Policía advierte que grupos narcotraficantes están devastando los parques naturales en la Orinoquia

marzo 17, 2020 2:13 pm

La Policía Nacional a través de su grupo de Antinarcóticos, señaló que los incendios forestales que afectaron la sabana de Puerto Gaitán en el Meta y el parque nacional El Tuparro de Cumaribo en el Vichada, no solo son producto de la sequía que ha generado el verano actual que afecta gran parte del país, sino que podrían estar ligados a la deforestación que realizan grupos narcotraficantes para la siembra y producción de cocaína.

Esto último, quedo al descubierto luego que una llamada realizada a la línea 167 de la Dirección de Antinarcóticos por parte de un poblador de la región, pusiera en evidencia la ubicación exacta de una infraestructura para la producción de cocaína situada en la vereda Algarrobo de Puerto Gaitán, Meta.

La inhabilitación del complejo cocalero permitió, no solo incautar al menos 320 kilos de cocaína y más de 3 toneladas de insumos químicos, avaluados en 3.000 millones de pesos, donde, han sido descubierto para las autoridades la identificación de nuevos narcotraficantes de los llamados “Invisibles”, luego de cruzar la información con autoridades de la DEA de los Estados Unidos, quienes ya tenían en su radar dicho laboratorio.

Estos sujeto, conocidos en el mundo criminal como “Tomate o Colorado” hace parte de la información que se posee en los expedientes de las autoridades norteamericanas, como uno de los productores de la cocaína en esta región del occidente del Meta, además de él sujeto conocido como “El Evangélico o El Santo” quien reviste de gran importancia en varias organizaciones criminales del oriente colombiano, al ser un experto en las instalaciones eléctricas de laboratorios de cocaína y cuyo perfil criminal se ha resguardado durante años bajo la fachada de mecánico, en un taller ubicado en el sector del barrio Pinilla en la capital del Meta.

La Policía Nacional, adelantan un proceso judicial contra estas personas quienes ya estarían plenamente identificadas, y a quienes se les vincula con al menos otros ocho laboratorios cocaleros, destruidos en los últimos dos años en el Meta y Vichada.

Deja un comentario