Con marcha de trapos rojos conductores de servicio intermunicipal pidieron retomar actividades

mayo 27, 2020 4:35 pm

Los conductores de buses de servicio intermunicipal del país protestaron el miércoles con movilizaciones y trapos rojos en sus vehículos para exigir al Gobierno que les permita retomar sus actividades después de dos meses de parálisis por el aislamiento para contener el coronavirus.

Aunque Colombia ha comenzado una apertura gradual de algunas actividades económicas con medidas de bioseguridad, el presidente Iván Duque advirtió que el transporte de pasajeros por carreteras, al igual que el tráfico aéreo, continuará cerrado por ahora pese a que a partir de la próxima semana otros sectores reanudarán sus operaciones.

De acuerdo con estadísticas del Ministerio de Transporte, en el país existen más de 38.000 autobuses que prestan el servicio intermunicipal, una actividad que genera más de 50.000 empleos directos.

“Es una movilización a nivel nacional de todo el transporte intermunicipal originada por la grave crisis que estamos sufriendo tanto empresarios, como conductores y propietarios de los vehículos, llevamos dos meses y medio sin recibir ningún ingreso lo que ha afectado el pago de salarios de trabajadores y el sostenimiento de las empresas”, dijo Edgar González, representante de una compañía de transporte.

González pidió al Gobierno que les permita reanudar actividades con medidas de bioseguridad que incluyen la frecuente desinfección de los autobuses y la obligatoriedad del uso de tapabocas para conductores y pasajeros.

“Lo que necesitamos es trabajar”, aseguró el representante de la empresa de transporte durante una concentración cerca de la terminal de autobuses de Bogotá.

Concentraciones y movilizaciones similares se realizaron en las ciudades de Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga y Tunja.

González advirtió que, para evitar un alza de las tarifas, el Gobierno les debe permitir trabajar por lo menos a un 70% de su capacidad, y así cubrir los costos de operación.

Anualmente más de 190 millones de pasajeros se transportaron en autobús en el país sudamericano.

El conductor Alexander Barajas se unió a las voces que piden al Gobierno permitir la reanudación del transporte de pasajeros en autobuses, sector que deja de recibir 1,8 millones de dólares al día por la parálisis.

“Que nos tenga en cuenta a nosotros los transportadores, de permitirnos iniciar servicios, labores el primero de junio, nosotros dependemos de estos carros, de estas empresas las cuales están a punto de la quiebra”, dijo Barajas un conductor de 48 años que cubre las rutas Bogotá-Cali y Cali-Medellín.

La ministra de Transporte, Ángela María Orozco, sostuvo una reunión virtual con representantes de los transportadores intermunicipales para establecer un plan de trabajo que permita reanudar el servicio con altos niveles de seguridad. Reuters

Deja un comentario