Iniciativa colombiana para crear Corte Internacional Anticorrupción, principal tema en reunión de expertos en Noruega

junio 12, 2019 6:13 pm

null
Durante la reunión del Grupo de Expertos sobre Corrupción, organizada en Noruega por la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, con el apoyo de ese país, se trataron diferentes temas, entre ellos, la discusión de la propuesta colombiana para crear una Corte Internacional Anticorrupción, que presentó el Canciller Carlos Holmes Trujillo y que impulsa el Presidente Iván Duque.

Al iniciar el panel del encuentro, en el que fue el orador principal, el Ministro de Relaciones Exteriores colombiano explicó que la corrupción se ha convertido en una “verdadera pandemia con un amplio rango de efectos corrosivos en nuestra sociedad”, al indicar que este flagelo debilita las instituciones, el funcionamiento de la economía y el progreso social.

En su intervención, aseguró que la corrupción es un “combustible de la inestabilidad, la violencia, la actividad criminal y la pobreza” que se encuentra en todos los niveles de la vida pública, y que se ha convertido en una importante barrera para el desarrollo sostenible. Por estas razones, la reducción de este flagelo y del soborno, han sido incluidas en la Agenda de Desarrollo Global en el ODS 16 (Objetivo de Desarrollo Sostenible 16).

El Canciller Trujillo también afirmó que la corrupción se presenta como una amenaza para la legalidad, el emprendimiento y la equidad, y señaló que “está vinculada con otras formas de crimen organizado nacional y transnacional, como el terrorismo, el narcotráfico, el lavado de dinero, el contrabando, el tráfico de armas y de personas”.

Igualmente, aseveró que la corrupción afecta el emprendimiento porque “incrementa el costo de los negocios, distorsiona los mercados, impide el crecimiento económico, obstaculiza los negocios basados en competencia justa y alimenta las economías clandestinas”.

Indicó, además, que este flagelo “perpetúa los ciclos de pobreza y destruye el capital social, al desviar los recursos que se necesitan para la provisión de bienes y servicios públicos en nuestras sociedades, afectando especialmente a los más vulnerables”.

El Canciller Trujillo recordó que instrumentos internacionales como la Convención Interamericana contra la Corrupción y la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción elevaron este flagelo de una preocupación nacional a una de proporciones e importancia internacional, e indicó que según cifras del Foro Económico Mundial el costo anual de la corrupción está calculado en por lo menos USD$ 2.6 trillones, que representan aproximadamente el 5 por ciento del Producto Interno Bruto mundial.

Liderazgo internacional en la lucha anticorrupción

De acuerdo con el Canciller Trujillo, al ser la corrupción un crimen transnacional cada vez más complejo y sofisticado, es necesario mejorar los niveles de cooperación.

“Debemos hacer más que solo criminalizar la corrupción. Debemos fortalecer nuestras instituciones para prevenir, detectar, investigar y castigar los actos de corrupción. Tenemos que mejorar el nivel de cooperación de información entre nuestras agencias nacionales para la recuperación de activos robados, tenemos que identificar las mejores prácticas para la repatriación y confiscación de activos”, señaló.

Por esta razón, dijo que Colombia se propone asumir una posición de liderazgo en el escenario internacional para fortalecer el régimen de lucha contra la corrupción.

Colombia y Perú impulsaron la convocatoria de una Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU sobre este problema, que tendrá lugar en el primer semestre de 2021, con el objetivo de ‘adoptar acciones concretas para prevenir y combatir la corrupción, así como para fortalecer la cooperación internacional en la materia, incluyendo el estudio de la propuesta colombiana de crear un mecanismo judicial supranacional’, como lo destacaron el pasado 27 de mayo en declaración conjunta los Presidentes Iván Duque y Martín Vizcarra.

También, el Canciller se refirió a la necesidad de discutir la iniciativa de crear una Corte Internacional Anticorrupción, la cual “proveerá un foro para el procesamiento y castigo de los líderes corruptos que disfrutan de impunidad en sus propios países, debido a que controlan la administración de justicia”, a la vez que ofrecerá incentivos para que los Estados fortalezcan sus capacidades nacionales para la lucha contra este flagelo.

Esta iniciativa colombiana fue apoyada por expertos y organizaciones de la sociedad civil de Gran Bretaña, Indonesia y Nigeria, con quienes el Canciller Trujillo sostuvo conversaciones en el marco de su participación en este foro.

Deja un comentario