Pacto de Sumapaz, un acuerdo importante para el medio ambiente y la ruralidad bogotana

marzo 2, 2020 8:25 pm

Tags de esta nota:

Con una extensión de 178.000 hectáreas, el Páramo de Sumapaz es el más grande del mundo. Bogotá, Boyacá, Cundinamarca, Huila, Tolima y Meta firmaron el Pacto SumaPaz para preservar este importante ecosistema. También se anunció la creación del Programa de Enfoque Territorial para dar cumplimiento a los Acuerdos de Paz.

Durante mucho tiempo las expresiones del conflicto armado tocaron la ruralidad inmensa de Bogotá, y no sólo se ensañaron contra el Corregimiento de San Juan de Sumapaz sino contra el ejercicio de los derechos ciudadanos de sus habitantes rurales. Los problemas sociales ya heredados de la colonización y la apertura de la frontera agrícola en las estribaciones de la cordillera Oriental por la violencia de la segunda mitad del siglo XX, aunado al hecho de ser parte del territorio de la capital de la república lo ubican como un escenario de disputa estratégico por parte de actores armados ilegales, particularmente de las otrora FARC-EP en su idea de despliegue para tomar el poder político a través de tomar la ciudad como fue evidente entre los años 2002-2010.

Ahora, con la firma del Acuerdo Final de Paz suscrito entre el Estado colombiano y esa guerrilla, la necesidad de avanzar colegiadamente en la protección del páramo más grande del mundo y nuestra principal fuente de agua potable, bajo el entendido adicional que ya la ONU reconoce el agua como un derecho fundamental individual, requiere la adopción de estrategias de gobernanza y gobernabilidad como las previstas en la Región Administrativa y de Planeación Especial- RAPE (Ley 1454 de 2011).

El avance en la idea de Bogotá Región y en las buenas relaciones entre la alcaldía de Bogotá y las gobernaciones de Boyacá, Cundinamarca, Huila, Meta y Tolima, permiten agendar de forma prioritaria problemas comunes y apuestas de sostenibilidad, competitividad, seguridad e interconexión requeridos para mejorar la vida cotidiana de todos los habitantes de esta importante región del centro del país.

Esta es la importancia de la reciente suscripción del Pacto de SumaPaz. Con esta firma del pasado 29 de febrero se formaliza una hoja de ruta común, una agenda de compromisos y tareas comunes que se alinean con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible- ODS.

Por otro lado, en este icónico encuentro reafirmamos nuestros compromisos con la ruralidad de nuestra ciudad capital, pues representa el 70% del área total de nuestro territorio. Localidad que ha sido ignorada históricamente; sus gentes, sus riquezas ambientales y ecosistémicas estratégicos. Es por esa razón que este acercamiento al páramo más grande del mundo es un pilar esencial para trabajar junto a los gobiernos de los departamentos aledaños y la alcaldía de Bogotá.

La articulación de estrategias que apunten a la implementación de los Objetivos de desarrollo sostenible dentro de los planes de desarrollo de los departamentos y el distrito, que se formulen con estrategias de adaptación al cambio climático, y entorno al cuidado de la vida, como la conservación de los ecosistemas estratégicos que se encuentran a más de 3000 msnm, pues por las condiciones de afloramiento rocoso no son aptos para cultivos y además representan los mayores reservorios del recurso hídrico.

Se debe garantizar el cuidado del área rural que se encuentra bajo los 3000 msnm, pues deben implementarse prácticas sostenibles que permitan las condiciones de producción agrícola y la calidad de vida de los campesinos de nuestra región central.

Concejal JULIAN DAVID RODRÍGUEZ SASTOQUE

Deja un comentario