IDU anuncia protocolo de seguridad para reiniciar obras en Bogotá

abril 26, 2020 5:09 pm

Foto IDU

El Instituto de Desarrollo Urbano – IDU, indicó que las obras contratadas por la entidad deben cumplir con el protocolo de bioseguridad para sus trabajadores ordenado por el Gobierno Nacional, antes de iniciar nuevamente sus operaciones.

“El próximo 27 de abril no vamos a salir de manera apresurada. Esto no es una apertura acelerada hay que hacerlo de manera juiciosa, seria y con mucha cautela. ¿Por qué? Porque no es sencillo verificar el cumplimento de los protocolos. En la medida que cada empresa contratistas ejecute y tenga listo su plan de acción obra por obra, el cual deberá ser verificado, aprobado e implementado podrá abrir, antes no”, aseguró el director del IDU, Diego Sánchez.

Reiteró que la próxima semana, son muy pocos los contratos que pueden reiniciarse, todo de acuerdo al cumplimento de los protocolos con planes de acciones previamente aprobados por la entidad.

“Nuestro trabajo lo hemos enfocado en elaborar un protocolo, que recoge gran parte de las recomendaciones de la
Circular 003 conjunta de los Ministerios Transporte, Salud y Trabajo, donde especificamos diversos aspectos que deben ser de obligatorio cumplimiento”, indicó el funcionario.

Así funcionará el protocolo de bioseguridad en obras del IDU

El director Diego Sánchez recalcó que las obras públicas cuentan con una gran ventaja a la hora del cumplimento de estos protocolos ya que se cuenta con una interventoría para su cumplimiento.

«Tenemos empresas interventoras que deben hacer una verificación pero lo más importante un seguimiento, control y monitoreo a esas medidas. Nosotros como entidad contratante estamos facilitando todo lo que tiene que ver con la ejecución de las mismas”, dijo.

Uno de los aspectos a tener en cuenta en los planes de acción de los contratistas es que todos los trabajadores deben usar obligatoriamente tapabocas N95.

Así mismo, en términos contractuales, cada contrato va a tener una modificación a través de un otrosí, incorporando un nuevo apéndice con todo el tema de bioseguridad COVID-19.

“Allí van a estar todos los protocolos, las formas de medición que va a tener la interventoría e incluso que ocurre en caso de incumplir. Se define claramente si hay multas o si se suspenden los frentes de trabajo. Esto es lo que va a estar haciendo la entidad contrato por contrato”, sostuvo Sánchez.

Este protocolo trae una serie de recomendaciones como que todas las áreas donde se va a trabajar tienen que estar debidamente desinfectadas antes de iniciar trabajos.

“Habrá una restricción de turnos, cada contratista deberá presentar en su plan de implementación los horarios de trabajo y especialmente en ellos determinar la cantidad de personas en cada uno y específicamente en cada frente independiente”, informó.

Se establece que los trabajadores deberán estar a una distancia no menor a dos metros y en cada frente de intervención no podrá haber más de 10 trabajadores.

“Habrá actividades que por sus características de ejecución impiden hacerse de esa forma, en este caso deben ser suspendidas hasta que se modifique el protocolo. Estas condiciones son de obligatorio cumplimiento”, recalcó.

A esto se suma la restricción de trabajadores en la obra no mayores a 60 años y la implementación permanente de charlas. Así mismo, este plan de acción debe incluir a toda la cadena de producción y suministros.

“Hemos estado discutiendo este protocolo hace dos semanas con los contratistas e interventores, hemos recogido la mayoría de las observaciones que ellos nos han hecho y entonces en este momento lo que estamos recibiendo es su plan de implementación para verificarlo y que se pueda reiniciar la obra”, afirmó.

Todas las actas de reinicio de cada uno de los contratos debe contar con la previa verificación de los protocolos de seguridad por parte de cada interventoría.

Plan de movilidad para trabajadores de obras del IDU
El director del IDU manifestó que los contratistas de las diferentes obras ya presentaron a la entidad la matriz de origen – destino y medios de transporte de cada uno de los trabajadores, teniendo en cuenta las restricciones que tendrá TransMilenio.

“Con esto estamos haciendo una modelación para decirle a cada contratista, de acuerdo con el origen del viaje, las opciones de movilidad que tiene. Es probable que algunos trabajadores dada la distancia y el recorrido que tienen que hacer para llegar al punto de trabajo no puedan usar TransMilenio, entonces deben acudir a otros modos. La bicicleta será una opción si se está en un rango de 8 o 10 kilómetros de distancia”, señaló.

En el caso que la distancia sea superior a 10 kilómetros cada constructor debe generar un modo diferente asociado a transporte privado o especial. “Esto ya lo tenemos disponible por parte de la Secretaría de Movilidad que nos brindó la lista de todas las empresas que estarán habilitadas para que presten estos servicios de manera coordinada con los contratistas”, concluyó.

Deja un comentario