Presidente Duque se opone a propuesta de modificar las Cajas de Compensación y recortar sus recursos

enero 23, 2020 11:07 am

–El presidente Iván Duque se declaró este jueves en contra de la propuesta de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, ANIF, de recortar recursos a las Cajas de Compensación Familiar, eliminar los intereses de las cesantías que las empresas pagan cada año en enero al igual que la obligación de afiliarse a estas entidades.

Sin mencionar concretamente la iniciativa del sector financiero, el presidente Duque trinó desde Davos, Suiza, donde participa en el foro económico mundial:

La vicepresidenta de la República Martha Lucía Ramírez también rechazó la iniciativa de ANIF y la calificó de absurda:

-Ni en la época más dura del neoliberalismo radical, se presentó una propuesta tan absurda como la de eliminar las cajas de compensación que permiten transferir algo de bienestar y de equidad social en Colombia, trinó Ramírez.

A su turno, la ministra del Trabajo Alicia Arango trinó:

-Las Cajas de Compensación Familiar acercan a la clase media a servicios que de otra manera no obtendrían. El gobierno respalda a las Cajas de Compensación como un aliado estratégico en políticas sociales.

En igual sentido se pronunció en la misma red social, Luis Fernando Mejía, director ejecutivo de Fedesarrollo, quien planteó:

-La discusión sobre las cajas debería centrarse en si no sería mejor que se financien con impuestos generales, como se hizo hace 8 años muy exitosamente con el SENA y el ICBF, con el fin de preservar sus importantes servicios a los trabajadores pero sin encarecer el empleo formal.

El presidente de la Asocial Nacional de Industriales, Andi, Bruce Mac Master, también se declaró en contra de las iniciativas de ANIF:

«Las Cajas de Compensación Familiar son ejemplo mundial. No entendemos ni compartimos la idea de que las mismas sean eliminadas o debilitadas
Puede si, haber espacio para optimizar el uso de recursos aportados por las empresas que deben ser invertidos en el beneficio de todos», precisó.

Concretamente dijo no estar de acuerdo con la propuesta de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras de eliminar la contribución de 4 % de cargas no salariales, que hoy se destina a las cajas de compensación familiar.

Igualmente aseguró no compartir la propuesta de eliminar los intereses de las cesantías que hacen directamente las empresas, las cuales equivalen a 1 % del valor de la nómina y reducirían los costos no laborales para las empresas.

El dirigente gremial advirtió que estos intereses son un reconocimiento a los trabajadores y que cualquier conversación que se vaya a dar alrededor de cambios en las condiciones de ellos, se deberá dar justamente con la participación de los trabajadores y sus representantes.

Sin embargo, Mac Master consideró «muy importante, probablemente, que se haga un análisis de cuáles son en realidad los campos en los cuales se invierten los recursos, puestos por los empresarios y los trabajadores, para pensar, además, en mecanismos que permitan apalancar todas las políticas sociales, especialmente las de reducción de pobreza, de equidad, de educación y salud».

Según Anif, su propuesta busca bajar el desempleo en el país.

La asociación que aglutina al sector financiero planteó una Reforma Laboral y advirtió que esta enmienda debe atacar frontalmente «complejas inflexibilidades estructurales».

En este contexto propuso «continuar reduciendo los costos no salariales, en línea con lo logrado en la Ley 1607 de 2012 (eliminando el 4% de sobrecosto empresarial que representan las Cofamiliares); eliminar los intereses de las cesantías (equivalentes al 1% del valor de la nómina), dado que sus inversiones en AFPs ya reconocen intereses reales que han venido promediando un 3% anual en 2005-2018; y atar el ajuste del SML a la Regla Universal, de manera que los incrementos reales no superen las ganancias en Productividad Laboral.

Según el escrito publicado en su página web, Preocupa, como bien lo señalaba el Dr. Carlos Caballero recientemente, la divergencia entre la gravedad de los problemas macroeconómicos y las soluciones posibles en los frentes de la política pública.

Y agrega: «En este frente laboral, Anif adicionaría el agravante de que dichas palancas públicas se están moviendo en la dirección errada de mayor encarecimiento del costo del trabajo (no solo con el aumento desbordado del SML sino con el apoyo del gobierno a las primas adicionales). Estos expedientes sociales evidentemente no han logrado calmar las marchas… La ironía es que en el mediano plazo esa menor flexibilidad laboral perjudicará a los propios estudiantes y las clases medias, agudizando el descontento social y las protestas», puntualiza.

En el escrito, ANIF se refiere al deterioro del mercado laboral y afirma que ha sido el resultado combinado de: i) una pobre absorción de mano de obra, con contracciones en la generación de empleo cercanas al -1% durante enero-noviembre de 2019; ii) presión por parte de 1.6 millones de inmigrantes venezolanos, aunque las estimaciones del Dane sugieren efectos más bien moderados (10pb sobre el desempleo de los colombianos); y iii) los errores de desbordados ajustes en el SML, infortunadamente repitiéndose el expediente de aumentos del 6% SML para 2020 (por segundo año consecutivo), cuando la Regla Universal (Inflación + Productividad) recomendaba ajustes del 4.5%. Poco podrán hacer los paños de agua tibia de cuotas de jóvenes sin experiencia en entidades públicas o las deducciones en Imporrenta empresarial por el primer empleo (según Ley 2010 de 2019) para contrarrestar ese encarecimiento del factor trabajo.

Deja un comentario