Energías renovables: ¡Largo camino por recorrer!

julio 4, 2019 8:22 am

Por: Luis Eduardo Forero Medina
Durante muchos años el hombre ha venido utilizando la madera que junto con los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural), siguen siendo las principales fuentes de energía; dejando de un lado las energías renovables, más barata y menos perjudicial, particularmente la solar y la eólica, que desde la creación de la tierra tiene a su alcance;

fuera de la energía fotovoltaica , energía termosolar concentrada, biomasa, basura, vertederos de agua y biogas, etanol, biodiesel, hidroelectricidad y geotermia que constituyen las principales fuentes de energía renovable definida como la “energía que proviene de fuentes que se están reabasteciendo naturalmente pero con un flujo limitado” ( La Administración de Información de Energía de Estados Unidos-EIA-).

Hace una década en Bonn, Alemania se aprobó el Estatuto de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena) para promover la implantación y el uso generalizados y reforzados de las energías renovables con objeto de lograr un desarrollo sostenible; instrumento que aprobó Colombia en 2013 mediante la Ley 1665; y es a partir de este año en el que en el país se aborda el tema de energía renovables, contenido en la ley 1715 de 2014 que regula la integración de las energías renovables no convencionales al sistema energético nacional; asunto declarado de utilidad pública, interés social y conveniencia nacional por dirigirse fundamentalmente a las zonas no interconectadas. Se creó el Fondo de Energías No Convencionales y Gestión Eficiente de la Energía –FENOGE-, encargado de financiar, gestionar y ejecutar proyectos sobre mejoramiento de la Eficiencia Energética y uso de Fuentes No Convencionales de Energía en el país. Fenoge lidera el Programa Colombia E2, para llegar durante un periodo mínimo de 10 años con energía a las regiones más apartadas del país, especialmente en la Costa Caribe, La Guajira, donde se beneficiarían más de 100.000 familias que aún no tienen acceso a este servicio, según datos oficiales. En esta parte del territorio son comunes las instalaciones eléctricas precarias. De la información energética recolectada por Fenoge, en el departamento de la Guajira el 68% de las Instituciones Educativas Públicas no cuenta con suministro de energía. El 90% de esas instituciones están ubicadas en el área rural y cubren unos 214.000 estudiantes literalmente desconectados del mundo exterior. En el Archipiélago de San Andrés, Santa Catalina y Providencia, Fenoge operará el proyecto para el cambio de luminarias, refrigeradores, aires acondicionados y extractores eólicos mediante mecanismo financiero para el sector de residencial y comercial.
En capacitación, en este futurista y prometedor sector, Argentina, Perú, México y Colombia son los países más certificados por la FAO en la Región en el curso de biomasa y energías renovables, donde participan miles de matriculados.
Los beneficios de las fuentes de energías renovables son incuestionables, ante el cambio climático “constituyen una herramienta útil para conseguir un desarrollo sostenible” (Secretario General de la ONU); la energía solar, que atrae mucha inversión y lo que ello conlleva, es capaz de producir 98 gigavatios (GW) adicionales, una contribución superior a la del resto de fuentes (ONU Medio Ambiente); la energía renovable juega un papel importante en reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (EIA); es un negocio inexplotado; es una energía más barata y menos contaminante que las convencionales o fósiles, más caros y con mayor emisión de carbono. “La energía limpia también significa menos contaminación, lo que se traduce en un desarrollo más saludable y feliz”, señala Angus McCrone, editor jefe Bloomberg New Energy Finance.
La tabla de los participantes en energía renovable la lidera EDP Renováveis (EDP Renewables, Euronext: EDPR), uno de los productores de energía eólica más importantes del mundo; China, en 2012 fue el principal anotador en el mercado de energía renovable en el mundo, con un 22% y 67.000 millones de dólares, gracias en parte al aumento de la inversión solar; América Latina produce el 40% de los biocombustibles en el planeta; siendo una fuente de energía renovable de fácil implementación, básicamente en sectores rurales, según La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO); el año pasado las energías renovables proporcionaron el 17,6% de la generación de electricidad en los Estados Unidos (EIA). Cerca del 90% del aumento en la electricidad renovable de EE UU entre 2008 y 2018 salió de la energía eólica y la generación de energía solar. Durante más de un siglo el petróleo, gas natural y carbón han alimentado el 80% del consumo de energía en EE UU. En la Unión Europea, en donde hasta diciembre de 2019 tienen plazo para finalizar los Planes sobre el particular, 15 países no planean aportar su parte justa en energías renovables.
Se han detectado varios obstáculos en todos los países para facilitar la transición de los combustibles fósiles que el Acuerdo de París recomienda se mantengan bajo tierra, a la energía renovable; uno son los subsidios a los combustibles fósiles que rigen en más de 100 países, y “el inestable panorama de las políticas relacionadas con este sector”, señala el informe Renewables 2019 Global Status Report.

“Es un desafío extraordinario, y una gran oportunidad para acelerar también el desarrollo sostenible de las energías renovables”, dijo el papa Francisco el 9 de junio de 2018.
@luforero4

Deja un comentario