Fiscalía logra instalación de mesa técnica en defensa del río Cauca y de los pobladores aledaños a Hidroituango

junio 20, 2019 7:42 pm


El primer encuentro se cumplirá mañana viernes 21 de junio del año en curso, en la sede de la Procuraduría General de la Nación. La mesa técnica analizará la estabilidad del área en la que se adelanta Hidroituango, establecerá su impacto ambiental y definirá la continuidad o suspensión del proyecto.

Gracias a la presentación de peritajes técnicos que evidenciaron graves afectaciones a los recursos ambientales por parte de las obras relacionadas con la construcción de la Hidroeléctrica de Ituango (Hidroituango) y la solicitud de medidas cautelares ante un juez de control de garantías para proteger a las comunidades ubicadas en la ronda del río Cauca, la Fiscalía General de la Nación logró la conformación de una mesa técnica que evaluará el impacto del proyecto y su continuidad.

Los argumentos de la Fiscalía fueron aceptados por el juez 75 Penal Municipal de Bogotá, quien en audiencia pública cumplida el pasado 12 de junio del año en curso señaló que: “está claro que sí se han presentado daños a los recursos naturales por presunto incumplimiento de la normatividad entorno a la licencia ambiental y con el desarrollo del proyecto (Hidroituango)”

En ese sentido, el juez impuso dos medidas cautelares para amparar los derechos a la vida, salud, mínimo vital, vida digna y medio ambiente de los pobladores de la zona de influencia de Hidroituango.

De la primera disposición judicial se empezará a dar cumplimiento mañana viernes 21 de junio de 2019 a las 2:00 p.m., y será la instalación de una mesa técnica que deberá obtener un estudio técnico a profundidad sobre la estructura rocosa en la está ubicado la hidroeléctrica y evaluará el impacto y estabilidad ambiental del proyecto con el propósito de definir la continuidad o suspensión del mismo.

La mesa técnica será instalada en la sede la Procuraduría General de la Nación en Bogotá, de acuerdo con lo dispuesto por el juez de control de garantías, y de ella también harán parte la Fiscalía General de la Nación, la Contraloría General de la República, la Gobernación de Antioquia, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Ministerio de Salud y Protección Social, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), Empresas Públicas de Medellín (EPM), Hidroituango y los representantes de las víctimas y asociaciones reconocidas en el proceso.

Cada 10 días la mesa técnica presentará informes sobre los avances y en dos meses informará al juez los resultados de los estudios y evaluaciones que se hagan para recuperar el río Cauca y proteger a las comunidades.

Desde la Fiscalía General de la Nación, a través de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, se ha insistido en la necesidad urgente de salvaguardar la vida de los pobladores de por los menos 19 poblaciones ribereñas y recuperar la economía de la región golpeada por diferentes factores asociados con la construcción y puesta en marcha de la hidroeléctrica.

Vale la pena resaltar que, inicialmente y gracias al trabajo de peritos especializados, la Fiscalía ha detectado cuatro situaciones de riesgo para las fuentes hídricas y las comunidades, ellas son:

Invasión del buchón de agua: sobre el río Cauca, a la altura de Sabanalarga (Antioquia), los investigadores constataron la invasión acelerada de buchón, una planta acuática que crece en zonas en las que el agua se empoza o no corre con suficiente fluidez y reduce todos los procesos biológicos de conservación de los ecosistemas.
Planta de asfalto: en la vía que conduce de Toledo a Puerto Valdivia (Antioquia), sobre la ronda del río San Andrés, uno de los afluentes que nutre al río Cauca, la Fiscalía encontró una planta de asfalto abandonada en la que hay residuos de material carburado del petróleo y otros elementos peligrosos dispersos indiscriminadamente, provenientes de los trabajos de obra civil para la hidroeléctrica.
Escombrera El Higuerón: en un lugar conocido como El Higuerón, entre Puerto Valdivia y la hidroeléctrica, se encontró una Zona de Disposición de Material Excavado (ZODME) en la que hay de 2,5 a 3 millones de toneladas de residuos sólidos, aproximadamente. Las rocas y el lodo extraídos del proyecto fueron dispuestos sobre una pendiente y amenazan en la actualidad con desprenderse sobre una vía por la que transitan constante peatones, vehículos y semovientes, y podría represar el cauce del río Cauca con las consecuencias de una posible avalancha.
Afectación de la cadena alimentaria: la presencia de buchón y los otros riesgos identificados por están reteniendo la riqueza biológica y de minerales del río Cauca. Los expertos encontraron que esta situación afecta a la población de peces, en calidad, tamaño, carne y en su misma reproducción. Aspecto que golpea la seguridad alimentaria y la principal actividad económica de los pobladores del río Cauca.
La Fiscalía General de la Nación hace pública esta información por razones de interés general.

Deja un comentario