Colombianos marcharon para rechazar ola criminal contra los líderes sociales y defensores de derechos humanos

julio 27, 2019 8:08 am

Marcha en Popayán. Foto Feliciano Valencia

–En marchas y concentraciones cumplidas en la mayor parte de ciudades del país y buena parte de sus municipios, así como en el exterior, los colombianos exigieron casi al unísono «no más amenazas y asesinato» de líderes sociales y defensores de derechos humanos.

Según cifras de Indepaz, en el último año han sido asesinados 225 líderes sociales, siendo los departamentos de Cauca, Valle del Cauca, Nariño y Antioquia los departamentos en los cuales han caído más dirigentes comunitarios.

Además, 138 excombatientes de las Farc han sido asesinados desde la firma del acuerdo de paz.

Entre el 1 de enero de 2016 y el 20 de julio de 2019, fueron ultimados 738 líderes sociales y defensoras de DDHH; 105 eran mujeres y 632 eran hombres; 169 indigenas, 64 afro descendientes y 289 campesinos ambientalistas comunales o impulsores PNIS.

El presidente Iván Duque se sumó a la jornada en la ciudad de Cartagena: “Rechazamos, profundamente, todas las expresiones violentas que han tenido como combustible el narcotráfico, el microtráfico, el crimen organizado, la extracción ilegal de minerales, el contrabando, prácticas de las cuales se valen muchos de los que han acallado las voces de los líderes sociales en nuestro país”, precisó el jefe del Estado.

Durante la sesión del Plan de Acción Oportuna (PAO), que se realizó este viernes en la capital de Bolívar, poco antes de marchar, Duque reiteró su rechazo a todas las expresiones de violencia.

Agregó que “a todos los colombianos nos duele cuando se pierde una vida en nuestro país, cuando se acalla una voz, cuando se apaga una ilusión producto de la violencia”.

Destacó que desde la implementación del PAO en noviembre de 2018, el índice de asesinatos de líderes sociales ha disminuido un 50 por ciento, producto del trabajo articulado entre las instituciones del Estado.

Aseguró que pese a la reducción que se ha logrado, no se encuentra tranquilo, porque “cada vida que se siega, cada vida que se amenaza” es una responsabilidad que recae sobre el Estado, que debe garantizar la protección de estos colombianos.

Así mismo, indicó que la responsabilidad de la protección de los líderes sociales debe ser una labor mancomunada y coordinada, lo que “implica el trabajo de los gobernadores y el trabajo de los alcaldes” en los territorios.

El Jefe de Estado subrayó que los resultados de las investigaciones de la Fiscalía General de la Nación, que han permitido esclarecer el 56 por ciento de los asesinatos, han logrado determinar los responsables de las muertes de los líderes sociales en el país.

En ese sentido, señaló como “los principales verdugos de los líderes sociales” al Eln, los grupos armados residuales o disidencias, el ‘Clan del Golfo’, ‘Los Caparros’, ‘Los Pelusos’, ‘Los Puntilleros’ y ‘Los Pachenca’, entre otros, que hacen parte “de esas cadenas del delito”.

Finalmente, al dirigirse a los líderes sociales presentes en la sesión, el Mandatario les manifestó que el Gobierno Nacional quiere fortalecer las herramientas de denuncia, facilitar y mejorar la reacción del Estado, así como ampliar la presencia del PAO en los territorios.

El Defensor del Pueblo, Carlos Negret Mosquera, marchó junto al Presidente de la República, Iván Duque; a la Vicepresidenta, Martha Lucia Ramírez; a la Ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez y al Viceprocurador, Juan Carlos Cortez, por los líderes y la vida, en Cartagena.

“La vida es sagrada, la vida se respeta, los líderes sociales caminamos y decimos ni uno más”, fue la consigna de 30 líderes sociales que acompañaron al Defensor del Pueblo en su recorrido.

Unámonos por un solo propósito, ni un líder asesinado, ni uno amenazado, viva la vida, viva Colombia, dijo el Defensor del Pueblo al finalizar la marcha.

Mientras tanto, el ministro de Defensa Nacional, Guillermo Botero, reportó un positivo balance de las jornadas de las marchas por los líderes sociales y defensores de Derechos Humanos programadas para este viernes, al finalizar el Puesto de Mando Unificado instalado en la Dirección General de la Policía Nacional.

«Durante la jornada se presentaron 100 actividades en todo el país, divididas en 70 marchas, 27 concentraciones y 3 asambleas, en 26 departamentos y 89 municipios. Para ello, la Policía Nacional contó con un dispositivo mayor a 19 mil uniformados y 24 escuadrones antidisturbios, del que hicieron parte 1.700 agentes de Policía para garantizar la seguridad de los participantes y el normal desarrollo de la movilización», reveló el ministro Botero.

El titular de la cartera de Defensa dijo que se presentaron dos situaciones de orden público que no tienen nada que ver con las marchas: «La primera se presentó en Tibú, Norte de Santander, a las 2:30 p.m., con la incineración de una grúa que estaba haciendo una reparación eléctrica durante los bloqueos que adelantaron manifestantes con ocasión de la captura de tres sujetos que habían sido capturados días atrás. Asimismo, en Tame, Arauca, se presentaron ráfagas de fusil en la estación de Policía Betoyes y se desactivó un vehículo que pretendía lanzar tatucos».

Finalmente, Botero afirmó que «salvo por esos dos hechos, que no están asociados a las marchas sino que son actos de los grupos armados organizados, presumiblemente el Eln, la jornada transcurre en total normalidad», concluyó.

Deja un comentario