Aumento sustancial en el número de muertes asociadas a la violencia política en Colombia, reporta el Cerac

junio 14, 2019 7:36 am

–En mayo se presentó un aumento sustancial en el número de muertes asociadas a la violencia política, después de cuatro meses de reducciones continuas. La violencia letal fue dirigida principalmente contra dirigentes de Juntas de Acción Comunal y activistas políticos regionales. Las zonas de disputa entre grupos armados organizados y con presencia del Eln son las que presentan más altos niveles de letalidad de la violencia política.

Las precisiones corresponden a un informe del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, Cerac, el cual establece que cinco departamentos concentran el 53% de las acciones de violencia política que se registraron en el último mes. Seis municipios concentran el 27% de estas acciones en el último mes.

El CERAC advierte que persiste el alto riesgo de seguridad para para las personas que ejercen actividades de poder, representación o ampliación y construcción de poder al interior de las comunidades.

En cuanto al aumento de muertes asociadas a la violencia política en Colombia registrado en mayo, el informe precisa que en ese lapso fueron registradas 45 acciones de violencia política en las que fueron asesinadas 13 personas, resultaron 17 heridas y fueron amenazadas 45 personas. Estas acciones fueron dirigidas principalmente contra dirigentes de Juntas de Acción Comunal, activistas políticos regionales; y en menor medida contra docentes, integrantes de gremios y periodistas.

El reporte subraya que si bien las acciones de violencia política fueron registradas en 18 de los 32 departamentos del país, el 53% de las acciones (24 de 45) se concentraron en Cauca (7), Tolima (6), Arauca (5), Antioquia (3) y Valle del Cauca (3). Estas son zonas donde se presentan disputas entre los grupos armados organizados por el control de la explotación de rentas ilícitas como el narcotráfico, la extorsión y la minería ilegal, con excepción del departamento del Tolima.

Igualmente señala que que aunque en mayo se registraron 23 días no consecutivos sin muertes asociadas a hechos de violencia política, las 13 muertes en ese mes representaron un aumento del 86% frente a las presentadas en abril (7). Este aumento de las muertes producto de violencia política en mayo se da después de que entre enero y abril se registrara una continua reducción.

El promedio mensual de muertes en hechos de violencia política registrado en los cinco primeros meses de 2019 (11) representa una reducción del 15% cuando lo comparamos con el promedio mensual de muertes registradas durante los mismos cinco meses de 2018 (13). Sin embargo, el promedio mensual de muertes de 2019 aumenta en 58% cuando lo comparamos con el promedio mensual de muertes de violencia política de los cinco primeros meses de 2017 (7 muertes).

El aumento en el número de muertes en eventos de violencia política evidencia un altísimo riesgo de seguridad para las personas que ejercen actividades de poder, representación o ampliación y construcción de poder al interior de las comunidades. Es probable que este riesgo aumente por las elecciones locales y regionales de octubre próximo.

Las muertes registradas en mayo

El Cerac reseña que la violencia letal asociada a eventos de violencia política ocurrió en Bolívar, Caquetá, Casanare, Cauca, Magdalena, Nariño, Norte de Santander y Valle del Cauca.

En estas acciones fueron asesinados seis dirigentes de Juntas de Acción Comunal y tres activistas políticos regionales, así:

-Fue asesinada con arma de fuego Paula Rosero Ordóñez, personera de Samaniego, Nariño. En el hecho murieron dos personas más que se encontraban en el lugar.

-Fue asesinado con arma de fuego Daniel Rojas en zona rural de Caloto, Cauca. La víctima era el presidente de la Junta de Acción Comunal del resguardo López Adentro de ese municipio.

-Fue asesinado con arma de fuego Guillermo León Rengifo en Balboa, Cauca. La víctima era el presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Capitanes de ese municipio.

-Fue asesinado con arma de fuego Benedicto Valencia en Puerto Rico, Caquetá. La víctima presidia la Junta de Acción Comunal de la vereda Miraflores de ese municipio.

-Fue asesinado con arma de fuego Marco Antonio Adrada, fiscal de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Sauce en Leiva, Nariño.

-Fue asesinada Concepción Corredor en zona rural de Nunchía, Casanare. Según los familiares de la víctima, Corredor fue asesinada por dos personas que se identificaron como integrantes del ELN. La víctima era integrante de la Comisión de Mujeres del municipio y del partido Alianza Verde. Fue presidenta de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Pradera de ese municipio.

-Fue asesinado con arma de fuego Joaquín Trujillo en zona rural de Santa Marta, Magdalena. La víctima era defensor de derechos humanos de las comunidades indígenas de la comunidad Kogui y presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Los Linderos de esa ciudad.

-Fue asesinada con arma de fuego María del Carmen Flores en zona rural de Ocaña, Norte de Santander. La víctima era integrante de la Junta de Acción Comunal del barrio Colinas de ese municipio.

-Fue asesinado con arma de fuego Belisario Arciniegas García, candidato al concejo de Morales, Bolívar por el Partido de la U.

-Fue asesinado con arma de fuego Jorge Enrique Corredor conocido como ‘Wilson Saavedra’, excombatiente de las FARC en proceso de reincorporación y militante del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. Corredor fue el comandante del frente 21 y de la columna Saavedra Ramos de esa exguerrilla. El hecho ocurrió en Tuluá, Valle del Cauca. Corredor era el líder del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación de Marquetalia, en Planadas, Tolima y coordinaba un proyecto productivo de campesinos y excombatientes de las FARC con apoyo de la ONU y la Secretaria de Paz de la Gobernación del Valle del Cauca.

-Fue activado un artefacto explosivo al paso de una caravana del Juzgado Municipal de Tibú, Norte de Santander, en zona rural de ese municipio. En el hecho murió el secretario general del Juzgado y un civil no identificado. Cinco civiles resultaron heridos entre ellos el Juez municipal, además de tres integrantes del Ejército. No se conocen los responsables del ataque. Este es el tercer ataque contra una comisión judicial que CERAC registra en los últimos dos años. Los anteriores ataques fueron i) el 11 de abril de 2018 en San Pedro de Urabá, Antioquia, y ii) el 22 de octubre de 2017 en Buenos Aires, Cauca. En estos dos eventos murieron ocho policías.

-Fue asesinado con arma de fuego Wilmar José Carvajalino, dirigente de la Cooperativa de Transportadores del corregimiento Micoahumado de Morales, Bolívar.

-Fue asesinado con arma de fuego Carlos Enrique Serrano, docente de la Universidad del Cauca, en Popayán.
(Documento elaborado por: David Fernando Correal y Andrés Palencia. Nota metodológica del monitoreo de violencia política)

Sobre el informe, Cerac explica que entiende por violencia política los eventos en los que se busca causar un daño intencional a una persona involucrada en actividades de ejercicio del poder, representación colectiva de intereses, o ampliación y construcción de poder en la sociedad. Los eventos que incluye la violencia política son en los que ocurre un daño intencional causado contra individuos, grupos o comunidades de personas que tienen como finalidad afectar las preferencias políticas, los niveles de representación y organización comunitaria o la toma de decisiones colectivas. Como criterios de inclusión adicionales de acciones violentas están las que son dirigidas a personas que pertenecen a grupos políticos independientemente de las motivaciones del hecho.

Para Cerac, la violencia política electoral incluye las agresiones o la amenaza de agresión contra individuos o colectividades que buscan ejercer el poder político a través de la participación en procesos electorales. Esta categoría incluye tanto a candidatos a cargos públicos, como a operadores de sus campañas (colaboradores inmediatos) y a militantes de partidos políticos.

Deja un comentario