Obras de Infraestructura Educativa desde el 2015 en el limbo: senador Harold Suárez

junio 6, 2019 8:26 pm

nullDesde el inicio del mandato del presidente Iván Duque, hemos alertado sobre la gravísima situación en que quedaron una gran cantidad de obras de infraestructura educativa dejadas por el gobierno Santos.

Mal ejecutadas por el fracasado Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa FFIE el cual fue creado a través del artículo 59 de la Ley 1753 de 2015 «Plan Nacional de Desarrollo SANTOS II» como una cuenta especial del Ministerio de Educación Nacional, con el fin de administrar los recursos del Plan de Infraestructura Educativa, mismo que cuenta con inversión por parte del Gobierno Nacional por cifra cercana a los 2 billones de pesos y con partidas de cofinanciación por parte de los Entes Territoriales por cerca de un billón de pesos, lo que arroja como total aproximadamente 3 billones de pesos, destinados a la construcción de aulas para nuestros niños y jóvenes.

Hoy encontramos a muchos Alcaldes del país en aprietos, que contrario a contar con infraestructura educativa de calidad tal como lo prometió el Gobierno Santos y su Ministra Gina Parodi, se encuentran desperdiciando los recursos de la educación pagando cánones de arrendamiento en inmuebles privados, que carecen de las condiciones técnicas para impartir una educación adecuada y de calidad, por cuenta de los incumplimientos y el poco o nulo avance en la ejecución de las obras por parte de los contratistas, debido entre otras cosas a la falta de supervisión y control efectivo por parte del Gobierno Santos y del cuestionado ejercicio realizado por la Ministra de entonces Gina Parodi, quien dejo en tal programa de infraestructura educativa el sello corrupto de Odebrecth quienes obran como socios en proyectos de infraestructura en países como Perú de la firma GRAÑA Y MONTERO, haciendo parte del señalado Consorcio Conirsa, siendo GRAÑA Y MONTERO una de las principales firmas en la ejecución de contratos derivados de los recursos de tal fondo.

A la fecha se encuentran obras paralizadas con avances del 30% o menos desde el año 2015, lo que tiene en vilo al sistema educativo colombiano, apropiando recursos no solo del nivel nacional, sino también de los entes territoriales, afectando gravemente la prestación del servicio educativo.

Con la llegada del doctor Juan Carlos Franco a la gerencia de dicho fondo, vimos una luz de esperanza para solucionar los problemas en las más de 12 mil aulas que aún están sin terminar, que afectan a distintas zonas del país. Vimos a un funcionario comprometido recorriendo las regiones en busca de avanzar en posibles situaciones, buscando alternativas para que nuestros niños tuvieran las tan anheladas aulas, pero hoy recibimos con preocupación una lamentable noticia, la renuncia del Doctor Franco, hecho que nos genera la necesidad de reiterar el llamado de atención con urgencia al Presidente Iván Duque, sabemos que arrastra una lamentable herencia, pero del cual, conociendo su compromiso con la educación de los niños y jóvenes colombianos, esperamos una pronta propuesta que nos ayude a encontrar una solución viable a tan grave crisis, que está generando problemas de deserción escolar, costos adicionales al presupuesto de educación por cuenta de pago de arriendos a terceros para cumplir con la demanda de aulas de clases, e incluso riesgos por accidentes.

La deuda que tiene el país con la educación debe ser saldada, la partida del Doctor Franco no debe de ser tomada como una más, por el contrario es un llamado a no perder el camino que se había trazado, sabemos que no es fácil, confiamos en el talante y la capacidad de liderazgo para sacar avante la educación del país.

Deja un comentario