Caso de Aida Merlano genera nueva tensión diplomática entre Colombia y venezuela

febrero 10, 2020 11:28 am

El caso de Aida Merlano se ha convertido en un rompecabezas y ha provocado tensión entre Colombia y Venezuela, debido a que el gobierno de Duque reconoce al líder opositor venezolano, Juan Guaidó, como el legítimo presidente de la nación petrolera.

La excongresista detenida en Venezuela compareció en un tribunal de Caracas en donde se declaró perseguida del presidente de su país, Iván Duque, a quien acusó de querer asesinarla en complicidad con un sector de la clase política de la costa, versión que desmintió el Gobierno Nacional.

Aída Merlano, condenada a 15 años de cárcel por la justicia de Colombia en 2019 por compra de votos y otros delitos, se fugó en octubre tras bajar con una soga desde un consultorio odontológico en Bogotá y huir en la parte trasera de una motocicleta.

La política fue detenida a fines de enero en Maracaibo, capital del estado noroccidental de Zulia, en la frontera con Colombia.

Merlano, de 39 años, llegó a la sede del tribunal escoltada por agentes uniformados y armados con fusiles, sin esposas en las muñecas e impecablemente vestida con pantalones negros, camisa blanca y chaqueta roja. Habló durante 45 minutos en la sala donde una jueza dijo que la ley venezolana contempla que un procesado puede declarar si así lo solicita.

“La desesperación me llevó a tomar la decisión de buscar refugio en este país, ya que soy perseguida del presidente de mi país, Iván Duque, con intención de asesinarme”, dijo la política quién aseguró no sabe cómo terminó metida en el lío jurídico que vive tras protagonizar la teatral fuga.

“Le pido al presidente de este país (…) que se me brinde protección”, agregó la excongresista al asegurar que teme por su vida si es devuelta a Colombia.

Tras narrar parte de su vida personal y carrera política, así como el proceso en el cual terminó condenada, Merlano negó nuevamente las acusaciones por las que fue condenada en su país y sostuvo que fue víctima de “un montaje” de políticos poderosos.

ACUSACIONES SIN FUNDAMENTO, DICE MINJUSTICIA

El Gobierno de Colombia rechazó las acusaciones de Merlano y pidió a Caracas que la entregue para que cumpla su condena.

“Estas declaraciones carecen de todo fundamento, son oportunistas y son una fabricación del régimen dictatorial de Nicolás Maduro que buscan atacar la honra del presidente de la República de Colombia e intentan vulnerar la credibilidad de las instituciones colombianas”, dijo en una declaración a periodistas la ministra de Justicia, Margarita Cabello.

“El régimen dictatorial en lugar de estar produciendo este show mediático debe entregar inmediatamente a la señora Aída Merlano a las autoridades nacionales para que cumpla su condena en Colombia”, agregó.

LA DICTADURA DEBE ENTREGAR A MERLANO: DUQUE

Por su parte, el presidente Iván Duque Márquez afirmó que “esa señora deberían mandarla ya para Colombia, y no seguirse prestando la dictadura para la alcahuetería de la corrupción”.

El Mandatario señaló a los periodistas que “esa señora tiene que estar aquí en la cárcel, es prófuga de la justicia, y aquí se le tiene que sancionar como se merece por corrupta, por bandida”.

Al ser consultado por los comunicadores sobre si hará una solicitud de extradición, el Jefe de Estado puso de presente que “aquí ya han estado procesándola las autoridades y cumpliendo sus propósitos”.

Y añadió que en Venezuela “no solamente no han cumplido los protocolos de la Interpol, sino que ahora también ya hubo una solicitud expresa de la Corte Suprema de Justicia” en ese sentido.

Enfatizó, por último, que “la dictadura de Venezuela no siga protegiendo la corrupción y el terrorismo, que eso es lo que los ha hecho a ellos muy notorios a los ojos del mundo”.

EL CASO MERLANO REACTIVO LA TENSIÓN ENTRE COLOMBIA Y VENEZUELA

El caso de Merlano se ha convertido en un rompecabezas y ha provocado tensión entre los dos países, debido a que el gobierno de Duque reconoce al líder opositor venezolano, Juan Guaidó, como el legítimo presidente de la nación petrolera.

Sin embargo, es el presidente Maduro quien retiene el control del aparato estatal, incluyendo las instancias para una eventual extradición de Merlano.

Merlano fue trasladada a Caracas y está imputada por los delitos de uso de documento falso, usurpación de identidad y asociación para delinquir, según la fiscalía. Está detenida en una de las sedes de la policía de inteligencia venezolana.

La comparecencia de Merlano en la sede de los tribunales, en el centro de Caracas, fue anunciada por el Ministerio de Comunicación venezolano, que extrañamente invitó a los medios de comunicación a la sesión.

“Esto es un circo”, dijo a las afueras del edificio judicial el abogado Omar Mora Tosta, activista y defensor de derechos humanos, al destacar que familiares de algunos políticos venezolanos presos y la prensa no pueden acceder a los tribunales o las audiencias son aplazadas infinidad de veces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *