Barberías piden la reapertura de negocios en Colombia

mayo 18, 2020 1:31 pm

Tags de esta nota:

Foto: Google para reutilizar

Los Barberos colombianos hacen un llamado al Gobierno Nacional: Más de 1 millón de personas reciben su sustento de este sector. Los profesionales plantean protocolos de higiene para poder abrir cuanto antes. Temen pérdida de empleos y la quiebra de muchos establecimientos.

Afectados por las medidas de aislamiento social y preventivo por el Coronavirus, los sectores comerciales atraviesan un momento crítico y comienzan a reclamar poder volver a sus actividades. Uno de los segmentos de la economía más afectados y del cual dependen miles de familias es el de los barberos, que en medio de la pandemia no han podido trabajar y se vieron obligados a cerrar sus negocios.

Se calcula que en todo el país hay unos 100.000 establecimientos dedicados a ofrecer servicios de barberías y peluquerías. Muchos de ellos, agrupados en la organización Barberías Unidas, hacen un llamado al Gobierno Nacional y a las alcaldías locales y municipales, para que, con diferentes protocolos, puedan reabrir sus locales.

“De la industria barberil en Colombia derivan su sustento más de 1 millón de personas, entre franquiciantes, emprendedores, operadores, administradores, empleados y profesionales independientes. Buscamos llegar a un acuerdo para poder empezar a operar de forma segura y resguardando los puestos de trabajo. Pedimos que nos escuchen”, señaló Jhon Isaza, vocero de Barberías Unidas en Colombia.

Isaza, es un emprendedor pereirano, fundador de la marca Figaro Baber Shop, especialistas en el arte de barbería y cuidado personal, con más de 20 puntos de operación a nivel nacional. “En mi caso tengo más de 200 familias que dependen de las barberías. El ingreso nuestro hoy es cero, y los gastos fijos como alquileres, servicios y el pago a empleados se mantienen. Hace 50 días que nuestras puertas están cerradas y la situación se torna insostenible”.

¿Qué proponen?

El sector de las barberías es uno de los que más ha avanzado en bioseguridad, ya que dentro de sus protocolos está el uso de tapabocas y guantes para atender a los clientes. A estas medidas, los barberos proponen sumar las siguientes: Mantener una distancia de dos metros entre cada silla de barbería, medición de temperatura en la entrada a clientes y equipo de trabajo, horarios flexibles, agendamiento previo de citas, uso obligatorio de elementos de protección, esterilización constante de máquinas y herramientas y la higienización de infraestructuras de manera periódica, para evitar una posible propagación de la enfermedad.

“En las barberías, lo que debe primar siempre es la higiene. Los barberos se lavan permanentemente las manos antes y después de atender. Implementamos la esterilización permanente con antiséptico y alcohol de sillones, apoya brazos, pileta lavacabezas, un paño desinfectante al ingreso del salón, para que el cliente pise y así higienice las suelas de su calzado”, asegura Felipe Pantano, gerente de operaciones de Figaro Barber Shop.

Aunque en algunos municipios libres de Covid-19 se ha ido flexibilizando la cuarentena, es un proceso hasta ahora que no está siendo aplicado de forma homogénea y en la capital y las principales ciudades del país todavía no está permitido. “Sabemos que el contacto con el cliente en los salones es muy estrecho, pero ya estamos acondicionándolos con todas las medidas necesarias para el cuidado personal. Los clientes nos están pidiendo que vayamos a sus casas, lo cual es más riesgoso para las familias y la comunidad porque en los hogares es más difícil cumplir con las reglas de desinfección”, asegura Pantano.

La organización Barberías Unidas envió una carta a las diferentes autoridades para que se autorice la reapertura gradual de los establecimientos, proponiendo un diálogo cordial y productivo que permita encontrar una pronta solución para evitar la pérdida de empleos y la quiebra de muchos negocios.

“Necesitamos un puente, un delegado del Gobierno con quien podamos construir el medio o canal de reactivación de nuestras actividades y que nos permita volver a trabajar lo más pronto, que nos ayude a volver de manera homogénea, coordinada y supervisada a todos los que dependemos de esta actividad económica. De igual forma queremos invitar a los medios de comunicación, para que respalden esta iniciativa y apoyen nuestro llamado”, concluye Isaza.

Barberías Unidas invita a todos los pequeños negocios, grandes cadenas y grupos de interés asociados al sector económico barberil para que se unan a la campaña #barberiasunidas #regresoseguro y se registren en www.barberiasunidascol.org, un portal donde podrán encontrar material público sobre protocolos de seguridad para un regreso seguro, enmarcado en los decretos y resoluciones vigentes, al igual que documentos que orientan a los empresarios y a la comunidad sobre como reactivar las actividades de la mejor manera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *