El Salvador: Amnistía Internacional pide poner fin a criminalización del aborto

agosto 20, 2019 4:29 pm

Tags de esta nota:

La absolución de la joven Evelyn Hernández del delito de homicidio agravado cometido al supuestamente abortar en 2016 «es una victoria rotunda para los derechos de las mujeres en El Salvador», declaró Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional (AI).

El fallo «reafirma que ninguna mujer debe ser acusada injustamente de homicidio por el simple hecho de sufrir una emergencia obstétrica», expuso.

«Ahora que Evelyn ha sido absuelta, Amnistía Internacional pide a El Salvador que de una vez por todas ponga fin a la vergonzosa y discriminatoria práctica de criminalizar a las mujeres y derogue inmediatamente las normas draconianas antiaborto», puntualizó.

AI recordó en un boletín que el 6 de abril de 2016, Evelyn Hernández, de 21 años, sufrió una emergencia obstétrica en su casa que provocó la pérdida de su embarazo.

Una vez en el hospital, el personal de atención la denunció a la policía. Fue arrestada, juzgada y sentenciada a 30 años de cárcel por homicidio agravado. En 2018, un tribunal superior revocó este fallo y ordenó un nuevo juicio, y en las últimas horas finalmente absuelta.

La organización señaló que el aborto es ilegal en todas las circunstancias en El Salvador, y las mujeres que sufren emergencias obstétricas a menudo son condenadas injustamente bajo estas leyes.

«Según las organizaciones con las que colabora Amnistía Internacional, en el país al menos 19 mujeres siguen encarceladas o enfrentando cargos en estas circunstancias», apuntó.

En 2015, Amnistía Internacional publicó un informe en el que destacaba que las mujeres afectadas proceden en su mayoría de entornos marginados.

Este lunes, una corte de Sentencia de El Salvador absolvió a Evelyn Hernández del delito de homicidio agravado. La abogada Bertha de León explicó a la prensa que el juez «ha dicho que no había forma de comprobar el delito y por eso la absolvió; y ha dicho que fue un parto complicado, como el de muchas de las mujeres que aún están presas por el delito de homicidio».

Deja un comentario