Aumentaron los casos de desnutrición crónica en niños de Bogotá

junio 12, 2019 3:47 pm

Las acciones que ha implementado la Secretaría Distrital de Salud para ampliar la identificación de casos de desnutrición crónica en menores de 5 años en Bogotá, han permitido, entre 2016 y 2018, mejorar la identificación de los menores con esta condición. Mientras que en 2016 se identificaron 22.731 niños con desnutrición crónica, en 2017 la cifra pasó a 23.955 y en 2018 a 29.965.

La mayor identificación de los casos de desnutrición crónica obedece directamente a que se incrementó la captación de menores a través de las consultas totales de crecimiento y desarrollo y de pediatría, entre otras, a través de las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) públicas y privadas en la ciudad.

Mientras que en 2016 se captaron 192.413 niños, en 2017 la cifra fue de 222.405 y en 2018 aumentó a 295.458. Lo que representa un aumento en el número de consultas de 53% durante el periodo. En 2016 la prevalencia de los casos de desnutrición fue de 17% y se registró una variación de 0,5% entre 2017 (17,1%) y 2018 (17,6%).

Para los niños identificados con desnutrición crónica se realizaron 33.630 consultas en 2016, 40.548 en 2017 y 54.485 en 2018.

Entre las acciones que adelanta la SDS para la identificación y el manejo de los casos de desnutrición crónica están el fortalecimiento y asistencia técnica a las IPS en el proceso de captación, manejo y reporte de casos al Sistema de Vigilancia Alimentaria (Sisvan), el seguimiento a los niños con bajo peso al nacer, la promoción de la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida y la alimentación complementaria.

Todas estas acciones han repercutido en que durante los últimos tres años en Bogotá ningún niño haya muerto por causa de desnutrición. Este importante indicador de salud pública no se había conseguido en la ciudad desde 1999.

Las acciones de la SDS también incluyen la caracterización de riesgo a recién nacidos a término de bajo peso con consejerías en lactancia materna, alimentación saludable y canalización a servicios de salud y programas de apoyo alimentario como parte de la Ruta de Atención Integral a la Desnutrición.

Desde 2017 se implementó el plan integral para la operación de programas y acciones de interés en salud pública en las IPS. En 2017 se abordaron 456 IPS y en 2018 otras 1.325.

Entre 2016 y 2018 se abordó a 12.071 familias con actividades relacionadas con prácticas de alimentación complementaria, lactancia materna, alimentación en el niño enfermo y micronutrientes.

Durante 2018 se hizo seguimiento a 551 casos de niños y niñas con bajo peso al nacer, entre ellos 306 recién nacidos.

Entre 2017 y 2018 se desarrolló Intervención Epidemiológica de Campo (IEC) a 3.186 recién nacidos de bajo peso, a 4.365 menores de 5 años con desnutrición y a 614 mujeres gestantes de bajo peso.

Así mismo, entre 2016 y 2017, en el espacio vivienda, se realizó seguimiento a 2.074 niños y niñas menores de 5 años con riesgo nutricional, de ellos, 101 se remitieron a la Secretaría de Integración Social, 28 al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) y 35 a otros servicios sociales.
Desde el Sistema de Vigilancia Alimentaria y Nutricional (Sisvan) se realizó en 2018 caracterización y orientación en salud a 767 madres o cuidadores de recién nacidos con bajo peso a término. En este año también se canalizaron 554 casos de riesgo materno infantil (gestantes con bajo peso) para el manejo adecuado y oportuno desde el sector salud.

Deja un comentario