Canciller denuncia que disidencias de Farc y ELN harían parte de la seguridad de Maduro en Venezuela

agosto 20, 2019 2:02 pm

Radio Santa Fe CM

Así lo expresó el canciller Carlos Holmes Trujillo, tras afirmar que hay pruebas reveladas por el exembajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, de que integrantes de las disidencias de las Farc y guerrilleros del ELN forman parte del esquema de seguridad de Nicolás Maduro.

Fue enfático en que “la solución a la crisis migratoria no es el cierre de las fronteras, es el cambio en Venezuela, es que la dictadura se termine finalmente para que los hermanos venezolanos recuperen la democracia y la libertad. Insistimos en la urgencia de la salida de Maduro y la solución a esta crisis porque no solo el impacto de la migración está afectando a Colombia. El régimen de Venezuela alberga y auspicia organizaciones terroristas, le sirve de refugio a estos delincuentes que desde ese territorio planean acciones criminales que luego ejecutan en Colombia”.

Sobre este último tema recordó que, recientemente, el exembajador de Estados Unidos en Colombia y en Venezuela, y asesor principal del Programa de Las Américas del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, William Brownfield, aseguró que su país tiene pruebas de la presencia permanente del ELN y de grupos residuales de las FARC en Venezuela, para formar parte del aparato de protección y de seguridad de Maduro.

“Por eso el Gobierno del Presidente Iván Duque no desfallecerá en la denuncia de la tiranía, de sus violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional, ni en el avance del cerco diplomático que deje cada día más sola a la dictadura a través de sanciones y decisiones políticas, así como del apoyo a la legítima Asamblea Nacional de Venezuela y al presidente interino Juan Guaidó”.

Luego de una reunión con el Representante Especial Conjunto de Acnur y la OIM para los refugiados y migrantes venezolanos en la región, Eduardo Stein, el Canciller Holmes Trujillo llamó nuevamente la atención por el rápido crecimiento de la migración venezolana en la región y la poca movilización de recursos de la comunidad internacional para la atención de esta población.

El Ministro de Relaciones Exteriores explicó que hace 3 meses, el 22 de mayo, Colombia había recibido un 20,9 % del llamamiento de la ONU para la atención de esta crisis, que representan USD $66,03 millones de los USD $315 millones solicitados a la comunidad internacional.

“A corte del 14 de agosto, los recursos recibidos por Colombia como parte del llamamiento de la ONU para 2019 se han incrementado a USD $96 millones, es decir, el 30,4 % de los recursos proyectados. Esto significa que en casi 3 meses recibimos 9,5 % más recursos para la atención de esta crisis”, indicó el Canciller Holmes Trujillo al explicar, sin embargo, que la cooperación sigue siendo insuficiente teniendo en cuenta que en este lapso al país llegaron más de 111 mil migrantes nuevos, para completar un total de 1.408.055.

El Ministro Holmes Trujillo aseguró que “en otros casos la comunidad internacional ha sido mucho más generosa. Agradecemos la cooperación que hemos recibido pero, mientras el número de migrantes siga creciendo, la demanda de servicios y de recursos también”.

En este sentido, indicó que en lo corrido del 2019 a Colombia han llegado USD $68,18 por cada migrante venezolano, si se tiene en cuenta lo recibido (USD $96 millones) y el número de migrantes que han ingresado al país (1.408.055).

“Esta cifra dista mucho de otros llamamientos que ha hecho la ONU para la atención de crisis migratorias en el 2018. Aquí algunos ejemplos: Para la atención de 5.300.000 migrantes en Siria se recibieron USD $2.660.000.000, es decir, USD $501,89 por migrante. Para la atención de 1.400.000 migrantes en Sudán del Sur se recibieron USD $700.000.000, es decir, USD $500 por migrante. Y para la atención de 900.000 migrantes en Myanmar se recibieron USD $682.100.000, es decir, USD $757,89 por migrante”, informó el Canciller.

Agregó que Colombia “no abandonará a la población migrante y la seguirá acogiendo con criterio humanitario, sentido de solidaridad y gratitud histórica, al tiempo que perseverará en el llamado urgente, apremiante y decidido para que la cooperación internacional responda de igual forma en la movilización de los recursos para su atención”.

El Canciller explicó que los recursos recibidos hasta el momento se canalizan a través del Grupo Interagencial sobre Flujos Migratorios Mixtos, que opera bajo el liderazgo conjunto de la Oficina del Coordinador Residente, la OIM y Acnur, y el cual coordina las acciones de 13 agencias de la ONU, 4 movimientos de la Cruz Roja y 38 ONG.

“Este año, esos recursos han permitido 1.600.000 atenciones y servicios para 317.000 beneficiarios en 23 departamentos y 104 municipios, en áreas como alimentación, asistencia médica básica, vacunación, atención prenatal, agua potable, alojamiento de emergencia, asistencia legal, entre otras”, señaló.

Por su parte, el Representante Especial Conjunto de Acnur y la OIM para los refugiados y migrantes venezolanos en la región, Eduardo Stein, hizo un reconocimiento a Colombia por demostrar “una gran solidaridad y respuesta con acciones de identificación, regularización, salud, educación e integración” de la población migrante y exaltó la decisión del Estado colombiano de otorgar la nacionalidad a los niños de padres venezolanos nacidos en el país y que están en riesgo de apatridia.

“Reiteramos nuestro compromiso de redoblar esfuerzos para lograr que la atención internacional se traduzca en aportes muy concretos para coadyuvar a los heroicos esfuerzos que países como Colombia, que es el que mayor acogida experimenta, puedan enfrentar en los próximos meses esta situación”, aseguró el representante Stein al indicar que el plan de respuesta para los refugiados y migrantes para Colombia está desfinanciado en un 70 %.

Por esta razón, hizo un llamado a la banca multilateral para facilitar y agilizar los préstamos solicitados para la atención de la crisis migratoria en la región y explicó que las cifras del llamamiento de la ONU se están actualizando para el próximo año, debido al incremento del flujo migratorio.

Finalmente, el representante Stein indicó que «reconocemos la soberanía de los Estados para controlar sus propias fronteras, pero también los llamamos a preservar el acceso al asilo y fortalecer los mecanismos que permitan la identificación de las personas con necesidades de protección internacional. De igual manera exhortamos a los Estados a que, en el marco de su soberanía y marcos legales, continúen regularizando y documentando a los refugiados y migrantes venezolanos, así como propiciando la reunificación familiar y el acceso a derechos para los venezolanos y venezolanas vulnerables».

Deja un comentario