Corte protege el derecho al debido proceso del Banco Agrario de Colombia en un proceso de liquidación judicial.

octubre 17, 2019 5:41 am

–Un fallo de tutela emitió la Corte Constitucional protegiendo el derecho al debido proceso al Banco Agrario en el marco de un proceso de liquidación judicial.

El Banco Agrario de Colombia S.A. presentó acción de tutela contra la Superintendencia de Sociedades, en concreto, contra los numerales 14 y 15 del auto proferido el 20 de diciembre de 2017 en sede de reposición, por medio del cual se resolvieron las objeciones y se aprobaron y graduaron los créditos e inventarios en el marco del proceso de liquidación judicial como medida de intervención Nro. 40068 de Estrategias en Valores S.A. – en liquidación judicial (en adelante, “Estraval”). El auto, además, da cuenta del trámite desarrollado durante la audiencia celebrada los días 18, 19 y 20 de diciembre de 2017.

En la providencia atacada, la Superintendencia, entre otros, descartó la prosperidad de la solicitud formulada por el Banco, en la cual pretendía que unos pagarés-libranza fueran excluidos de la masa liquidatoria de Estraval por ser de su propiedad. La Superintendencia descartó la procedencia de tal solicitud al reconocer, por vía de una excepción oficiosa, la simulación relativa de los endosos en propiedad mediante los cuales Estraval transfirió al Banco la propiedad de los pagarés-libranza.

Según el Banco, la Superintendencia habría vulnerado su derecho al debido proceso, habría también desconocido el principio de confianza legítima y afectado su derecho al buen nombre.
En ese sentido, solicitó la tutela de sus derechos y que, en consecuencia: (i) se dejen sin efectos los numerales 14 y 15 del auto atacado; (ii) se ordene a la Superintendencia emitir una nueva decisión en la que acceda a la exclusión de los pagarés-libranza de la masa liquidatoria de Estraval y entregarlos al Banco; y (iii) se ordene a la Superintendencia retractarse en un acto público de ciertas afirmaciones formuladas frente al actuar del Banco.

En un primer momento, la Sala Quinta de Revisión de la Corte Constitucional reiteró la jurisprudencia que avala la procedencia excepcional de la acción de tutela contra decisiones proferidas por la Superintendencia de Sociedades en ejercicio de funciones jurisdiccionales; enseguida, estudió y encontró cumplidos los requisitos generales de procedibilidad de la tutela presentada por el Banco y, por último, analizó los defectos alegados en la tutela.

La Sala descartó la configuración de un defecto orgánico porque encontró que la competencia de la Superintendencia de Sociedades frente a los procesos de liquidación judicial como medida de intervención comprende la facultad, e inclusive el deber, de reconocer oficiosamente una excepción de simulación para efectos de resolver sobre solicitudes de exclusión, siempre y cuando encuentre probados los hechos que la constituyen. En igual sentido, desechó la materialización de un defecto procedimental absoluto, habida cuenta de que no evidenció supuestos de hecho que permitan inferir que la Superintendencia, al reconocer oficiosamente la excepción de simulación relativa, se haya apartado del procedimiento legalmente establecido.

No obstante, la Sala determinó que, para reconocer la excepción, la Superintendencia incurrió en un defecto fáctico en la medida en que no valoró las pruebas bajo la óptica de un pensamiento objetivo y racional y, por ello, desatendió las reglas de la sana crítica e inobservó la legalidad que se predica estrictamente en el despliegue probatorio indiciario.

Por lo tanto, la Sala concedió el amparo del derecho al debido proceso del Banco, revocó las sentencias de tutela de primera y segunda instancia, dejó sin efectos los numerales 14 y 15 del auto atacado en lo atinente a la solicitud de exclusión formulada por el Banco y a los pagarés-libranza antes detentados por este último, y ordenó a la Superintendencia tramitar de nuevo la solicitud de exclusión del Banco en atención a lo expuesto en la providencia.

3 Respuesta sobre “Corte protege el derecho al debido proceso del Banco Agrario de Colombia en un proceso de liquidación judicial.”

  1. Trixie Money en octubre 18th, 2019 6:19 am

    Este proceso de liquidación está inmerso en muchas vuolaciones al debido proceso desde el principio, es tal vez la peor liquidación que se haya realizado por la Supersociedades, se han volado derechos tanto de los afectados como de los ex socios de la empresa, el liquidador designado por la Supersociedades es el responsable directo, ojalá la procuraduria revise todo lo actuado, este antecedente tiene vicios de consecuencias penales contra el liquidador, el ex Superintendente y los ex superdelegados.

  2. Trixie Money en octubre 18th, 2019 6:20 am

    Este proceso de liquidación está inmerso en muchas vuolaciones al debido proceso desde el principio, es tal vez la peor liquidación que se haya realizado por la Supersociedades, se han volado derechos tanto de los afectados como de los ex socios de la empresa, el liquidador designado por la Supersociedades es el responsable directo, ojalá la procuraduria revise todo lo actuado, este antecedente tiene vicios de consecuencias penales contra el liquidador, el ex Superintendente y los ex superdelegados. Se puso bueno esto.

  3. Trixie Money en octubre 18th, 2019 6:22 am

    Este proceso de liquidación está inmerso en muchas vuolaciones al debido proceso desde el principio, es tal vez la peor liquidación que se haya realizado por la Supersociedades, se han volado derechos tanto de los afectados como de los ex socios de la empresa, el liquidador designado por la Supersociedades es el responsable directo, ojalá la procuraduria revise todo lo actuado, este antecedente tiene vicios de consecuencias penales contra el liquidador, el exsuperintendente y los exsuperdelegados.

Deja un comentario