Calidad en el cultivo de papa, clave para enfrentar la volatilidad del mercado

septiembre 6, 2019 6:28 pm

Tags de esta nota:

Radio Santa Fe CM

La papa es el tercer alimento de mayor importancia para la seguridad alimentaria mundial, de acuerdo a Fedepapa. En Colombia, su área de siembra ocupa cerca de 130.000 hectáreas. La papa es un cultivo de tradición nacional con grandes retos. Alrededor del 90% de la producción se utiliza para comercialización en el mercado fresco y 10% de industria.

Una de las mayores preocupaciones de los paperos colombianos es satisfacer los criterios de calidad establecidos por un consumidor final cada vez más exigente y, en algunos casos, enfrentar el rechazo de la totalidad de su cosecha. En respuesta a estos desafíos, Yara –la compañía de nutrición de cultivos para el futuro- lanza al mercado su propuesta para producir más y mejores papas.

La solución RicaPapa by Yara tiene como propósito ofrecer toda la experiencia y respaldo de la compañía a este cultivo, facilitando el acceso de los agricultores a nuevas tecnologías de fertilización, con ensayos científicos que evidencian un aumento en las ganancias, con más papas saludables y uniformes, incluso en tiempos difíciles.

“La calidad de los tubérculos en apariencia y calidad de cocción son claves para el mercado. Por eso, nuestro objetivo es ayudar a las más de 100.000 familias productoras a enfrentar la volatilidad y mantener su tradición, con programas de nutrición eficientes, que les ayuden a obtener mayores rendimientos y garantizar una menor tasa de rechazo de sus cosechas”, afirma Marcelo Altieri, director regional Cono Norte de Yara.

En ese sentido, RicaPapa es el resultado del compromiso de Yara con el desarrollo y transferencia de conocimiento. Gracias al acompañamiento de expertos agronómicos en las etapas críticas del cultivo, los paperos reciben información confiable para maximizar la calidad, productividad y rentabilidad de su cosecha. Esta nueva solución promueve la aplicación de mejores prácticas de nutrición, que ayudan a minimizar el riesgo y protegen el medio ambiente.

Una tradición que se refuerza
La papa es considerada un eje fundamental de la economía local; hoy se produce en 283 municipios, concentrándose principalmente en cuatro departamentos: Cundinamarca (37%), Boyacá (27%), Nariño (20%) y Antioquia (6%), de acuerdo al Ministerio de Agricultura.

Yara tiene un amplio conocimiento del cultivo de papa en más de 60 países; por esto, acompaña de forma permanente a los papicultores para que tengan un mejor conocimiento del proceso productivo y puedan obtener papas uniformes y de la más alta calidad, aún en condiciones adversas.

Próximamente, la empresa también impulsará la tradición papicultora de Colombia a través de su programa de reconocimiento Yara CHAMPION® Program, en el que celebra y premia el esfuerzo, disciplina e interés de los agricultores para producir con calidad y de manera eficiente. “Con este programa, Yara busca fomentar la implementación de buenas prácticas en la producción de papa bajo principios de sostenibilidad que aporten a la rentabilidad de los agricultores así como a conservar el planeta”, agrega Altieri.

Ofrecer alternativas que impacten de forma positiva y generen oportunidades reales de progreso para los papicultores se traducirá en mejores resultados tanto para ellos como para la economía local, al generar más empleo y a su vez satisfacer la demanda de un producto que consumen más de 45 millones de colombianos de acuerdo al último del DANE.

Deja un comentario