DERECHOS DEL QUE ESTÁ POR NACER Y ¿EL ABORTO ES NEGOCIO?

febrero 16, 2020 6:52 pm

Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (279)

DERECHOS DEL QUE ESTÁ POR NACER.

El Art. 42 de la Constitución de Colombia ordena que debemos ser PROGENITORES RESPONSABLES y que debemos decidir de manera responsable el número de nuestros hijos y debemos sostenerlos y educarlos mientras sean menores o impedidos.

El Art. 91 del Código Civil reza: “La ley protege la vida del que está por nacer. El juez, en consecuencia, tomará, a petición de cualquiera persona, o de oficio, las providencias que le parezcan convenientes para proteger la existencia del no nacido, siempre que crea que de algún modo peligra.”

El profesor Jorge Ortega Torres anota al pie del Art transcrito que la ley penal sanciona el aborto, que las leyes sociales protegen la maternidad como lo dispone el Código Sustantivo del Trabajo y que la protección del que está por nacer viene del Derecho Romano, según el conocido aforismo, “Infans conceptus pro nato habetur, quoties de commodis ejus agitur” y en mi libro Adagios y Términos Jurídicos Latinos, transcribo el siguiente adagio, con similar significado: “Nasciturus pro iam nato habetur, si de eius commodo agitur” , con la siguiente traducción: “La persona por nacer se considera ya como nacida, cuando se trata de su ventaja.” Y anoto que a quien está por nacer se le puede nombrar curador, beneficiario con legados, con mejoras en la sucesión, Etc. y aclaro que estos derechos están reglados en los Arts. 74, 91, 93, 1019 del Código Civil.

Echo de menos que los(as) PRO ABORTO no hagan una sola mención a la necesidad de evitar los embarazos, máxime si están al alcance de todos los métodos anticonceptivos.

¿Está Ud. de acuerdo con que sea política de Estado que HAYA CERO EMBARAZOS EN Y POR ADOLESCENTES?

Gracias por su opinión y por hacer viral esta pregunta.

El Ar. Art. 24 del Código de la Infancia y Adolescencia, al regular la obligación de alimentos ordena que “Los alimentos comprenden la obligación de proporcionar a la madre los gastos de embarazo y parto” Y esos gastos de embarazo son para proporcionar al hijo que está por nacer los derechos que están consagrados en el Art. 44 de la Constitución y que pueden resumirse, para el que está por nacer, en los siguientes términos:

Son derechos fundamentales de los que están por nacer: la vida, la integridad física, la salud y la seguridad social, la alimentación equilibrada, su nacionalidad, tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y amor, la educación y la cultura y la recreación. Serán protegidos contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta y trabajos riesgosos, éstos a través de la madre. Gozarán también de los demás derechos consagrados en la Constitución, en las leyes y en los tratados internacionales ratificados por Colombia. La familia, la sociedad y el Estado tienen la obligación de asistir y proteger al niño para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos. Cualquier persona puede exigir de la autoridad competente su cumplimiento y la sanción de los infractores. Los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás.

¿EL ABORTO ES UN NEGOCIO?

La defensa de la despenalización del aborto en Colombia ha estado patrocinada por “Women’s Link Worldwide, una organización que usa el poder del derecho para promover un cambio social que favorezca los derechos de las mujeres y las niñas, en especial, de aquellas que enfrentan múltiples inequidades. Fue fundada en el año 2001.

En el año 1.920 se autorizó el aborto en Rusia como método anticonceptivo. Debe ser realizado por médicos y los gastos los asume el Estado. En 1.965 se autorizó el aborto en Cuba. En la década de los 10 del siglo XX se autorizó en países de América Latina. Por sentencia C-355 de 2006 se autorizó en Colombia, solo en tres casos, que desglosados son 9. A partir de esa sentencia las estadísticas de abortos han aumentado. Antes los abortos clandestinos, muchos con apariencia de estar atendiendo emergencias por abortos inminentes, se dice que eran cerca de 400.000 al año. Podían ser más.

No planteo debate sobre el aborto legalizado, teóricamente justificado, pero es hora de decir la verdad: El aborto es más un negocio que un medio de proteger a la mujer. Hay redes internacionales que se han organizado para pedir el aborto libre y la sociedad y los jueces han caído en sus falacias. El sofisma cobra fuerza, ahora que el silogismo y la argumentación se han relegado.

En informe del 11 de febrero de 2020 de la emisora LA FM, de la cadena RCN, Colombia, se lee lo siguiente, que leído con detenimiento es muy preocupante:
“ Profamilia obtuvo en prestación de servicios de salud, en el 2016 $ 20.358 millones de pesos. Realizó un total de 6.440 abortos.

Fundado en las afirmaciones que hacen las mujeres sobre la imposibilidad de que el padre de un ser nacer no puede intervenir en la decisión de abortar, hago la siguiente afirmación: Si la mujer es dueña de su cuerpo y puede disponer de él libremente, una de las primeras obligaciones que tiene es la de EVITAR EL EMBARAZO y así evitará abortos.

En el 2017 recibió cerca de $ 22.400 millones, y realizó 10.514 abortos. Al rededor de 4.000 más que el año anterior junto con más de $ 2.000 millones de aumento en sus ingresos.
En el 2018 recibió $ 26.970 millones y 16.870 procedimientos de aborto. Mientras que las interrupciones aumentaron en más de 6.000, paralelamente los recursos aumentaron esta vez en más de $ 4.000 millones.
En 2019, recibió del sistema de salud $ 29.993 millones y realizó 22.146 abortos. Los ingresos aumentaron en más de $ 3.000 millones y la cifra de abortos en 5276.”
Como el Estado no tiene una política de educación para evitar el embarazo y por el contrario promueve el pretendido derecho a ejercer la sexualidad, desde temprana edad, los embarazos en y por adolescentes aumentan en forma alarmante.
A la generación de fines del siglo XX y comienzos del XXI le correspondió vivir en una sociedad que sexualmente asfixia. Todo es excitación sexual. La publicidad, los vestidos con insinuación sexual, la música de cantina y la vulgaridad en los textos y en el baile hacen que la sexualidad se despierte de manera incontrolada y las niñas y adolescentes son presa de actos sexuales.
Lo que debemos lograr es QUE HAYA CERO EMBARAZOS EN Y POR ADOLESCENTES y que lo adultos sean PROGENITORES RESPONSABLES. Embarazos responsablemente planeados.

Bogotá, del 17 al 23 de febrero de 2020

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiqcarlosSr Blog: www.ElComPAZ.com
www.vidaenfamilia.com.co
Telf. 3153467089

Deja un comentario