Amenazas y señalamientos tras agarrón entre Vicky Dávila y Gustavo Petro

agosto 4, 2019 4:42 pm

Tras el ataque con huevos al senador Gustavo Petro y al candidato Carlos Caicedo en Ciénaga – Magdalena, se generó un fuerte agarrón en redes sociales entre la periodista Vicky Dávila y el líder de la Colombia Humana, el cual ha derivado en los últimos días en una serie de señalamientos, tendencias ofensivas y hasta fuertes amenazas.

Luego que la periodista de W Radio, Vicky Dávila, posteara en su cuenta en Twitter un trino acompañado por un corto video, donde se mostró el ataque con huevos contra Gustavo Petro y Carlos Caicedo, se inició una fuerte discusión que llegó a su cúspide con el hashtag, que se convirtió en tendencia, #VickyNueraParaca, el cual fue atribuido a las llamadas bodegas (ejercito de twitteros) de la Colombia Humana.

“A Gustavo Petro y a Carlos Caicedo los recibieron con huevos en Ciénaga- Magdalena “, escribió Dávila.

Petro cuestionó a Dávila pidiéndole que corrigiera los escrito: “No Vicky, sé el daño que quisieran hacer tus palabras, pero la noticia no es así, en medio de una caluroso recibimiento, un grupo pagado por el clan Cotes aliado al clan Gnecco trato violentamente de sabotear la manifestación de Colombia Humana”.

La periodista respondió: “Yo no tengo ningún interés político compartido con los Cote, ni con los Gnecco, ni con ningún “clan” de ninguna clase. Yo soy periodista y nada más”.

Y así, se dio inicio a una frenética carrera de trinos y acusaciones, que terminó en serias acusaciones de Gustavo Petro contra la familia Gnecco, que según él está aliada con el candidato a la gobernación del Magdalena Luis Miguel Cotes, a quien responsabiliza del saboteo ocurrido en Ciénaga.

Resulta que Vicky Dávila es esposa del médico José Emiro Gnecco, hijo del condenado por corrupción y narcotráfico Lucas Gnecco, un condenado por corrupción y narcotráfico, relación familiar usada por el excandidato presidencial para atacarla.

Tras esto, los seguidores de Petro, y las llamadas bodegas iniciaron un ataque contra la periodista, usando un peligroso hashtag, que incitaba a la violencia verbal: #VickyNueraParaca.

Petro aseguró a través de Twitter, que esa tendencia no venía de su movimiento político, y aclaró «El debate es sobre argumentos no sobre personas»

Las cosas empeoraron, luego que la mencionada tendencia derivara en fuertes amenazas en contra de Dávila y su hijo, lo que generó una petición por parte de la conductora radial a las autoridades para que abran una investigación pertinente.

Petro, en su defensa, señaló por la red social: «Este es un simple ataque político solo que camuflado», pero insistió que «Busca evaporar el ataque violento del clan Cote/Gnecco a la campaña de Colombia Humana».

Deja un comentario