LAS TÍAS: JUDITH e ISABEL

septiembre 4, 2019 12:49 pm

Por: Diego Calle Pérez.

CORTO Y PUNTUAL

Las tías, Judith e Isabel, fueron las hermanas mayores de una gran familia, que afrontaron desde muy niños la ausencia de su progenitora. Las tías Judith e Isabel, nacieron en la primera mitad del siglo XX, en medio de una gran riqueza que por herencia disfrutaron los hijos del abuelo materno.

Las tías fueron el centro del núcleo familiar a pesar de estar casadas y con hijos, nunca, sus hermanos las dejaron de frecuentar y pasar días en la casa familiar de cada una de ellas.

Con la inquietud de la juventud y la grabadora casette de la época tuve la oportunidad de registrar sus propias vivencias de vida cotidiana, escuchando con detalle cada una de las historias que se les proponía entre cuestionarios preparados e improvisadas preguntas que se les hacia entre los muchos mitos y leyendas que su memoria generaba.

Las tías, Judith e Isabel, contaban sus anécdotas de jovencitas en la vida de una finca atendiendo al abuelo materno y describiendo las personas que pasaban por la casa del pueblo. Las amistades del abuelo, con Pedro José Berrio y con Monseñor Builes. La relación que tuvo con el que llamaron el rico del pueblo Chicho Calle, siendo el abuelo quién importaba ganado para las tierras del valle de los Osos. La amistad del abuelo con los herederos de la familia Ospina Vásquez. Las tías contaban de la transformación del pueblo y de ese cuento que los liberales iban a misa de seis de la mañana y los godos a las ocho. Pagando más diezmo el liberal que el conservador. Las tías narraron historias que se deleitaría, Gustavo Álvarez Gardeazabal, describiendo a Monseñor Builes como el pájaro espino de la época, de su altura física y espiritual y de su gestión sacerdotal parecida a un jesuita en misiones evangélicas.

Las tías Judith e Isabel, me legaron una gran historia oral, por narrar en capítulos y que con el tiempo se debe editar en un texto que ayudaría a entender como pueblos pasaron de la riqueza minera, a la leche industrializada y se han hecho famosos no por sus personajes de renombre nacional, sino por una empresa Cooperativa que supo catapultar lo que se tenía como recurso alterno, y las gestiones de quién tuvo por años el control político de muchos pueblos. Continuara…

Una respuesta sobre “LAS TÍAS: JUDITH e ISABEL”

  1. Manuel Durán en septiembre 9th, 2019 1:19 pm

    Don Diego, sin ser tan corto ni tan puntual por qué no se escribe por lo menos un libro de ese tema tan interesante, que sería fatal que se quedara inédito. Saludos

Deja un comentario