Es deber del Estado combatir el abuso sexual contra los menores, pero también hay que fortalecer y proteger la familia: MinJusticia

agosto 22, 2019 12:20 pm

Combatir el abuso sexual contra los menores de edad a través de una política criminal que incluya estrategias orientadas hacia la justicia restaurativa y sin dejar de lado los derechos fundamentales de las personas.

Esa fue la principal premisa que expuso este miércoles la Ministra de Justicia y del Derecho, Margarita Cabello Blanco, ante la plenaria de la Cámara de Representantes en el debate sobre Abuso sexual y explotación comercial de niños, niñas y adolescentes en el país.

En la que fue su primera comparecencia ante dicha corporación en su calidad de titular de la cartera de Justicia, la alta funcionaria manifestó que es un deber del Estado combatir dicho abuso, y añadió que frente a este delito el tema de la familia es fundamental.

“La familia es la base y la esencia de la sociedad. Por ello es necesario fortalecerla no solo desde el punto de vista legal, sino también desde lo social y lo cultural. No todo son leyes, decretos y normas. Estas no sirven por sí solas para solucionar el problema», anotó.

Al tiempo, indicó que el Ministerio de Justicia y del Derecho considera necesario reestructurar el modelo de trabajo y estudio en los centros de reclusión del país y enfocarlo hacia la resocialización de los internos. Así respondió a las inquietudes de los parlamentarios sobre cuáles son y cómo aplica el Estado los procesos de resocialización a los condenados por delitos de abuso sexual contra menores.

Atendiendo una citación de la representante a la Cámara por Bogotá, Ángela Patricia Sánchez Leal, la Ministra precisó que el modelo de trabajo y estudio para la población penitenciaria debe ir más allá y no solo servir para rebajar las penas, tal como sucede hoy.

A juicio de la alta funcionaria, dicho beneficio debe ir acompañado por una política real y efectiva de resocialización con el fin de que al individuo se le prepare para volver a la sociedad y no reincidir.

Finalmente, aclaró que la política de resocialización debe aplicar estándares mínimos ya establecidos en las normas penitenciarias. «Lo que hay no es suficiente, por lo que debemos seguir trabajando con el fin de reforzar esa política, partiendo de una identificación de las condiciones específicas de cada individuo», puntualizó.

Deja un comentario