Regentes de farmacia, los responsables de atender las dolencias más consultadas por los colombianos

abril 11, 2019 1:39 pm

Tags de esta nota:

Dolor de cabeza, malestar general, gripa y acidez estomacal son las dolencias por las que más consultan los colombianos en las farmacias del país, según varios regentes consultados; quienes se han convertido en un gran referente al brindar a la población soluciones en salud y medicamentos de venta libre que proporcionan alivio a estos padecimientos.

Se estima que en el país hay unas 20.000 droguerías. De estas, 3.000 son de barrio y el 98% de ellas están ubicadas en áreas urbanas y solo el 2% se encuentran en las zonas rurales. A su vez, el 25% son unifamiliares, es decir, que no solo pertenecen a una familia, sino que son atendidas por sus dueños y algunas llevan más de 30 años en el oficio.

Según la Ley 485 de 1998, en Colombia, un regente de farmacia es un tecnólogo universitario, perteneciente al área de la salud, cuya formación lo capacita para desarrollar tareas de apoyo y colaboración en la prestación del servicio farmacéutico. Cada semestre se gradúan en todo el territorio nacional más de 600 nuevos regentes, capacitados por las más de 30 instituciones de educación superior disponibles en esta disciplina.

Dentro de las funciones de un regente se encuentra la adquisición, custodia adecuada, dispensación y vigilancia de los medicamentos, control de recetas y resolución de consultas de sus clientes, entre otras. Por lo que su figura se convierte en el primer contacto para muchos colombianos con el área de la salud. Su labor se convierte entonces en algo primordial para el bienestar de las personas, al igual que su responsabilidad a la hora de recomendar un tratamiento o dar consejos para combatir ciertos malestares.

“En este trabajo, la ética es lo más importante, porque es nuestra responsabilidad recomendar los medicamentos correctos. Hay que respetar lo que recetan los doctores y atender al público pensando en su bienestar”, asegura Diana Milena Foronda, regente de la farmacia Pasteur La Playa en Medellín.

En esa misma línea opina Gregorio Hernández Galvis, regente de la Droguería Disney de Bogotá: “Ser regente es prestar un servicio social, más allá de entregar medicamentos; porque en nuestras manos está la responsabilidad de ayudar a la gente y educarla con nuestros conocimientos. Hay que tener plena seguridad y confianza de los medicamentos con los que disponemos para tratar a la población”.

Ciertamente, ser regente en Colombia significa mucho más que atender una farmacia y suministrar medicamentos. Los entrevistados aseguraron que su trabajo es una pasión y que se necesita compromiso para ejercer esta labor con profesionalismo. “Yo decidí dedicarme a esto porque me apasiona ayudar, escuchar las necesidades de los demás y resolver sus inquietudes. El compromiso con el bienestar de las personas es primordial, porque estamos tratando con el dolor de los demás”, cuenta Aurora Arias, regente de la Droguería Alemana en Florida Blanca Santander.

Las dolencias más consultadas

Según los regentes consultados, en un día promedio, a una farmacia pueden llegar más de 100 personas con diferentes dolencias y requerimientos por recetas médicas e inyecciones. Los entrevistados coincidieron en que el dolor de cabeza, el malestar general, la gripe y la acidez estomacal son las patologías más frecuentes.

“Desde que tengo 12 años estoy metida de lleno en este mundo de las farmacias y puedo asegurar que los pacientes más frecuentes son aquellos que tienen gripa, dolor de cabeza o problemas gástricos. Aquí uno debe estar preparado ante cualquier eventualidad, pues una vez llegó una señora a la que le aplicaron una inyección y se desmayó. Tuvimos que brindarle primeros auxilios de inmediato”, recuerda María Clara Almanza, regente de la droguería Drogas La Rebaja de Sincelejo.

Por su parte, Benjamín Abello Pedroza, regente de la Farmacia Olímpica S.A. de Barranquilla, coincide respecto a los malestares por los que es consultado en su lugar de trabajo. “A mí en un día fácilmente me pueden llegar 40 casos de personas con dolores de cabeza, dolores lumbares, acidez, etc. Es una infinidad de dolencias que yo las atribuyo al estrés del día a día. A mí, más que atender, me gusta escuchar a todo el que viene acá y por eso el servicio que brindo es primordial”, asevera.

Y es que, según los entrevistados, el secreto de poder atender diferentes malestares y dolencias en las personas radica en el conocimiento que hay de los medicamentos con los que se cuenta. “Más allá de la administración del negocio y el servicio al cliente, nosotros debemos tener conocimiento de los componentes y moléculas de cada tratamiento. Por eso, en la medida de lo posible, intento probar diferentes productos OTC”, agrega María Clara Almanza.

“Hay que ponerse en los zapatos del usuario, por eso a mí me gusta probar primero un producto antes de recomendarlo. De esa forma, podré indicarle con mayor seguridad a la persona qué puede sentir y que no tenga dudas. Me pasó hace poco con un antiácido de venta libre que estuve consumiendo porque lo necesitaba”, añade Gregorio Hernández Galvis.

De hecho, según cifras, la acidez gástrica afecta a cerca del 12% de la población colombiana y a un gran número de personas en todo el mundo, constituyéndose como una importante carga para los sistemas de salud, debido al alto número de consultas que genera, los costos de los medicamentos y a su impacto negativo en la productividad laboral y calidad de vida de quienes la padecen.

Entre sus síntomas más comunes, se encuentran la pirosis y la regurgitación; los cuales son molestos y afectan adversamente la calidad de vida de los pacientes. Se estima que Barranquilla es la ciudad colombiana con la mayor prevalencia de síntomas de reflujo (16,22%), seguida por Medellín (14,06%), Cali (11,6%) y Bogotá (10,75%).3

“Para el efecto de esos molestos síntomas, los pacientes pueden acudir a algunos antiácidos de venta libre en el mercado como Riopan®, que alivia la acidez. A mí me gusta recomendarlo porque lo he probado”, asegura Aurora Arias.

En esta misma línea coinciden los regentes consultados en Sincelejo, Barranquilla y Bogotá. Según ellos, este medicamento se puede tomar a cualquier hora, es fácil de consumir y se puede ingerir antes de las comidas, entre sus diferentes propiedades.

“Recomiendo Riopan® a los clientes que vienen a mi farmacia. Es innovador por sus componentes, que proporcionan un rápido alivio a los síntomas de la acidez”, concluye María Clara Almanza.

Deja un comentario