Zipaquirá agradeció a Egan Bernal por su triunfo en el Tour de Francia

agosto 7, 2019 2:49 pm

El campeón del Tour de Francia 2019, Egan Bernal protagonizó un multitudinario recibiemiento este miércoles en Zipaquirá , donde la Plaza de los Comuneros se abarrotó se miles d epersonas que ovacionaron al joven deportista.

El vencedor del Tour llegó a las diez de la mañana con la camiseta amarilla y montando una bicicleta del mismo color, igual a la que se paseó por los Campos Elíseos de París. Decenas de policías lo escoltaron hasta la tarima.

Aunque había aterrizado en Bogotá el lunes en sigilo total, Bernal se opuso a que en su honor se hicieran las tradicionales caravanas de recibimiento y a que hubiera políticos en el acto público organizado por la alcaldía de Zipaquirá y la Federación Colombiana de Ciclismo (FCC).

«Todo ha pasado tan rápido que hasta ahora, cuando los veo a ustedes acá, me estoy dando cuenta de lo que esto ha significado para Colombia. Y la verdad me siento muy orgulloso de poder aportarle algo a la sociedad», señaló.

Ante sus pies se rendía un mar amarillo, de hombres y mujeres que tenían puesto el traje de la selección tricolor de fútbol y otros que habían comprado las imitaciones del maillot, que ya empiezan a venderse por cientos en Colombia. De la multitud sobresalían carteles con vivas para el campeón.

Más cerca, en primera línea, lo observaban viejas glorias del ciclismo cafetero: Fabio Parra, Patrocinio Jiménez, Mauricio Soler, Lucho Herrera, Martín Emilio «Cochise» Rodríguez o Efraín «Zipa» Forero. «Gracias por permitirnos soñar con que algún día íbamos a ganar el Tour», les lanzó.

Para Jiménez, parte de la generación colombiana que se estrenó en los Tour y la Vuelta a España de los ochenta, Bernal fue el «elegido» por el destino para alcanzar lo que decenas de ‘escarabajos’ buscaron por años.

«Nosotros fuimos los primeros que aportamos allí, fuimos a aprender y fue quedando en nuestras memorias cómo era la técnica del ciclismo moderno. Y algún día tenía que suceder, este es el inicio de muchos triunfos para Colombia», sostuvo a AFP.

Tras dos horas en una tarima, donde regaló una réplica de la camiseta amarilla a la FCC y de la blanca de mejor joven a su entrenador de infancia Fabio Rodríguez, Egan se fue por la misma vía por la que entró.

Antes prometió a sus coterráneos zipaquireños que lo seguirán encontrando en las carreteras de las sabanas bogotanas, por las que salen en las mañanas para prepararse a una nueva competición. Y por las que también transita Armando, el conductor, quien promete hacer sonar la bocina de su vehículo en honor al hombre que lo hizo llorar.

Por una de esas vías, grabado en un mural, Egan además verá su rostro, el lema «El orgullo de mi patria» y, por supuesto, su torso cubierto con tela amarilla.

Durante el evento, Egan Bernal habló de su futuro, rindió un homenaje especial y valoró su histórico triunfo, pero destacó el emotivo recibimiento que Zipaquirá tuvo para con él en esta jornada.

«Nunca voy a olvidar ver tanta gente reunida por mí. Todo ha pasado tan rápido que hasta ahora, cuando los veo a ustedes acá, me estoy dando cuenta de lo que esto ha significado para Colombia. Y la verdad me siento muy orgulloso de poder aportarle algo a la sociedad y darle esperanzas a Colombia», aseguró Egan Bernal.

El ciclista indicó: “No sé si voy a volver a ganar el Tour de Francia. Quiero tener los pies en la tierra y seguir trabajando. Si volvemos a ganar el Tour de Francia, intentaremos el tercero y luego el cuarto y así”, y agregó: «Quiero disfrutar el aquí y ahora. No estoy pensando en el próximo año ni en las próximas carreras».

Bernal demostró su humildad, luego de evitar compararse con alguno de los cinco veces ganadores del Tour, como el español Miguel Induraín, el francés Jacques Anquetil o el belga Eddy Merckx.

«Ganar un Tour de Francia es muy difícil, no me imagino ganando los cinco (…) Ojalá, pero si no, voy a seguir siendo feliz porque ya le di algo a Colombia».

El escarabajo colombiano además pidió a sus seguidores adelantar un minuto de silencio en homenaje al ciclista belga Bjorg Lambrecht, fallecido el lunes tras un accidente en el Tour de Polonia.

Bernal indicó que la muerte de Lambrecht «me impresionó bastante, fue un corredor con el que hice muchas carreras», afirmó. «Es muy duro, la verdad me da mucha tristeza, espero que esté en un mejor lugar y seguiremos compitiendo por él».

Deja un comentario