«Anomalía del Atlántico Sur»: Descubren que la Tierra podría invertir sus polos

mayo 23, 2020 6:09 pm

Un grupo de científicos europeos hizo un descubrimiento sorprendente. Según sus estudios, el campo magnético de la Tierra -esa forma de protección natural de la radiación cósmica- se está debilitando.

El fenómeno fue llamado «Anomalía del Atlántico Sur» e implica una reducción de la intensidad magnética entre África y América del Sur. Este tipo de actividad está causando grandes complicaciones en satélites y otras naves que vuelan por el área.

El campo magnético es lo que protege a la Tierra no solo de la radiación cósmica, sino también de algunas partículas que emite el sol. En solo cinco años, según observó el grupo de especialistas, se formó un «centro de intensidad mínima en el área». Esto, para los investigadores, es una señal de que la Tierra se dirige hacia una inversión de polos, algo que no ocurre desde hace 780.000 años. De ocurrir, los polos norte y sur cambiarían de lugar.

Universo paralelo: qué hay detrás del supuesto hallazgo que habría confirmado la NASA

La Agencia Espacial Europea (ESA) fue el organismo que extrajo datos de la constelación de satélites Swarm de la agencia y la responsable del sorprendente descubrimiento. La ESA lleva varios años estudiando el campo magnético: específicamente, desde fines de 2013, se embarcó en una misión que incluyen monitorear la actividad de tres satélites idénticos que brindan cifras de campo de buena calidad.

Los satélites, que debido a este fenómeno están experimentando problemas técnicos, están diseñados específicamente para identificar y medir las diferentes señales magnéticas que componen el campo magnético de la Tierra.

«El nuevo mínimo oriental de la Anomalía del Atlántico Sur apareció en la última década y en los últimos años se está desarrollando vigorosamente», sostuvo Jürgen Matzka, del Centro de Investigación de Geociencias de Alemania. «Somos muy afortunados de tener los satélites Swarm en órbita para investigar el desarrollo de la anomalía del Atlántico Sur. El desafío ahora es comprender los procesos en el núcleo de la Tierra que impulsan estos cambios».

El campo debilitado estuvo en el foco de los especialistas durante un buen tiempo, por eso, saben que perdió el 9% de su intensidad en los últimos 200 años. Lo que se supo ahora es que la debilidad se desarrolló aún más, especialmente en el área entre África y América del Sur. Para la ESA esto no implica ningún riesgo inmediato: «la disminución de la intensidad en el Atlántico Sur que ocurre ahora está dentro de lo que se considera niveles normales de fluctuaciones», manifestaron.

Entre 1970 y 2020, la fortaleza en la mencionada región se redujo de alrededor de 24.000 nanoteslas a 22.000, según los datos recopilados por Swarm. Lo que se considera desconcertante es que la anomalía creció y se movió hacia el oeste a un ritmo de alrededor de 12 mph. Según los pronósticos del grupo de investigadores, dado que en los últimos cinco años se formó un centro de intensidad mínima al sudoeste de África, la Anomalía del Atlántico Sur podría dividirse en dos células separadas.

Una posible explicación sobre el debilitamiento del campo es que la Tierra puede estar yendo hacia una inversión de polos, lo que ya sucedió en el pasado. De hecho, los investigadores dicen que «estamos muy atrasados», ya que el fenómeno ocurre «aproximadamente cada 250.000 años» y la última vez que los polos se invirtieron en la Tierra fue hace unos 780.000 años.

«Nunca antes habíamos visto algo así», manifestó el investigador principal Phil Livermore, profesor asociado de geofísica en la Universidad de Leeds. «Nuestras predicciones son que el polo seguirá avanzando hacia Siberia, pero pronosticar el futuro es un desafío y no podemos estar seguros», declaró a Live Science.

Deja un comentario