China también eximirá de aranceles adicionales productos agrícolas de EE.UU.

septiembre 13, 2019 7:32 am

–La Comisión de Aranceles Aduaneros del Consejo de Estado excluirá algunos productos agrícolas como la soja y la carne de cerdo de los aranceles adicionales sobre los productos estadounidenses, informaron este viernes fuentes oficiales.

China apoya a las empresas nacionales en la compra de una cierta cantidad de productos agrícolas estadounidenses de acuerdo con las normas del mercado y la Organización Mundial del Comercio, según fuentes de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma y el Ministerio de Comercio.

La medida se produjo después de que Estados Unidos decidió hacer ajustes a los aranceles adicionales que se impondrán a los productos chinos el 1 de octubre.

China tiene un mercado enorme, y las perspectivas para importar productos agrícolas de alta calidad en los Estados Unidos son amplias. China espera que Estados Unidos cumpla con su palabra, avance en sus compromisos y cree condiciones favorables para la cooperación agrícola bilateral, dijeron fuentes de los departamentos relevantes de China.

El régimen chino anunció este viernes que también concederá exenciones para algunos productos agrícolas procedentes de Estados Unidos de los tributos adicionales adoptados en medio de la guerra comercial entre la primera y segunda potencias del mundo.

Ayer el presidente Donald Trump informó que postergará del 1 para el 15 de octubre próximos la entrada en vigor del incremento tarifario, como ‘gesto de buena voluntad’ por la exención que el día anterior Beijing anunció para 16 bienes norteamericanos.

Según un comunicado del territorio oriental, la decisión de la Casa Blanca puede ayudar a dar un vuelco a las deterioradas relaciones entre ambos países, con discordias en distintos frentes.

China amplió- apoyará a sus firmas a comprar más soya y cerdo de Estados Unidos, pues tiene un gran mercado que está listo para recibir desde allá productos agrícolas de alta calidad.

No obstante, enfatizó en que espera del país norteamericano condiciones favorables para llevar adelante la cooperación en ese sector.

El retraso esta semana de ambas potencias a la mutua aplicación de alzas tarifarias sobre algunas importaciones es visto como un acto de distensión en su guerra comercial de más de un año.

Incluso reavivó gran parte de las bolsas de valores alrededor del mundo e incentivó los precios del petróleo.

Sin embargo, los ojos están puestos en las pláticas anunciadas para octubre en Washington, aunque expectativas disminuidas sobre el alcance en el corto plazo de un consenso sólido que ayude a solucionar la discordia.

El agrio conflicto entre la primera y segunda potencia del orbe cumplió en marzo pasado un año y lo desató investigaciones de la Casa Blanca sobre los supuestos esfuerzos chinos que distorsionan el mercado nacional para forzar, presionar y robar tecnología y propiedad intelectual estadounidense.

Después de vivir momentos de peligrosa tensión, las aguas se apaciguaron un poco entre Beijing y Washington, lograron reanudar las pláticas y encontrar un punto medio en cuestiones importantes como la protección de los derechos de propiedad intelectual, la transferencia tecnológica, agricultura, servicios y tasas de cambios.

Pero el pleito volvió al cruce de disparos arancelarios en mayo pasado, luego de seis meses de tregua durante la cual las dos potencias estuvieron bien cerca de avanzar hacia un convenio, pues ya se habían puesto de acuerdo en muchos puntos problemáticos. (Con información de Agencia Xinhua y Prensa Latina).

Deja un comentario