Jornada «S.O.S por el Amazonas» en Brasil, Colombia y otras naciones del mundo

agosto 23, 2019 5:36 am

–Los devastadores incendios forestales que afectan al Amazonas son el detonante de una oleada de protestas que tendrán lugar este viernes frente a las Embajadas brasileñas de distintos países.

Grupos y organizaciones ambientales convocaron a varios actos a partir de la fecha y en los próximos días en Brasil y otros países, incluido Colombia, en respuesta a la política ambiental del presidente Jair Bolsonaro y en defensa de la Amazonia.

La manifestación titulada SOS Amazonia-Acto Urgente ratificó eventos en 10 ciudades del país: Río de Janeiro, Sao Paulo, Brasilia, Curitiba, Ribeirao Preto, Sao Carlos, Natal, Manaus, Salvador y Atalanta.

A través de las redes sociales, también se convocaron protestas en al menos siete ciudades de otros países, como Alemania, España, Perú e Italia.

La movilización en defensa de la mayor selva tropical del mundo comenzó a ganar impulso cuando las noticias de las quemas en regiones de Brasil dominaron las redes sociales.

Según el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), los incendios aumentaron en 82 por ciento bajo el Gobierno de Bolsonaro, pero el político de extrema derecha deslegitima tal cifra y elude la responsabilidad.

El exmilitar afirmó también, más de una vez, que la culpa del fuego en la Amazonia fue la de las organizaciones no gubernamentales (ONGs), en un complot contra su Gobierno.

Además de la Amazonia los incendios se extendieron por los estados de Acre, Rondônia, Mato Grosso y Mato Grosso do Sul, y llegaron a la triple frontera entre Brasil, Bolivia y Paraguay.

De acuerdo con organizaciones medioambientales, las políticas económicas de Bolsonaro, quien prometió explorar el potencial económico de la Amazonia, animó a ganaderos, agricultores y madereros a explotar y quemar el pulmón del mundo con una sensación de impunidad.

Para la expresidenta Dilma Rousseff, la devastación de la selva amazónica es una cara aterradora de la destrucción de la soberanía nacional y un crimen de lesa patria cometido por el Gobierno de Bolsonaro.

A propósito del tema, la Semana del Clima de América Latina y el Caribe, que se desarrolla en Salvador de Bahía (Brasil), tuvo este miércoles un incidente durante la presentación del ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, quien fue abucheado por activistas, debido a los incendios que afectan la Amazonía.

«Amazonía en llamas», «No existe planeta B», «Contra el desmonte ambiental» y «Sí a la vida», fueron algunos de los carteles que exhibieron, en medio de silbidos, ante la exposición del funcionario en el plenario que continuará hasta este viernes.

Pese a las críticas, Salles defendió las políticas oficiales y afirmó: «La participación con carteles, las manifestaciones, tienen eco en las iniciativas que hemos considerado». Luego, definió a los incendios como «una situación muy preocupante» que fue «agravada por el tiempo seco, el calor». «Vamos a actuar para apoyar a los gobiernos de los estados en ese combate de los incendios», concluyó.

El encuentro, del que participan representantes de empresas, instituciones, organizaciones no gubernamentales e instituciones de 26 países, es previo a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que se realizará en diciembre en Chile.

Según datos del Gobierno de Brasil, los incendios que afectan al denominado pulmón del planeta se incrementaron un 82 % en relación con los registrados el año pasado. Los estados que sufrieron el mayor aumento son Mato Grosso do Sul, con 278 %; Rondonia, 203 %; Pará, 198 %; Acre, 197 %; y Amazonas, 151 %.

Además, en lo que va de 2019 se iniciaron al menos 75.336 focos, muy por encima de los 39.194 que ocurrieron entre enero y agosto de 2018.

Por su parte, el Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (Inpe) denunció que la deforestación destruyó 2.254 kilómetros cuadrados de la Amazonía en julio último, cifra 278 % mayor a los 596,6 kilómetros cuadrados del mismo mes del año anterior.

Danicley Aguiar, vocero de Greenpeace en Brasil, culpó por la situación a las políticas implementadas por la gestión del presidente Jair Bolsonaro. «Quienes deforestan y destruyen la Amazonía se sienten alentados por el discurso y las acciones del Gobierno de Bolsonaro que, desde que asumió el cargo, ha hecho un verdadero desmantelamiento de la política ambiental del país», afirmó.

Frente a las críticas, el mandatario acusó a las ONG por su responsabilidad en los incendios, como respuesta a la quita de fondos decidida por el Ejecutivo.

En ese sentido, este jueves redobló las críticas y aseguró que esas organizaciones buscan «derrocarlo». «Las ONG perdieron dinero, están desempleadas e intentan derrocarme», expresó Bolsonaro.

El mandatario también apuntó contra la prensa, a la que acusó de cometer un «suicidio» y de hacer «campaña contra Brasil». «Si el mundo impone barreras comerciales y el agronegocio retrocede, habrá crisis económica», advirtió.(Con información de Prensa Latina y RT).

Deja un comentario