 horas del centro de reclusión donde purga su condena en Ibagué, oportunidad que aprovechó para escapar y en su camino eligió una nueva víctima: la colegiala Rosmery Castellón.

Rosemary, de 16 años de edad, y quien cursaba grado 11, fue hallada muerta en una vía destapada, en inmediaciones del centro vacacional Comfenalco de Ibagué a finales de febrero pasado. En las últimas horas, las autoridades lograron esclarecer los hechos que rodearon la violación y posterior asesinato de la menor de edad.

La investigación inició en la cárcel de Picaleña, donde fueron usados los videos de seguridad de los reclusos que salieron salieron de permiso, lo que permitió establecer las prendas de vestir del presunto asesino y su historial delictivo.

Las imágenes fueron cotejadas por las tomadas con las cámaras ubicadas a la entrada a la vereda Aparco, donde vivía la estudiante, y que captaron el momento en que ingresa al sector Elver James Melchor, minutos después pasa la víctima con rumbo hacia su casa.

El comandante de la Policía de Ibagué, coronel Nicolás Carmen Aristizábal, en declaraciones recogidas por Noticias Caracol señaló que “Nos da pistas de que el mismo que ingresó fue el que jaló la niña hacia la parte más boscosa. Cuando empezamos a hacer las labores de vecindario, nadie lo conoce en el sector”.

El oficial agregó que “cuando tuvimos la oportunidad de hablar con él, dice que es una situación que él ya no puede controlar, que después de que a él le entra una emoción de esas es incontrolable, y cuando lo capturamos las palabras textuales fueron ‘me entró el diablo y ahí no hubo más que hacer’”.

La adolescente desapareció el pasado 26 de febrero, después de salir de estudiar sobre la 1:00 de la tarde, y luego abordó una buseta con destino a su casa ubicada en la vereda Aparco.

La jovencita debía caminar alrededor de un kilómetro, del lugar donde la dejaba el transporte público hacia su hogar, recorrido que siempre adelantaba en compañía de familiares, y aunque ese día salió su hermano a su encuentro, el joven no logró percatarse que a pocos metros d ela ruta donde se desplazaba su herman estaba siendo violada y asesinada.

Sobre las 5:00 de la tarde de ese día, el cuerpo sin vida de la menor fue hallado en un camino por destapado aledaño al centro vacacional Comfenalco.

En su momento, la Alcaldía de Ibagué ofreció una recompensa de $30 millones por información que permitiera la captura del responsable de este repudiable hecho.

Tras la investigación que logró esclarecer el crimen de la colegiala, Melchor aceptó los cargos de feminicidio agravado, homicidio agravado y tortura.

La Fiscalía anunció que solicitará al juez del caso la máxima pena, de 60 años de cárcel, para este sujeto.

Deja un comentario