No es suficiente…

agosto 28, 2019 6:34 pm

por Mauricio Botero Caicedo
Según informes de prensa, “En la inauguración del V Gabinete Binacional, que se realiza en Pucallpa (Perú), el Presidente Iván Duque calificó la corrupción como “un cáncer que carcome las instituciones, un cáncer que afecta la confianza ciudadana en la democracia y en las instituciones democráticas”. Celebró que, con el Presidente peruano, Martín Vizcarra, se mantenga “ese espíritu de cooperación judicial para desmantelar las estructuras trasnacionales de la corrupción”.

Así mismo, destacó “la coordinación que estamos teniendo para impulsar, en el marco subregional, regional y global, el tener una Corte Internacional que puede enfrentar esos fenómenos de crimen transnacional corporativo”. “Celebro que estemos trabajando conjuntamente para que saquemos adelante, en el marco de la Alianza del Pacífico y de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), una ‘lista negra’ de empresas corruptas para que tengan no solamente la sanción social, sino también que tengan la sanción por parte de los Estados, para identificarlas cuando se van a presentar a procesos licitatorios o de contratación”.

En opinión del autor de esta nota, no sólo se debe sacar a las empresas corruptas de los procesos licitatorios o de contratación, sino a los accionistas de dichas empresas, ya que especialmente en el caso de las obras públicas, dichos accionistas se suelen reagrupar, formando otras empresas, y de esta forma evadiendo las sanciones que pretende establecer el Estado.

Según otros informes de prensa, “Desde 2013, han sido nueve las oportunidades en las que se ha intentado imputarle cargos a Leo Eisenband, el dueño de las tiendas Fedco. El proceso contra Eisenband ha pasado por las manos de decenas de fiscales, pero nada ha pasado. Es más, un grupo de pruebas que entregó Camilo Bula -testigo estrella del caso y único condenado por el escándalo- hace seis años y que estaban bajo cadena de custodia se perdieron, junto con otras declaraciones. La última estrategia judicial que usó la defensa de Leo Eisenband, dueño de la cadena de tiendas de belleza y cosméticos Fedco, fue pedir que la imputación de cargos en su contra la realizara un juzgado de Barranquilla (lugar donde se habrían cometido los hechos que hoy la Fiscalía investiga) y no uno en Bogotá. Sobre este capítulo, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia acaba de decidir que Eisenband tendrá que seguir asistiendo a los Juzgados de Paloquemao en Bogotá. El alto tribunal señaló que el Código de Procedimiento Penal indica que «cualquier juez penal municipal» se puede hacer cargo de la imputación de cargos, como lo estableció una modificación al código penal desde 2011. «Según criterio de la Sala, este cambio normativo no implica una autorización a las partes para escoger, arbitrariamente y sin limitación alguna, el juzgado de garantías al que quieren acudir».

El caso es que posiblemente lo que mejor funciona en este caso es la sanción social. Aquellos que consideran, como es el caso de este autor, que a la justicia se le está burlando, simplemente dejemos de comprar en Fedco. ¡Así de sencillo!

Deja un comentario