Estrategias sucias con perfiles falsos empañan las campañas políticas

octubre 23, 2019 10:33 am

A poco menos de una semana para las elecciones de autoridades regionales 2019, los candidatos utilizan las redes sociales para ganar seguidores y desacreditar a sus contendores, sacando lo peor de la política, creando falsas noticias, hashtags, perfiles con información errónea y desarrollando malas prácticas que pueden conducir al fraude electoral.

Adalid, empresa de seguridad informática forense y LOOR, agencia especializada en la gestión de la reputación de las marcas, realizan un análisis del panorama político de los últimos días que se centran en Twitter al ser, la red social con mayor interacción política en el país.

Y es que la red social del pajarito es uno de los campos de batalla más importante para los candidatos a las principales alcaldías del país, pues este medio, por su inmediatez, es el favorito para impulsar sus campañas y también para contrarrestar los ataques mediáticos que se orquestan para subir o bajar seguidores.

“Con este análisis comprobamos una vez más que las redes sociales son una herramienta fundamental para las campañas y para la elección, en donde sacan mejor partido los candidatos que sepan manejar su reputación, que varíen en sus formatos digitales como los Facebook lives, que se comuniquen sin enredos o que salgan mejor librados de las peleas entre ‘trinos’, todos estos, estrategias de batalla en el mundo digital” afirma Paola Méndez, Directora General de LOOR.

Durante los últimos días, uno de los casos más sonados fue el de los candidatos a la alcaldía de Cali, Roberto Ortiz, aspirante que se ubica en el segundo puesto en las encuestas de esa ciudad, es obligado por medio del fallo de una tutela a rectificar la información que reveló en contra de Jorge Iván Ospina, en el que se aseguraba era investigado por actos de corrupción.

Este hecho fue analizado por Andrés Guzmán CEO de Adalid, quien evidencia que “el tuit es un ataque a la reputación con miras a desacreditar al otro candidato frente a la opinión, pero no se puede catalogar como una “fake new” porque su intención fue realizar un ataque directo, más no viralizar una noticia”. (revisar fallo de la tutela en primera instancia que especifica que se debe rectificar, más no suprimir la información).

Whats App: el oro perdido

“En la actualidad, una de las plataformas que mejor difunde los mensajes de las campañas políticas y genera lazos de co-relación entre los seguidores es WhatsApp; a través de militancias digitales, que no es más que la práctica de creación de grupos de adeptos donde se estimula el apoyo a determinados candidatos, se promueve la asistencia a actividades digitales en determinadas horas del día, e incluso para defenderse de ataques de sus opositores. Es como una pelea entre barras bravas” destaca la directora de LOOR.

Por otro lado, Andrés Guzmán, CEO de Adalid, afirma que “tristemente Colombia se ubica en el top 10 de los países que más emplean sus redes para manipular y cometer fraude. Con Cambridge analitycs se evidenció cómo son empleadas las redes sociales y esto ha sido digitalizado con tecnologías como Big Data e Inteligencia artificial, que orientan a una persona a pertenecer a determinada corriente política y eso hace, que se generen contenidos de acuerdo con su perfil. Es complejo aún determinar cuándo una noticia es falsa, pero un buen indicador es ver el perfil, hace cuánto se creó, y cuántos seguidores tiene, entre otras métricas.”.

¡Los seguidores, en su mayoría son reales!

Una tendencia que ha cambiado con respecto a lo analizado en otras elecciones por Adalid y LOOR es la compra de seguidores falsos; este año se registra un descenso en esta práctica. Uno de los hallazgos que más llama la atención es que el 90% de los candidatos analizados, mantiene un promedio de más del 80% de seguidores reales, a excepción del candidato a la alcaldía de Medellín, Alfredo Ramos quién tiene un 36% de seguidores dudosos.

Así mismo, el estudio analizó los principales candidatos de las ciudades de Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla con la ausencia de Santiago Gómez, candidato a la alcaldía de Medellín, de quién no se encontraron redes sociales.

A continuación, compartimos los resultados por candidatos que arrojó el estudio, cerrado el pasado 15 de octubre del 2019:

Bogotá:

Carlos Fernando Galán

@CarlosFGalan

Total de seguidores: 410K

Seguidores Reales: 324.198 – 83%

Seguidores Falsos: 65.932 – 17%

Claudia López

@ClaudiaLopez

Total de seguidores: 1.3M

Seguidores Reales: 1.159.869 – 88%

Seguidores Falsos: 155.175 – 12%

Miguel Uribe Turbay

@MiguelUribeT

Total de seguidores: 72.1K

Seguidores Reales: 66.296 – 91%

Seguidores Falsos: 6.317 – 9%

Hollman Morris

@HOLLMANMORRIS

Total de seguidores: 512.6k

Seguidores Reales: 458.439 – 89%

Seguidores Falsos: 54.930 – 11%

Medellín:

Alfredo Ramos

@AlfredoRamosM

Total de seguidores: 167.2K

Seguidores Reales: 108.279 – 64%

Seguidores Falsos: 59.076 – 36%

Daniel Quintero Calle

@QuinteroCalle

Total de seguidores: 70.3K

Seguidores Reales: 68.007 – 96%

Seguidores Falsos: 2.467 – 4%

Beatriz Rave

@BeatrizRave

Total de seguidores: 4.167

Seguidores Reales: 4.138 – 98%

Seguidores Falsos: 58 – 2%

Cali:

Jorge Iván Ospina

@JorgeIvanOspina

Total de seguidores: 48.8K

Seguidores Reales: 41.610 – 84%

Seguidores Falsos: 7.574 – 16%

Roberto Ortiz

@Robertoortizu

Total de seguidores: 11.9K

Seguidores Reales: 11.655 – 96%

Seguidores Falsos: 448– 4%

Alejandro Eder

@alejoeder

Total de seguidores: 14.2K

Seguidores Reales: 13.989 – 97%

Seguidores Falsos: 418– 3%

Michel Amaya

@ Michel_Maya

Total de seguidores: 12K

Seguidores Reales: 11.793 – 97%

Seguidores Falsos: 327 – 3%

Barranquilla:

Jaime Pumarejo

@jaimepumarejo

Total de seguidores: 11.8K

Seguidores Reales: 11.360 – 95%

Seguidores Falsos: 548 – 5%

Rafael Sánchez Anill

@RSanchezAnillo

Total de seguidores: 2.650

Seguidores Reales: 2.564 – 97%

Seguidores Falsos: 57 – 3%

Diógenes Rosero D.

@diogenesalcalde

Total de seguidores: 1.033

Seguidores Reales: 1.009 – 96%

Seguidores Falsos: 37 – 4

Deja un comentario