Rol del hombre y los retos del virus Corona

marzo 16, 2020 12:46 pm

Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (282)

En nuestro diplomado en EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA, debemos informarnos sobre todo lo básico para que logremos la mejor calidad de vida y la mayor armonía en el hogar.

En el mes de marzo tenemos varias remembranzas que bien vale la pena celebrar en familia para enriquecer nuestra cultura general.

Familia que lee unida y que celebra unida, es una familia en permanente crecimiento en edad, dignidad y gobierno.

Veamos:

DÍA DEL HOMBRE

El 19 de marzo se celebra en Colombia el día del hombre “Ligado al Día de San José que la Iglesia Católica conmemora como patrón de los trabajadores, ejemplo de padre, ya que sin ser el papá biológico de Jesús fue escogido para criarlo como su hijo”.

Recordemos y repitamos: Ser hombre no es lo mismo que ser macho y ser macho no es lo mismo que atropellar abusando de la mayor fuerza bruta que tiene el varón sobre la mujer. Ser macho no es lo mismo que ser abusador, déspota, torturador. Ser macho, en el hogar, es trabajar hombro a hombro con la mujer para formar una familia sólida, próspera, digna, armónica. ¡Esto es una machera!

Presentemos excusas a la familia y a la sociedad, por las veces en las que hemos confundido ser machos con ser abusivos.

EQUINOCCIO

El 19 de marzo a las 22:50 en Colombia que al mismo tiempo es el 20 de marzo a las 3:50 en los territorios sobre el meridiano de Greenwich se da el EQUINOCCIO DE PRIMAVERA para el norte y el de OTOÑO para el sur.

Las familias deberíamos cultivar la vida en primavera sin pensar en que un día llegarán el otoño y el invierno. Paz y amor en la familia.

DÍA DE LA POESÍA

El 21 de marzo es el Día universal de la poesía. La vida es un poema y a cada instante debemos rendirle admiración con devoción sincera. Recordemos poemas a la familia y al amor.

DÍA DEL AGUA

El domingo 22 de marzo es el día universal que nos llama a preservar el agua. El ser humano es el mayor depredador y grave que lo haga a ciencia y conciencia. Ya escasea el agua y todavía no hemos entendido que debemos proteger las fuentes y restaurar la flora y la fauna que hemos atropellado de manera perversa.

Para esta remembranza sí que vale la referencia a que TODOS LOS DÍAS DEBEN SER DÍAS DEL AGUA.

Políticas que no hemos logrado asimilar son la (i) de preservar por lo menos 15 metros a lado y lado de las fuentes de agua y (ii) la de proteger las cercas vivas de por lo menos tres o cuatro metros de ancho.

Cuando tengamos días sin agua veremos que lo del VIRUS CORONA es casi insignificante. Hoy recomiendan lavarse las manos varias veces al día y mantener la boca húmeda. Como vamos, en poco tiempo no habrá suficiente agua para atender estas necesidades. Los presagios del apocalipsis no son en vano. Gracias por compartir estos renglones con todos sus familiares y amigos.

EL VIRUS CORONA ES UNA PRUEBA DE SOLIDARIDAD Y SANA CONVIVENCIA

La sabiduría popular enseña que cada día trae su afán y que lo que está escrito se cumplirá. Debemos enfrentar la realidad con tranquilidad y hasta sabiduría.

El virus corona le está dando una lección al mundo. Para los colombianos ha sido útil para aprender a lavarse las manos, para evitar el peligro de contagio, para atender las noticias sobre la evolución de los contagiados y las consecuencias en las personas que han sido infectadas, bien que se hayan recuperado y hasta el tener que lamentar fallecimientos, especialmente en personas mayores de 70 años.

Y desde el punto de vista económico nos ha enseñado a prevenir, a no malgastar, a no comprar lo que no se necesita y a prever el futuro de la capacidad económica al revisar el comportamiento de los precios y en especial el del dólar. Endeudarse no está de moda.

Si hemos logrado cambiar hábitos de higiene, de comida, de reuniones sociales, de gasto y hasta de relaciones afectivas, bien vale la pena ensayar para cambiar otras rutinas que nos pueden perjudicar gravemente como por ejemplo el ser proclives a pelear, a gritar, a censurar, a engañar, a agredir, a insultar, calumniar, a enviar noticias falsas, a regar hijos de manera irresponsable, a comer o tomar lo que nos daña el cuerpo y el alma.

Teóricamente no es difícil aprender a ser amables, a dejar el ceño fruncido, a dar las gracias, a saludar con amabilidad y con una sonrisa, a reconocer las culpas, a tolerar la posible infracción del conductor y en vez de soltar madrazos por doquier enviarle un saludo de comprensión.

Y en nuestra vida familiar es muy fácil evitar los embarazos en y por adolescentes, evitar los insultos y los reproches entre padres e hijos, entre hermanos, entre cónyuges y compañeros.

Empecemos YA a generar estos cambios para lograr ser felices en nuestra vida familiar.

SIGAMOS CULTIVANDO LA PAZ, la concordia y las palabras amables y decentes en nuestras familias, para tener paz y concordia en nuestra sociedad y en Colombia.

Bogotá, del 16 al 22 de marzo de 2020

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiqcarlosSr Blog: www.ElComPAZ.com
www.vidaenfamilia.com.co
Telf. 3153467089

Deja un comentario