En primera audiencia de Comisión de Infancia se pidió optimizar políticas en beneficio de los niños

agosto 23, 2019 8:31 pm

Tags de esta nota:

Unificar cifras para focalizar políticas públicas entorno a los niños, niñas y adolescentes pidió el senador Ciro Alejandro Ramírez, durante la primera audiencia convocada por la Comisión Accidental de Infancia, que se desarrolló en el Salón Boyacá del Capitolio Nacional.

Al inicio de la audiencia, el presidente de la Comisión, senador Edgar Palacio, sostuvo que existen ocho millones de niños en pobreza y según cifras de la OIT en Colombia se necesitan 11 generaciones para que un niño salga de la pobreza. «Somos el tercer país más desigual del mundo y el primero en violencia contra los niños. Estas cifras deben prender las alarmas, para empezar a actuar. Frente al envejecimiento de la población y la situación que viven en los niños, no se ve un buen futuro para el país, estamos perdiendo científicos, deportistas, artistas, senadores, alcaldes», puntualizó Palacio.

El senador Ciro Alejandro Ramírez afirmó que se necesita hacer un balance sobre las políticas públicas que se están aplicando para saber si han sido efectivas y propone hacer un nuevo balance dentro de un año para evaluar si los indicadores han mejorado.

Precisó que los recursos deben estar enfocados a la prevención, porque los maltratos, violencia, homicidios van en aumento y de esta forma para saber cuál es la causa principal.

En representación del Ministerio de Justicia intervino Johana Badillo, quien precisó que se han evaluado las condiciones de los menores privados de la libertad, en compañía del ICBF, para proteger los derechos del niño como entidades del gobierno. «Con base en los resultados se fijó como objetivo primordial la resolución de conflictos en el entorno escolar, oportunidades de socialización y sanciones aplicables».

Como resultado, la funcionaria destacó la capacitación de 837 profesionales en responsabilidad penal, para atender estos casos y la creación de protocolos de atención a los adolescentes.

A su turno intervino Ramón Alberto Rodríguez, director de la Unidad de Víctimas, quien sostuvo que «tenemos una responsabilidad con dos millones 200 mil niños que son víctimas, mayormente por desplazamiento, algunos con discapacidad y en un 12% perteneciente a algún grupo étnico».

Precisó el funcionario que «se ha recrudecido la violencia contra los niños en las regiones, que monitoreamos diariamente y hemos aplicado estrategias de prevención y fortalecimiento de los derechos de los niños, así como las entregas humanitarias y la indemnización administrativa».

Además, advirtió que en el componente de la reparación no sólo son necesarios los recursos sino la articulación de los programas para la dignificación de víctimas del conflicto, con medidas de satisfacción y la recuperación emocional tanto individual como grupal.

En representación del Ministerio de Educación intervino Jaime Lizcano, director de programa Primera Infancia, quien advirtió que las cifras expuestas son lo suficientemente alarmantes en temas de pobreza, por lo que son necesarias de atacar. «Cuando se invierte en la primera infancia las capacidades de los niños y niñas se potencian invaluablemente», puntualizó Lizcano.

«Es muy importante que como sociedad miremos a la primera infancia. Toda la inversión que ahora se haga en beneficio de ellos se verá reflejada en un desarrollo futuro y tienen menos posibilidad de participar en hechos delictivos. La política busca garantizar trayectorias educativas completas, disminuir tasas de deserción, el reto como gobierno es adecuar un sistema educativo para que en los momentos de transición los educandos no se vayan», advirtió el director Lozano.

En representación del Ministerio de Cultura intervino Amalia Pombo, directora del programa de artes, quien reafirmó el compromiso del Ministerio con el programa de Primera infancia e Infancia y Adolescencia. «La estrategia de lectura, a través de la creación de 50 bibliotecas itinerantes, ligada a las mil 500 bibliotecas públicas del país, es un pilar importante en el empoderamiento de los niños y niñas del país». Aseguró la funcionaria que los recursos del Ministerio no son muy altos, desearían más, pero los impactos si son para resaltar.

Al cierre de la audiencia, el senador Ciro Alejandro Ramírez afirmó que es necesario consolidar los indicadores y las cifras, «que concuerden para poder formular una política pública clara».

«Queremos empezar a revisar varias asociaciones que atienden niños abusados y maltratados, para saber qué se está haciendo y si los programas están funcionando para hacer más eficiente el presupuesto asignado al bienestar de los niños, niñas y adolescentes», manifestó el senador Ramírez.

Deja un comentario