La nutrición del cuerpo y el alma son fundamentales para tener ciudadanos felices, recalca la Primera Dama

septiembre 12, 2019 2:57 pm

Foto Presidencia


La Primera Dama de la Nación, María Juliana Ruiz, reiteró este miércoles que cuando asumió su papel, quiso apostarle a una estrategia ambiciosa que acompañara, de manera integral, coordinada y complementaria, el desarrollo del ciudadano desde su niñez, pasando por su adolescencia y por su juventud, etapas fundamentales que determinan el curso de la vida del adulto.

Así lo reiteró al intervenir en el IX Congreso Tunu3, en Barranquilla, que se ocupa de aspectos relacionados con vida saludable, familia y sociedad.

“En esa medida –explicó la señora María Juliana-, lo primero que se me vino a la mente fue la nutrición, concebida como un proceso de nutrir el cuerpo y el alma, por lo que quisimos abanderar, apoyar, liderar todos los proyectos asociados a esa posibilidad de expandir, de crecer la capacidad, de adquisición de micronutrientes para los niños y, sobre todo, para las madres adolescentes gestantes y lactantes, porque ahí empieza ese reconocimiento del bienestar físico que es transmitido a otro ser humano”.

En línea con esto, la Primera Dama contó que la Consejería Presidencial para la Niñez y Adolescencia puso en marcha la Gran Alianza por la Nutrición, en la que se convocó a los sectores público y privado, a la academia, a la comunidad internacional, para que desde sus escenarios le hagan frente a la desnutrición.

Como segundo eje, la señora María Juliana se enfocó en el fortalecimiento del aspecto socioafectivo, lo que calificó como “la nutrición del alma”.

“Para mí, la nutrición del alma se resume en un niño en el entorno, en todo eso que recibe como esponja; todos los niños son como cemento fresco: todo lo que cae sobre ellos deja una huella”, afirmó.

Expresó que su deseo es que “todos los niños de nuestro país reciban lluvia, tormentas de amor, de seguridad, de bienestar, de estabilidad, para poder tener ese complemento de la nutrición de cuerpo y alma para empezar a intervenir ese otro proceso en donde quisimos llegar, que es la adolescencia y la juventud”.

De acuerdo con la esposa del Jefe de Estado, se quiso trasladar ese proceso de nutrición también hacia los jóvenes y los adolescentes que pueden ser vulnerables, y se refirió a tres grandes retos que en esta población afectan directamente su desarrollo como adultos.

“La salud sexual y reproductiva, la salud mental, y todo lo asociado a la prevención del consumo de sustancias psicoactivas son los grandes retos que enfrentan los jóvenes y adolescentes de nuestro país y, por eso, tenemos que ser conscientes de que hay un tema que trasciende al individuo y es la importancia de los actores que están cercanos a él”, explicó.

Trabajo colectivo

Así mismo, la Primera Dama hizo un llamado para que se trabaje de forma mancomunada y por parte de los distintos actores, como se está haciendo con Nu3, para impactar positivamente a los jóvenes que están expuestos a diferentes problemáticas.

“Desafortunadamente, en el territorio la oferta que están recibiendo los niños y los jóvenes de nuestro país no es precisamente la más positiva. Tenemos unos índices y unas cifras muy dicientes de prostitución, drogas, suicidio, índices que definitivamente nos llaman la atención para empezar a visibilizar ese tiempo que necesitan de atención los jóvenes para nutrir su cuerpo y su alma”, indicó la Primera Dama.

Vale la pena destacar que para enfrentar esa situación se creó la estrategia Sacúdete, liderada por la señora María Juliana, que ya se desarrolla en los departamentos de Meta, Santander, Putumayo y Valle del Cauca, y que busca explotar las capacidades y talentos en los jóvenes para asegurar que tengan un proyecto de vida productivo y sostenible.

La esposa del Jefe de Estado también destacó la labor del Congreso Tunu3, que convoca a diversos sectores de la sociedad a lo largo de tres ejes fundamentales: la salud, la familia y la sociedad.

“Felicitaciones por las acciones acertadas en impactar de manera absolutamente integral algo fundamental en la vida de un ser humano y es el bienestar, que es ese conjunto de cosas que se hacen necesarias para vivir bien”, resaltó.

“Un ser humano sano, saludable, que crece y se desarrolla en una familia estable y segura, y que adicionalmente ejerce un rol positivo en la sociedad, es un ciudadano absolutamente feliz”, concluyó la Primera Dama de la Nación.

En esta oportunidad, el Congreso Tunu3 espera reunir a 1.500 asistentes, y a expertos, que dialogarán sobre la búsqueda de soluciones y la implementación de políticas públicas que garanticen entornos saludables para combatir problemas como malnutrición, obesidad, sobrepeso y sedentarismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *