5 razones por las que el asesinato de Jaime Garzón nos dolerá toda la vida

agosto 13, 2019 8:22 pm

El 13 de agosto de 1999, la voz crítica de Jaime Garzón dejó de escucharse. El humorista, periodista y presentador se destacó como analista de la realidad colombiana. Su irreverencia puso de manifiesto los bemoles de la cotidianidad de una nación marcada por incesantes desafíos y fracturas en su tejido social.

En agosto del año pasado, José Miguel Narváez, exsubdirector del DAS, fue condenado a 30 años de cárcel por haber sido el determinador del asesinato de Jaime Garzón. Sin embargo, una condena no es suficiente. La impunidad sigue asolando el caso y aún quedan muchas preguntas por resolver, como lo señalara en su momento la editorial de El Espectador:

«Quiénes, en las altas esferas del poder, estuvieron vinculados con los hechos? Además, negarle la categoría de crimen de lesa humanidad es una decisión errada que puede afectar futuras investigaciones».

1

Por su fuertes críticas a la sociedad colombiana

«Yo no he visto ciudadano del mundo más cómodo que los colombianos, somos comodísimos. La ley del menor esfuerzo». Con sus palabras, Garzón no solo ‘desnudaba’ las falencias de la clase política sino de la sociedad colombiana en su conjunto. Sus palabras eran una invitación a reconocer nuestras fisuras y, de suyo, trabajar para mejorarlas.

2

Por atreverse a decir la verdad

«Lo que yo estoy haciendo es una práctica conceptual de la vida que es decir la verdad. Las cosas hay que llamarlas por la verdad. En este país nunca llamamos las cosas de verdad nunca ni en política ni en la vida real. Usted se va a comprar un coche y el tipo siempre le va a ‘empacar’ medio ‘milloncito’ más. A ver si de pronto usted cae».

3

Por mostrar la realidad a través de entrañables personajes

«Aparte de hacer crítica política, yo creo que en medio de lo que uno dice, algo queda en esa vaina de la imitación. Por ejemplo, hay quien solo entiende la imitación, quien entiende la imitación y lo que se dice, quien entiende la imitación, lo que se dice y lo que queda, hay muchos niveles, ¿cierto?».

Jaime Garzón creó numerosos personajes que ilustraban diversas facetas de la sociedad colombiana como Heriberto de la Calle, Dioselina Tibana, Nestor Elí, Godofredo Cínico Caspa, Compañero John Lennin, Emerson de Francisco, entre otros.

Conoce más en el perfil escrito por la revista Bocas.

4

Porque no tenía miedo

«A mí no me da miedo que me maten, a mí me da miedo es que me dejen como a don Navarro Wolf». Su valentía para denunciar y acusar le costaron la vida, pero también lo llevaron a marcar la historia de Colombia para siempre.

5

Porque nunca perdió la esperanza

“Yo soy aburridísimo: creo en la vida, creo en los demás, creo que este cuento hay que lucharlo por la gente, creo en un país en paz, creo en la democracia, creo que lo que pasa es que estamos en malas manos, creo que esto tiene salvación

Deja un comentario