Caen en poder del Ejército alias Jhonatan Pipa y alias Odín, cabecillas del Eln

mayo 6, 2020 7:20 am

–Dos sujetos señalados de ser cabecillas de finanzas del autodenominado frente José Antonio Galán del grupo terrorista del Eln, identificados con los alias de «Jhonatan Pipa» y «Odín», fueron capturados en una acción conjunta del Ejército y la Fuerza Aérea Colombiana, con el apoyo de la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación.

La operación militar se realizó en la vereda conocida como Pueblo Negro, del municipio de Zaragoza, en el departamento de Antioquia, gracias a información aportada por la Red de Participación Cívica.

Alias «Jhonatan», al parecer llevaría 30 años delinquiendo, siete de ellos en el Eln; sería el responsable de realizar extorsiones a comerciantes, se encargaría de la comercialización de la pasta base de coca, la explotación aurífera y la producción de rentas ilícitas para financiar el actuar criminal de esta organización en esta región del país.

El sujeto es señalado del asesinato en el 2019 de un civil y un profesor en el corregimiento de Puerto López, municipio de El Bagre, Antioquia. Su área de injerencia delictiva estaría entre las veredas Pueblo Negro, La Malena, del municipio de Zaragoza, y el corregimiento de Puerto López, en El Bagre.

Por su parte, alias Odín, sería el responsable de extorsionar a mineros de la región; habría sido guerrillero raso y radista de alias Samuelito, cabecilla del frente de Guerra Darío Ramírez Castro y en el 2020 al parecer fue designado como tercer cabecilla de la estructura armada.

Durante la operación fueron incautados material de guerra, equipos de comunicaciones e información de interés para el análisis de la inteligencia militar.

Los sujetos capturados fueron puestos a disposición de las autoridades judiciales competentes, quienes ordenaron medida de aseguramiento privativo de la libertad por el delito de rebelión.

El reporte militar destaca que con este resultado, el Eln se ve afectado significativamente en sus estructuras financieras y criminales.

Deja un comentario